Vinos argentinos, tras la preferencia de los colombianos

El 80 por ciento del consumo de vinos del país, cerca de 1,5 millones de cajas, son importaciones.

Archivo Portafolio.co

Federico Lleonar / Embajador Global de Vino de Pernod Ricard Colombia

Archivo Portafolio.co

POR:
diciembre 21 de 2011 - 11:53 p.m.
2011-12-21

 

En el 2001 se vendían en Colombia 30.000 cajas de vino argentino y hoy esa cifra llega a 330.000 cajas.

Así muestra los avances de las marcas argentinas en el país, Federico Lleonar, desde hace un año, embajador Global de Vino de Pernod Ricard Colombia.

Si bien la preferencia por los chilenos sigue siendo predominante entre los vinos que se importan en Colombia, el ritmo de crecimiento es menor frente al aumento de venta de los argentinos, especialmente en los últimos 10 años, explica el experto, que también está a cargo de las actividades de comunicación y capacitación para sus bodegas de Argentina, Graffigna y Etchart, en todos sus mercados de exportación que alcanzan a ser más de 40 en todo el mundo.

Se estima que el 80 por ciento del consumo de vinos de los colombianos, cerca de 1,5 millones de cajas, corresponde a importaciones. Lleonar reconoce que el aumento de ese origen tiene que ver con el interés de los consumidores colombianos por la bebida, junto al desarrollo de la industria gastronómica. Argentina es el octavo país en el mundo en consumo y es el quinto productor.

El consumo interno es muy fuerte en ese país.

Además, mientras que Chile exporta cerca del 80 por ciento de lo que produce, Argentina está en menos del 20 por ciento, lo que indica que el desarrollo de ventas internacionales apenas abre camino para ese país.

El experto destaca el crecimiento del consumo de vino en Latinoamérica, con la particularidad de que la puerta de entrada han sido los restaurantes con su oferta de comida sofisticada y, más recientemente, con todas las propuestas de comida autóctona, que ha sido objeto de una revaloración.

Y en ese fenómeno, anota Lleonar, en Colombia también aplica.

A su juicio, el segundo paso para expandir el negocio consiste en que quienes lo toman sientan que llega la hora de que el vino esté en la mesa de sus hogares. Las variedades, especialmente el Malbec, es un atractivo para esta bebida que se produce en ese país suramericano.

Cada vez más consumidores en Estados Unidos, el Reino Unido y Canadá están buscando vinos argentinos.

Constanza Gómez G.

Economía y Negocios 

Siga bajando para encontrar más contenido