Viva Air busca expandirse a un tercer país en Suramérica

La aerolínea, que opera en Colombia y Perú, espera cerrar el año con cuatro millones de pasajeros movilizados.

Felix Antelo

Felix Antelo, CEO de Viva Air.

Cortesía: Viva Air.

POR:
Portafolio
septiembre 13 de 2018 - 10:17 p.m.
2018-09-13

El panorama de las aerolíneas de bajo costo en Colombia se mantiene en un ambiente de crecimiento, de acuerdo con Felix Antelo, CEO de Viva Air.

Según el ejecutivo, el aumento de la demanda y del tráfico aéreo se ha hecho evidente desde la llegada de su aerolínea al país, en el 2012, y de otras que sobre la promesa de ofrecer los precios más bajos posibles, comenzaron a capturar a un público que anteriormente no consideraba esta posibilidad para viajar.

(Lea: Viva Air transportó 1,9 millones de viajeros en el primer semestre)

De acuerdo con Antelo, quien dialogó con Portafolio, el proceso de expansión en el que se ha mantenido la compañía desde sus inicios ahora no solo se limitará a la ampliación del número de rutas y de frecuencias, sino que están buscando un tercer país para comenzar a operar.

El proyecto se materializaría en el 2020 y sería anunciado de manera oficial en máximo 18 meses.

(Lea: Las nuevas rutas directas que tendrá Viva Air en el país

La idea con eso, según el ejecutivo, es entrar a competir de manera “más agresiva y sostenida a nivel internacional”, aprovechando la compra de la nueva flota de 50 aviones que empezarán a recibir en octubre.

A partir de este mes, la compañía empezaría a renovarse en varios niveles, pues los primeros cuatro aviones que estrenarán en Colombia y los dos que irán a la base en Perú darán paso a cinco nuevas rutas.

Así, en lo que resta del 2018, Viva Air empezará a volar los trayectos: Medellín-Lima, Santa Marta - Miami, Santa Marta - Bucaramanga, Santa Marta - Pereira y Santa Marta - San Andrés.

(Lea: Viva Air espera transportar este año 3,5 millones de pasajeros

No obstante, la compañía se encuentra en proceso de preparación para operar la ruta Bogotá - Cartago a comienzos del 2019, por lo que planean poner los tiquetes a la venta antes de que finalice el año.

“Estamos convencidos de que hay que desarrollar los mercados secundarios, entre las regiones, porque si fuera tan evidente volar entre Santa Marta y Bucaramanga, por ejemplo, ya desde hace 10 años habría aerolíneas compitiendo en estos lugares”, señaló Antelo.

De la mano de esta inversión, que les permitirá continuar reduciendo costos para poder sobrellevar el aumento en el precio del dólar sin que eso afecte las tarifas de los tiquetes, el ejecutivo manifestó que tienen nuevas prioridades sobre la mesa dentro de las que se destaca mejorar la calidad en el servicio al cliente.

“Sin olvidarnos del hecho de optimizar los recursos y de trabajar por mantener los bajos costos para poder ofrecer bajos precios, que es nuestra razón de ser, queremos empezar a generar un vínculo con los clientes, para que no vuelen con nosotros solo porque somos los más baratos, sino que queremos generar una experiencia memorable. Por esa razón, queremos volvernos más flexibles”, indicó Antelo.

Para lograr este objetivo, en el 2018 la empresa invirtió cerca de un millón de dólares en renovación de su página web y de los sistemas internos, como por ejemplo el de planificación de itinerarios.

“Aunque esto no es algo que los clientes vean, es un cambio que se hace de cara a mejorar su experiencia, porque mejores sistemas permiten tener más robustez y no cometer errores, para que los vuelos salgan a tiempo, que es lo primero que la gente nos pide y en lo que hemos mejorado”, dijo Antelo.

Adicionalmente, la aerolínea también empezó a hacer capacitaciones de servicio a sus colaboradores y está evaluando modificar el modo como se tasa el valor del sobrepeso de las maletas, para que se haga de manera proporcional.

“Nos hemos enfocado sobre todo en el personal de los aeropuertos, que era donde teníamos el índice de reclamos más alto, para que ellos puedan ser flexibles con los pasajeros. De esta forma, si por ejemplo una maleta se pasa en 100 gramos de peso, no se le cobre igual a que si se pasa por el doble, porque hasta el momento hemos sido muy estrictos y eso nos perjudica haciendo una destrucción de valor que se replica entre los conocidos de las personas y en sus redes sociales”, explicó Antelo.

Con este proyecto, la compañía aérea planea mejorar su cultura organizacional, que consideran tan importante como la parte operacional, en la que, según resaltan, han ido encontrando un mayor equilibrio. “Yo creo que el precio de los tiquetes solo tiene una dirección y es que va a seguir bajando, por eso las aerolíneas deben ser creativas para ser tan eficientes como cautivadoras”, concluyó Antelo.

Siga bajando para encontrar más contenido