Vivienda usada sube más de precio que vivienda nueva | Empresas | Negocios | Portafolio

Vivienda usada sube más de precio que vivienda nueva

Precios subieron 12,4% en el último año, según el Emisor. Medidas del plan de estímulo podrían impulsar más los precios que la oferta, dice Asobancaria.

POR:
abril 24 de 2013 - 03:48 a.m.
2013-04-24

Los precios de la vivienda usada que registra el Banco de la República subieron el año pasado más que los precios de la vivienda nueva, a la que que le hace seguimiento el Dane.

Así lo confirma el índice de precios de vivienda usada que calcula el Emisor, que subió 12,44 por ciento en el 2012 en términos reales (es decir, quitándole la inflación).

Con anterioridad, el Dane había informado que los precios de la oferta nueva se habían incrementado, también el año pasado, 11,33 por ciento, sin descontar la inflación.

Al restarle esta, el alza quedó en 8,9 por ciento.

Tanto en el caso de la vivienda usada como en el de la nueva, los índices de precios muestran que estos han alcanzado los niveles más altos desde que hay registros.

Según las cuentas del Emisor, por ejemplo, las casas y los apartamentos de segunda tienen los valores más elevados desde 1988, año en que comienza la serie del índice de precios.

La noticia sobre estos precios se conoce días después del anuncio del Gobierno de aplicar por tercera vez el subsidio a la tasa de interés, con lo que busca impulsar la compra de vivienda entre la clase media y el programa para gestionar otras 100.000 VIS, que esta vez no serán gratis.

En los dos casos, las medidas buscan fomentar la inversión, pero, tal como lo afirma Asobancaria, al estar concentradas en la demanda, “existe la preocupación de que eso termine estimulando más los precios que la oferta”.

Y es que, como sucedió con la primera fase del subsidio, que también fue para la clase media, ahora la expectativa está en que mucha gente salga a buscar casa y no encuentre suficiente, a lo que debe sumarse un entorno que sigue marcado por la falta de suelo, la tramitología y, ahora, con menos obras lanzadas al mercado.

De hecho, recientes datos de la comisionista de bolsa Serfinco confirmaron contracciones de 14 por ciento en este último indicador, en enero pasado, lo que presionaría, aún más, los precios.

“Pero esta situación particular de la oferta nueva va en contravía de lo que pasa con la usada, donde, por el contrario, hay mucho inventario, pero con propietarios que aspiran a precios salidos de razón”, aseguró Gabriel Hernández, director ejecutivo de Century 21 Espacio Vital.

Según el directivo, “es gente que aún sueña con el pico de demanda de septiembre pasado, mientras que nosotros lo que vemos –por lo menos en este segmento– es compradores frenando su intención, porque prefieren esperar hasta que el proceso, un tanto especulativo y que ha disparado los precios, se adapte a la realidad”.

Siga bajando para encontrar más contenido