Hacer viviendas, arrendarlas y administrarlas, en estudio

Iniciativa sugiere que constructores manejen todo el ‘paquete’. Gobierno subsidiaría parte del canon.

Hacer viviendas, arrendarlas y administrarlas, en estudio

Archivo Portafolio

Hacer viviendas, arrendarlas y administrarlas, en estudio

Empresas
POR:
febrero 03 de 2015 - 12:17 a.m.
2015-02-03

Los constructores deberían desarrollar proyectos de vivienda para alquilar, pero no necesariamente con el fin de que los arrendatarios tengan la opción de compra, como sucede con el leasing habitacional.

Esta fórmula volvió a tomar fuerza entre los gremios del sector y el Gobierno, a propósito de la cuenta regresiva del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2014 - 2018.

Según Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), la iniciativa sugiere que las empresas edificadoras no solo hagan los proyectos, sino que los mantengan y administren.

“Hay muchas familias que pagan un monto en un inquilinato, pero que podrían destinarlo para vivir en arriendo en un espacio más digno, con la ventaja de que el Gobierno podría subsidiar una parte de ese canon”, explicó la directiva.

Lo interesante de la figura es que durante tres años y medio, en promedio, las familias podrían ahorrar, demostrar que son juiciosas en los pagos y, por lo tanto, tras tener un buen historial crediticio, acceder a un préstamo hipotecario en otro proyecto.

LOS BENEFICIARIOS 

La propuesta se plantea inicialmente para quienes ganan entre 1 y 1,5 salarios mínimos, donde hay una altísima demanda.

César Llano, presidente de la Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas), considera que es una medida interesante.

Sin embargo, para satisfacer la rentabilidad de quienes construyan con el fin de arrendar se requeriría de exenciones tributarias.

“También deberían sumarse otras de carácter local para apalancar, por ejemplo, proyectos de renovación urbana”, enfatiza Llano, quien considera que el éxito de la propuesta también debe sustentarse en ajustes al tema de la restitución de los inmuebles, cuando el arrendatario incumpla.

“Actualmente, es un proceso lento y esto frena a los constructores”, anota el directivo que, además, considera clave construir en grandes volúmenes.

El ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, coincide en que “es una buena opción y agrega otras razones: se asegura el acompañamiento a las familias por parte del constructor y, de paso, impulsa la movilidad social.

“Sin embargo, lo más importante es que al estar administrado por los constructores también se garantizaría el sostenimiento (administración, cuidado de zonas comunes, etc.)”, concluye.

Gabriel E. Flórez G.
Economía y Negocios