Volar con niños y mascotas ahora es más fácil

Se acercan las vacaciones, los niños están listos para el viaje, pero ¿aún no ha previsto que hacer con la mascota?, ¿ha pintado en su mente una película abrumadora de niños, perro y maletas en el aeropuerto?

Viajar con niños o con mascotas no debe ser un dolor de cabeza

Archivo Particular

Viajar con niños o con mascotas no debe ser un dolor de cabeza

POR:
marzo 28 de 2014 - 04:43 p.m.
2014-03-28

No se aterre, todas las aerolíneas contemplan en sus planes de vuelo algunas políticas para el traslado de menores de edad y sus mascotas. Aquí algunas recomendaciones al respecto.

Si viajar con niños y mascotas le parece una aventura titánica y agobiante. ¡Relájese!, pierda cuidado y tome atenta nota de las políticas establecidas por algunas de las diversas aerolíneas que vuelan en Colombia, ajustadas  al RAC (Reglamento Aeronáutico Colombiano).

INFANTES A BORDO

“Son considerados infantes, los pequeños hasta de 23 meses; de 3 a 13 o 14 años de edad (depende de la aerolínea) son niños; y para cada uno de ellos, las aerolíneas han creado políticas de viaje, si van acompañados de sus familiares o amigos, o si por el contrario son recomendados a la aerolínea”, afirmó Figueroa, agente de viajes.

Si usted es de los que viaja en familia con sus hijos, programe su viaje con tiempo, evite las escalas y manténgase apartado de las multitudes en el aeropuerto.

Sea una madre o un padre ingenioso, empaque juguetes silenciosos con los que los niños puedan divertirse en el vuelo; o si le es posible, juegue con sus hijos antes de abordar, de manera que estén agotados y duerman durante el vuelo.

¡Quemar energía es ideal si se trata de un vuelo largo!  Sea precavido y haga su check in por internet, así solo tendrá que ocuparse del chequeo de su equipaje en el aeropuerto, complementó la agente.

Aerolíneas como LAN exigen que los infantes viajen acompañados por un adulto, mayor de 18 años, puede compartir el asiento con el menor, pagando un porcentaje de la tarifa, más tasas de embarque e impuestos. 

De viajar con dos niños, menores de dos años, se debe pagar un asiento adicional en tarifa de niño  en cabina Economy, afirmó Juan Rivera, funcionario de la compañía.

“La política de Avianca considera como infante a todo niño que no ha cumplido 24 meses (2 años) de vida.

Para tal caso, se acepta un infante por adulto sentado sobre las piernas del mayor; poseer un boleto, exceptuando vuelos al interior de Colombia, toda vez que el infante viaje en las piernas del adulto; tener un certificado médico que avale su condición para viajar, si el infante posee menos de 10 días de nacido”, dijo Janeth Benítez, gerente prensa Colombia - Europa.

NIÑOS SIN ACOMPAÑANTE

Para niños entre 5 y 11 años que viajan sin acompañante, Lufthansa ha creado un servicio de asistencia prestado por empleados con formación especializada que se ocupan durante todo el viaje de la comodidad y la tranquilidad de los pequeños.

“Desde el check-in en adelante, un representante de Lufthansa se ocupa de los jóvenes pasajeros y de todas las formalidades del viaje.

En el aeropuerto de Frankfurt, además, disponemos de salas de guardería propia, en la que los niños disfrutan de su tiempo de espera con diversas actividades y juegos.

Tras el embarque, un auxiliar de vuelo se hace cargo de los pequeños y les ofrece su atención durante todo el vuelo. Y para vencer el aburrimiento, los niños disponen a bordo de juegos y material de dibujo, así como de un programa infantil de entretenimiento”, manifestó Patricia Torres, jefe de prensa Lufthansa Colombia.

Después de aterrizar, otro representante de Lufthansa recoge a los niños sin acompañante al pie del avión y los lleva junto a la persona encargada de recogerlos.

También se cuenta con un servicio de acompañante para niños de mayor edad, agregó Torres.

Avianca, por su parte, ofrece asistencia y acompañamiento antes, durante y después del vuelo para niños desde los 5 hasta los 17 años. La asistencia al menor sin acompañar comienza en el momento en que es recibido en el aeropuerto y finaliza cuando es entregado a la persona designada como responsable en su destino final.

Es necesario llevar a la mano los datos (nombre, número de identificación oficial, dirección y teléfono) de la persona que entregará y recibirá al menor. En el caso contrario no podrá ser transportado.

“Los padres o acudientes deben diligenciar y firmar, el formulario para el “Transporte de Menores sin Acompañar”, el cual será proporcionado por los Colaboradores del aeropuerto.

El adulto que acompaña al menor en el aeropuerto de origen debe permanecer disponible hasta que se confirme la salida del vuelo. De igual forma, la persona autorizada para recibirlo debe estar disponible en el aeropuerto de destino a partir de la hora prevista de llegada o desde que se confirme el arribo del vuelo”, argumentó Benítez.​

El servicio UM (Menor no acompañado) de LAN garantiza que los niños viajen sin padres o tutores y lleguen seguros al destino.

El personal abordo custodia al menor durante el trayecto y lo entrega al final del viaje al adulto responsable del menor.

Los niños que viajan solos deben ser autosuficientes en su alimentación y capaces de cubrir sus necesidades básicas de higiene. LAN se hace responsable de vuelos directos o vuelos con escalas cortas que no requieran pasar la noche.

PERROS Y GATOS EN EL AVIÓN

Para Diana Figueroa, agente de viajes, “las vacaciones son para disfrutarlas, es un tiempo de descanso en el que se dejan atrás los asuntos de la casa o del trabajo.

¡Qué la mascota no se convierta en su dolor de cabeza! Antes de viajar, el pasajero debe indagar si el hotel donde se van a alojar con la familia les acepta la mascota. Por las aerolíneas no hay problema. Un guacal y ¡listo!”.

Juan Rivera, manifiesta que LAN dispone de políticas específicas para el traslado de mascotas.

“Pueden viajar perros y gatos mayores de 8 semanas en la bodega del avión, sujetos a las condiciones de transporte de exceso de equipaje; pues este servicio está sujeto a disponibilidad, por lo cual deben solicitarlo al momento de hacer la compra, hasta 48 horas hábiles antes del vuelo”.

Por su parte, Janeth Benítez de Avianca manifiesta que “el servicio solo aplica para mascotas con un peso máximo de 20 kilos, las razas conocidas como agresivas deben viajar en bodega en un contenedor metálico.

Los perros con altura superior a los 35 cm, deben usar bozal durante todo el viaje. Se recomienda “entrelazar” el bozal con el collar para evitar que el perro se lo quite, y pueda usar su hocico para salirse del guacal y lastimarse.

El tamaño del contenedor o guacal le debe permitir a la mascota, en cualquier momento, permanecer parado en su posición normal, girar a su alrededor y acostarse con toda facilidad, de manera natural”.​

La norma de la RAC dicta que salvo autorización de la aerolínea, las únicas mascotas que pueden viajar en la cabina de los pasajeros, son los perros lazarillos para personas invidentes, los demás animales deben viajar en las bodegas de carga. 

En este caso, LAN solicita certificado médico que demuestre que la mascota es indispensable para el pasajero en cabina.

El certificado debe tener máximo un año de antigüedad con el sello del psicólogo, siquiatra o médico tratante.

El perro debe llevar puesto un bozal con correa y debe estar en el asiento delantero a los pies  del pasajero que lo transporta. En caso de que el espacio sea muy pequeño o el perro muestre comportamiento agresivo, deberá trasladarse a la bodega del avión.

Patricia Torres de Lufthansa, asegura que “perros y gatos pueden viajar cómodamente en Lufthansa.

Dependiendo de su peso y tamaño se ofrece la posibilidad de transportar animales dentro de la cabina de pasajeros o en la bodega del avión.

El procedimiento es muy sencillo, solamente se necesita que el pasajero notifique en el momento de la reserva que viaja acompañado por su mascota.

Los animales que, por su tamaño, no pueden viajar en el interior de la cabina, son transportados en una sección climatizada de la bodega de carga, dentro de contenedores acondicionados para ellos”.

Antes de transportar animales se debe cumplir con los requerimientos sanitarios indicados por el ICA – Sanidad Portuaria, como certificado de salud del animal, carné de vacunación e inspección a la mascota (en caso de vuelo internacional).

El animal deberá viajar en un guacal apto para su transporte. Tenga en cuenta que el pasajero es responsable de las precauciones mínimas de higiene y sanidad de la mascota, afirmó Uriel Bedoya, funcionario de la Aeronáutica Civil.

OJO CON SU MASCOTA

Al tomar la decisión de viajar con su mascota recuerde que su fiel amigo de cuatro patas también está de vacaciones, así que tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

Ø  Ningún animal debe ir sedado.

Ø  Cuando el vuelo es con código compartido, el pasajero dueño de la mascota debe tener en cuenta que se aplicarán las condiciones y restricciones de la aerolínea más restrictiva.

Ø  El pasajero debe informar edad, peso, dimensiones y raza de la mascota, así como las características de la jaula en la que viajará el ‘amigo fiel’, con el fin de asegurar su embarque. 

El guacal debe ser firme, a prueba de filtraciones, con piso absorbente, con seguro y ventilación.

Ø  Consulte con la aerolínea las razas de animales que sufren dificultades respiratorias al viajar.

PARA TENER EN CUENTA

Por lo general, el viernes es el día más ocupado del aeropuerto, y el sábado el menos ocupado.

Los vuelos en la mañana suelen ser los de menor retraso.

Las razas de perros y gatos con nariz chata suelen presentar problemas respiratorios y sufrir Síndrome Respiratorio Braquicefálico.

Gloria Umbacía

Siga bajando para encontrar más contenido