Los zapatos portugueses dirigen sus pasos hacia Colombia

Una delegación de 17 empresas estará presente en la próxima edición de Colombiamoda. Quieren mostrar la calidad, diseño y variedad de su calzado, así como aprovechar el TLC con la UE.

Francia, Alemania, Holanda, España y el Reino Unido son los principales países compradores del calzado portugués.

Archivo Particular

Francia, Alemania, Holanda, España y el Reino Unido son los principales países compradores del calzado portugués.

POR:
junio 12 de 2014 - 12:43 a.m.
2014-06-12

Con una experiencia de más de 40 años, la industria del calzado de Portugal se lanzó hace un par de décadas a la conquista del mercado internacional.

Sus zapatos ya andan por toda Europa, Estados Unidos, Canadá, Australia y China, entre otros destinos, y ahora quieren caminar por Colombia y América Latina.

Por eso, en la próxima edición de Colombiamoda, que se llevará a cabo del 22 al 24 de julio en Medellín, una delegación de 17 empresas portuguesas estará presente, no solo con un estand para que el público y los empresarios conozcan la calidad y variedad de sus productos, sino también con un desfile que hace parte de la parrilla oficial de este evento.

A Medellín llegan con dos objetivos: conocer el mercado y hacer contactos.

“Colombia es un mercado emergente no muy explotado por nosotros”, comenta Eduardo Guimaraes, de J. Reinaldo, una de las marcas de zapatos que vienen.

“Queremos entrar a Colombia y desde ahí, a toda Suramérica”, agrega.

“Ofrecemos diseño y un precio que puede seducir a las colombianas y a las nuevas generaciones que sabemos que aprecian las cosas bonitas y tienen la mente abierta a la moda”, aduce Felipe Souza, de la marca Eureka.

“Tenemos un producto distinto y queremos mostrarlo. Colombia es un mercado que está subiendo de nivel, con una economía estable.

Además, somos parecidos: divertidos, alegres y la comunicación a través del ‘portuñol’, nos favorece”, comenta Pedro Ramos, de la marca Ambitious.

Y agrega otro argumento, aún más favorable: “Con las tasas de aranceles casi nulas y mucha flexibilidad y facilidades, gracias al Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Colombia, es más fácil importar y exportar”.

MARCA PROPIA

Con una producción de calzado (hombre, mujer y niños) concentrada en la ciudad de Oporto y alrededores, en el 2012 Portugal exportó 71 millones de pares de zapatos (de los 74 millones que produjo) por valor de 2.122 millones de dólares.

Unas 1.670 compañías componen la cadena de producción, que genera alrededor de 41.300 puestos de trabajo.

La mayoría son empresas que comenzaron hace 40 produciendo de manera artesanal, sin mucha tecnología, para el consumo interno y algo para las colonias portuguesas en África. “Con la revolución de 1974 el mercado se abrió y con el tratado Efta (Acuerdo Europeo de Libre Comercio) comenzó la compra de zapatos portugueses por parte de Europa.

Gracias a eso, llegaron empresas europeas a pedir que les hiciéramos zapatos”, cuenta Fortunato Frederico, dueño de la marca de zapatos Fly London y presidente de la Asociación Portuguesa de Fabricantes de Calzado, Componentes, Artículos de Cuero y sus sustitutos, Apiccaps.

Entonces comenzó un proceso de tecnificación y modernización que les permite producir desde 700 hasta 3.000 pares de zapatos diarios, según la empresa.

Con la experiencia adquirida de maquilar para otros (por ejemplo, para Clarcks, Dolce & Gabbana, Armani, Tommy Hilfiger), hace diez años la industria decidió hablarle al mundo a nombre propio y la mayoría de empresas dedicadas a la maquila comenzó a sacar sus propias marcas exhibiendo orgullosos el made in Portugal.

En promedio, el 95 por ciento de la producción total de esta industria se exporta, ya sea bajo la marca de otros (casi el 80 por ciento) o con las propias.

El 74 por ciento del calzado es hecho en cuero, que consiguen en el país o importan de Italia, principalmente.

Los argumentos de venta: “diseño, calidad y seriedad en los negocios”, dice Frederico. “Tenemos buena relación precio-calidad. Aunque es el segundo más caro después de Italia, sigue siendo competitivo porque tenemos una ventaja: producimos en casa”, agrega. “China puede hacer zapatos más baratos, pero no la mejor calidad”, apunta Paulo Goncalvez, directivo de Apiccaps.

OPINAN EMPRESARIOS NACIONALES

Una misión de empresas comercializadoras y tiendas de Colombia (Arturo Calle, Mario Hernández, Calzado Nueva Moda, Calzado Caprino, Calzado Smith Shoes y Lina Cantillo, entre otros) estuvo en Oporto conociendo las empresas.

“Portugal tiene una industria muy avanzada, con fábricas muy bien organizadas y un gran apoyo del gobierno. Y un producto de alta calidad y de moda, especialmente en masculino”, comenta Leonardo Mora, de Arturo Calle.

Para Adriana Manzano, de Mario Hernández, “son fábricas con un proceso muy ordenado y avances tecnológicos, y el producto es de calidad e innovador”.

Ambos opinan que el precio es alto para nuestro mercado. “No es un producto masivo”, dice Manzano. “Sería para un nicho específico del mercado”, agrega Mora.

Natalia Díaz Brochet

natdia@eltiempo.com

Oporto (Portugal)

Siga bajando para encontrar más contenido