‘Zar de la chatarra’, un James que le hizo gambeta a la Dian

En recobros por supuestas exportaciones, James Arias se habría llevado al bolsillo casi medio billón de pesos en un año. Autoridades creen que estos pagos se realizaron mediante documentos falsos y que dichos envíos nunca se realizaron. Su nombre está incluido en uno de los mayores fraudes a la Dian

Empresas
POR:
abril 14 de 2015 - 11:03 p.m.
2015-04-14

James Francisco Arias Vásquez. Quizás este nombre no cale en la memoria con facilidad. Es más, es muy probable que al ver una de las pocas fotografías que circulan de él en Internet tampoco sea fácil reconocerlo y saber de quién se trata.

Sin embargo, al decir ‘Zar de la Chatarra’ más de uno, aún sin precisar su figura, nombre y actividad, puede hacerse una idea de quién es él.

Aunque para muchos, las investigaciones contra este personaje son recientes, James Francisco Arias, el ‘Zar de la chatarra’, es ya un viejo conocido por las autoridades colombianas.

Su nombre ya había sido relacionado en 2013 en la investigación por el fraude a la Dian, cuyo plan habría orquestado Blanca Jazmín Becerra, señalada de ser el 'cerebro' de una organización mediante la cual se realizaban solicitudes de devoluciones de IVA irregulares a través de documentos y resoluciones falsas.

Aunque él mismo negó estos señalamientos en una entrevista con EL TIEMPO, desde ese momento, los pasos del ‘Zar’ han estado bajo el radar de las autoridades.

Arias es señalado de liderar un entramado empresarial de unas 80 firmas que habría utilizado para poner en marcha lo que investigadores de la Fiscalía calificaron como “el más sofisticado caso de contrabando y apropiación de millonarios recursos estatales descubierto en los últimos años”.

Las investigaciones de la Fiscalía señalan que él creó la Comercializadora Internacional Mundo Metal con la que habría recibido dinero por concepto de recobro de IVA por exportaciones ficticias.

Por estas operaciones, Arias Vásquez se habría llevado al bolsillo casi medio billón de pesos en un solo año. Al menos así lo registran las operaciones que él declaró y que, supuestamente, tuvieron por destino más de veinte países.

Uno de sus principales mercados, según consta en las actas, fue el chino, a donde envió material no ferroso que es utilizado en la fabricación de cables hasta aviones.

Sin embargo, para las autoridades lo que más llamó la atención es que varias de las solicitudes de la organización del ‘Zar’ tenían documentados envíos de chatarra a Venezuela, país que prohíbe importar ese material.

Incluso se logró detectar una operación en la que el mismo cargamento de chatarra aparece enviado varias veces a distintos países.

La Fiscalía encontró, además, exportaciones de productos que en Colombia no se fabrican, por lo que la tesis de los investigadores es que esos negocios solo se dieron en el papel, nunca se realizaron y sí se cobraron los millonarios recobros.

Aunque en principio se investigan delitos como contrabando no se descarta considerar otros cargos, ya que detrás de esas operaciones se estaría lavando dinero a organizaciones ilegales.

Pese a toda esta investigación, Arias Vásquez aún sigue libre. Las autoridades ya tramitan una orden de captura en su contra.