Zumba: negocio millonario que no baja el ritmo

Como marca está valorada en 500 millones de dólares. Ganan haciendo feliz a la gente.

Beto Pérez asegura que parte del éxito está en la fórmula de combinar 75 por ciento de rumba con 25 por ciento de ‘fitness’.

Archivo particular

Beto Pérez asegura que parte del éxito está en la fórmula de combinar 75 por ciento de rumba con 25 por ciento de ‘fitness’.

Empresas
POR:
septiembre 05 de 2015 - 12:42 a.m.
2015-09-05

Alberto Pérez, más conocido como Beto, el caleño que puso al mundo a bailar y hacer ejercicio, se paraba frente al espejo cuando tenía 15 años a hacer coreografías e imaginaba que estaba en el escenario frente a millones de personas.

Treinta años después, no solo ese sueño se hizo realidad, sino que él es uno de los tres fundadores y cabeza de una de las empresas más rentables en la industria global del fitness: Zumba Fitness.

La magnitud de esta compañía se refleja cada año en la Convención de Instructores de Zumba que se realiza en Orlando, Florida (EE. UU.), donde se concentra la energía que mueve el que llaman “el negocio de la diversión”.

En agosto pasado se realizó la octava versión, que congregó alrededor de 7.000 personas de más de 185 países que bailaron día y noche.

Durante cuatro días se ofrecieron más de 200 sesiones de las diferentes modalidades (AquaZumba, Toning, Step, Sentao, Gold, Kids) y los Especialistas en Educación de Zumba Fitness (ZES, por sus siglas en inglés) hicieron entrenamientos masivos. Además de abrir una tienda de ropa oficial y un outlet, la jornada se clausuró con un fitness concert con más de 40 artistas.

Según Pérez, el secreto del éxito fue haber ocupado un espacio vacío en el mercado combinando 75 por ciento de rumba con 25 por ciento de fitness.

Y aunque él es el que figura porque baila, el trabajo tiene a dos tocayos con labores cruciales: Alberto Perlman, relacionista público, y Alberto Aghion, administrador. “uno baila, otro habla y el otro firma cheques”, explica (ver recuadro).

Sobre el origen del nombre, recuerda que un día, sentados en un café, surgieron opciones como tinga, tonga, congo, cunga, sumba… “Entonces, les dije que le pusiéramos la Z, porque cuando era pequeño me gustaba el Zorro”.

De ahí en adelante, la explosión de ritmos que empezaron a ir más allá del sabor latino con que nació la Zumba, cruzó fronteras.

“Llegaron correos de personas que querían enseñar y volverse instructores. Y yo decía: ¿cómo así?¿Quieren que lo que yo llevo haciendo quince años, la gente lo haga en dos días? Entonces surgió la idea: un sistema de negocio educacional con una plataforma para que la gente se certifique y a la que cada mes le damos herramientas de trabajo”.

Así nació su plataforma de enseñanza, la Red de Instructores de Zumba (ZIN), que opera literalmente como una red donde la conexión, comunicación y transacciones se hacen a través de la web.

Una Certificación de Zumba Básica empieza en 225 dólares; después, cada persona tiene la posibilidad de ser miembro ZIN pagando una mensualidad de 35 dólares que le permite recibir material, tener su página web y toda la música.

“Zumba no te niega la oportunidad, pero está en ti el crecer y el tener éxito”, concluye Vicky Zagarra, colombiana y la ZES más importante en Europa.

LOS TRES ALBERTOS QUE CONSOLIDARON EL IMPERIO EN EL MUNDO

Muchos desconocen que hay dos tocayos con los que Alberto ‘Beto’ Pérez construyó el imperio. Después de haber alcanzado logros en Colombia, ser coreógrafo de Sony Music y artistas como Shakira, Beto decidió conquistar el mundo. Así, en el 2000 llegó a Miami y sin saber una sola palabra de inglés se enfocó en su proyecto. “Empecé a dar clases por todas partes, 22 horas a la semana. Y llegaron las propuestas; había un tipo con un millón de dólares y mi socio que no tenía plata. Como soy intuitivo lo preferí a él”, recuerda.

El instinto no le falló, el que no tenía millones ni podía hacer un solo paso de baile era Alberto Perlman, quien invitó a su mejor amigo Alberto Aghion, y junto con Beto iniciaron una compañía, inicialmente para vender videos. Hoy tienen un sistema de capacitación y certificación mundial y Red de Instructores Zumba, ZIN. Además, venden su propia marca de ropa, DVD, CD y videojuegos, pero también son una plataforma musical para artistas y productores.

María Luisa Tabares

Especial para Portafolio

Orlando, Florida (EE. UU.)