En octubre, El Tambor abrirá su cuarto punto en Sopó

El restaurante realizará también una apertura cerca a la salida de Bogotá de la calle 80 y luego llegará a otras ciudades principales del país.

Felipe Acosta

Felipe Acosta, socio del restaurante El Tambor.

Foto: Carlos Ortega

POR:
Portafolio
agosto 27 de 2017 - 08:08 p.m.
2017-08-27

El éxito que han tenido las tres sedes del restaurante El Tambor, en la Calera, Cajicá y en el Multiparque de Bima, ha generado la búsqueda de nuevos espacios para aumentar sus comensales. En diálogo con Portafolio, Felipe Acosta, socio de El Tambor y, también de Romeo y Paleta, confirmó que a finales de octubre o en los primeros días de noviembre se realizará la apertura de una sede en Sopó, la cual será más grande que las actuales.

¿Cómo les fue en este primer semestre? ¿Sintieron la caída del consumo al igual que otros sectores?

Sin duda nuestras ventas se han visto afectadas, pero afortunadamente no en números preocupantes ni de la manera como la industria en general ha sido perjudicada. Además, hay que decir que el clima no ha sido el mejor.

¿Cuáles son las expectativas para la segunda parte del año?

Este segundo semestre es importante porque son los meses de vacaciones y la gente sale un poco más entre semana. Además, una de nuestras sedes tiene cerca un parque muy grande que jala a otro tipo de público. Esperaríamos cerrar este añocon un alza entre 10% y 15%, frente al año pasado, y nos daríamos por bien servidos.

¿Cúantas personas atienden en sus sedes?

Entre las tres, unas 10.000 por cada fin de semana aproximadamente. La limitante de capacidad en los restaurantes ha sido uno de lo temas que queremos mejorar. La gente sabe de los problemas en cuanto a espacio de parqueaderos, especialmente en la Calera.

Ya estamos a tope en cada uno de los puntos, gracias al éxito que hemos tenido. Por eso hemos buscado lotes contiguos, pero no es fácil. Pensando en ello, vamos a abrir dos sedes nuevas. La primera en Sopó, hacia finales de octubre o principios de noviembre, frente a la cabaña de Alpina, en un lote importante donde mezclaremos nuestra oferta gastronómica y un sitio de entretenimiento familiar. La segunda será por la salida de Bogotá de la calle 80, a las afueras de la capital, y estaría lista entre diciembre y febrero del próximo año.

¿Llegarán a otras ciudades del país?

Primero queremos focalizarnos en estas nuevas sedes. Sí han llegado propuestas interesantes, pero todavía no hemos tomado ninguna decisión. A mediano plazo, en unos dos o tres años, llegaremos a otras ciudades principales de Colombia.

¿Han llegado propuestas para el modelo de franquicias?

Lo hemos analizado, pero realmente, en principio, no lo vamos a hacer. No necesariamente es una regla para crecer en este tipo de negocios; uno ve marcas como Crepes & Waffles o el Corral, que son exitosas sin haber tenido franquicias. Nosotros lo hacemos con Romeo y Paleta, pero son procesos distintos. No queremos que la marca pueda llegar a ser afectada por personas que no tienen toda la experiencia que hemos cosechado estos años.

¿Qué nuevos productos van a introducir en su menú?

Recientemente agregamos una oferta de comida vegetariana y ha tenido un incremento interesante, por lo que esperamos profundizar en este aspecto. Por otro lado, seguimos con la idea de introducir más productos típicos de nuestra cocina.

¿Cómo va la línea de ‘catering’?

Es un servicio importante que representa 5% de nuestros ingresos, pero esperamos que siga aumentando.

¿Cómo va el negocio de Romeo y Paleta?

Bien, actualmente tenemos siete puntos en Bogotá, Cartagena, Bucaramanga, San Andrés y Valledupar. Vamos a abrir dos más en la capital. El objetivo es introducir artículos de chocolatería o que la gente se pueda llevar para la casa. Estamos vendiendo cerca de 50.000 unidades de paletas mensualmente.

Andrés Quintero
felveg@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido