Equipos en insolvencia suman $60.000 millones en pasivos

Con corte al tercer trimestre del 2017, los clubes América, Real Cartagena y Once Caldas aumentaron sus deudas; el Cúcuta las redujo en más de $6.000 millones.

El Once Caldas y el Cúcuta Deportivo obtuvieron ganancias por $900 millones y $230 millones, respectivamente.

El Once Caldas y el Cúcuta Deportivo obtuvieron ganancias por $900 millones y $230 millones, respectivamente.

Archivo ET

POR:
Portafolio
marzo 05 de 2018 - 09:42 p.m.
2018-03-05

Cuatro equipos del fútbol profesional colombiano comenzaron la temporada 2018 en situación de insolvencia y bajo la lupa de la Superintendencia de Sociedades: América de Cali, Once Caldas de Manizales, Cúcuta Deportivo y Real Cartagena.

A septiembre 30 del 2017, las deudas de estos se acercaban a los $60.000 millones, siendo la escuadra vallecaucana la que más compromisos financieros reportaba, con una cifra que ronda los $17.000 millones.

(Lea: Así fue el comportamiento financiero de los equipos del fútbol colombiano en el 2016

Asimismo, el alto endeudamiento coincide con el ascenso del equipo escarlata a la primera división, lo cual le ha exigido la contratación de refuerzos para encarar sus nuevos compromisos deportivos.

En tres de los cuatro clubes los pasivos aumentaron (América, Once Caldas y Real Cartagena) y solo el Cúcuta Deportivo registraba una considerable disminución de más de $6.000 millones en sus deudas.

(Lea: Mejoran finanzas de los cuatro equipos de fútbol colombianos en crisis

En cuanto a las pérdidas, con corte al tercer trimestre del año anterior, América de Cali reportaba más de $4.000 millones, mientras que el Real Cartagena tenía una cifra superior a los $1.000 millones en rojo. En contraste con lo anterior, el Once Caldas y el Cúcuta Deportivo obtuvieron ganancias por $900 millones y $230 millones respectivamente, hasta septiembre 30.

(Lea: “Equipos de fútbol presentaron buen comportamiento financiero”: Supersociedades

Vale destacar que, según la Supersociedades, de los cuatro clubes en insolvencia en todo el 2016 estos registraron pasivos por $57.486 millones. Esto indicaría que si al tercer trimestre del año pasado tenían un total similar al del 2016, la cifra plena del 2017 va a ser aún más alta en términos de deudas.

Según los balances parciales remitidos a la Superintendencia de Sociedades, los futbolistas también están en la lista de acreedores de estas instituciones deportivas, destacándose el caso del Real Cartagena, donde algunos de sus jugadores han presentado quejas por aparente incumplimiento en los pagos acordados ante esa entidad.

Recientemente, varios integrantes de la nómina del equipo cartagenero solicitaron una audiencia para que se declare el incumplimiento del acuerdo de reorganización, alegando que no se les ha cancelado la totalidad de sus salarios, petición que actualmente está siendo estudiada por la Súper.

De otro lado, la autoridad societaria viene haciendo un seguimiento a la situación del equipo antioqueño Envigado Fútbol Club que, como se recuerda, fue incluido en la llamada ‘Lista Clinton’.

Por tanto, la delegatura de Asuntos Económicos y Contables de la entidad le ha solicitado a su representante legal información sobre la convocatoria a la Asamblea de accionistas, con el fin de enviar una comisión de la entidad para que asista y conozca de primera mano el desempeño financiero y administrativo durante el 2017.

En un informe publicado por la Supersociedades a finales del año pasado, se evidenció que América de Cali, Once Caldas de Manizales, Cúcuta Deportivo y Real Cartagena obtuvieron ingresos totales por $21.621 millones, durante el primer semestre del 2017.

Esta cifra se explicó principalmente por el aumento de más de 120% de los ingresos que alcanzó América de Cali.

El equipo vallecaucano recibió más de $12.500 millones que incluyen,
entre otras fuentes de recursos, el mayor recaudo por taquilla desde su regreso a la primera división del fútbol profesional colombiano.

El Superintendente de Sociedades, Francisco Reyes, explicó en ese momento que “los procesos de reorganización en los que se encuentran incluidos estos equipos están orientados al saneamiento financiero, así como a facilitar el pago de sus deudas para que puedan mantenerse como empresas productivas. De esta manera, pueden seguir cumpliendo con su objeto y participando en el torneo del futbol profesional”.

Siga bajando para encontrar más contenido