Por el dólar caro, Falabella le apuesta a la ropa hecha por mano de obra colombiana 

La cadena planea duplicar sus tiendas en cuatro años y llegar a 44. Para lo que resta del 2016 espera abrir dos más en Bogotá. 
.

Falabella contempla puntos en Bucaramanga, Ibagué y Cali.

Archivo Portafolio.co

Negocios
POR:
Portafolio
agosto 29 de 2016 - 10:21 p.m.
2016-08-29

La cadena de tiendas por departamentos Falabella tiene un plan para completar 44 puntos en el país, lo que implica doblar las que tiene en la actualidad. Así lo anunció Rodrigo Fajardo, presidente de Falabella Colombia, al explicar las perspectivas de la compañía en el país.

Asegura que ante la compleja coyuntura de bajo consumo y mayor costo de las importaciones por la devaluación, la firma ha optado por aumentar sus compras locales, especialmente de prendas de vestir.

¿Qué representa la nueva tienda, qué características tiene y cuál es la inversión? Por ser una zona de ‘outlet’ ¿este local tiene esa condición?

Nuestra nueva tienda en el centro comercial Plaza Central contó con una inversión superior a los 22.000 millones de pesos, cuenta con 9.273 mts. cuadrados de área de venta y generará alrededor de 150 empleos directos. Aunque si bien no está configurada como ‘outlet’, creemos que es una excelente alternativa para aquellos clientes que visitan la zona y que están en busca de opciones variadas, de excelente calidad y a precios razonables.

¿Tienen otras aperturas para este año?

Además de la tienda en el centro comercial Plaza Central estaremos abriendo dos tiendas más en Bogotá en lo que resta del año. Una en el centro comercial Diver Plaza, ubicado en Engativá y otra en el centro comercial Parque La Colina, en la Av. Boyacá con 140.

¿Cómo han estado este año los negocios?

La desaceleración de la economía y la devaluación durante este año han impactado el consumo de los colombianos, y Falabella no ha sido ajena a esa realidad.

¿Cuáles son las proyecciones de crecimiento e inversión en el mediano plazo?

Vemos en Colombia un gran potencial y nuestra intención es permanecer en el país en el largo plazo. Nuestra meta principal es duplicar nuestra presencia a 2020.

¿Qué zonas del país requieren más presencia de la marca?

Actualmente estamos en 9 ciudades. Nuestro desafío es llegar a todas las ciudades intermedias del país. Creemos que ahí hay un gran potencial y un mercado muy interesante para explorar.

¿Cómo han asumido el mayor costo de importar?


Cuando las importaciones son más caras esto impacta directamente al consumidor. En su defensa y como medida para evitar trasladarle estos costos estamos comprando más mercancía local.

Para aquellas referencias en donde la oferta local no alcanza a abastecer la demanda nacional, hemos trasladado en la medida de lo posible nuestras importaciones a países con los cuales Colombia tiene tratados de libre comercio. Por último, estamos apalancando nuestras compras internacionales con la presencia de Falabella internacional para obtener mejores precios.

¿Qué producen en Colombia?

Mayoritariamente vestuario, pero también calzado y hogar. Nos dimos cuenta de que es una excelente forma de ofrecer moda internacional a precios convenientes y a la medida del consumidor colombiano. Es un complemento a la venta que hacemos de las mejores marcas del mundo.

¿Qué significa Colombia para Falabella?

Nos ha impactado mucho la alegría de su gente y su dedicación al trabajo. A pesar de las dificultades que ha vivido el país, los colombianos están comprometidos con crear un mejor futuro. Nos encanta trabajar con colombianos y para los colombianos. Además, es un país lleno de oportunidades por el potencial de mercado que aún está por explorar.

¿Cómo es el consumidor local?


El consumidor colombiano es sofisticado, le gusta estar a la vanguardia y no le gusta despilfarrar.

Sabe lo que quiere y es muy exigente a la hora de escoger lo que compra. Esto significa un gran reto para empresas como la nuestra, donde debemos estar siempre un paso adelante de las tendencias y llegar con propuestas innovadoras y variadas.

¿Cree que el mercado ha decaído?


La economía no ha estado en un buen momento y eso lo hemos visto reflejado en las ventas del comercio formal. Esperamos que el ciclo de consumo revierta esta tendencia y que a final de año podamos cerrar repuntando las ventas del sector.

¿Cómo les ha afectado la coyuntura de mayores tasas de interés en el uso de la tarjeta de crédito propia?

El aumento de los costos de financiamiento de las tarjetas de crédito no ha sido traspasado de manera representativa a los clientes y por eso el uso de las tarjetas ha sido constante en el tiempo. Esta es una herramienta que les permite a las personas cumplir sus sueños, nuestro objetivo es poder seguir aportando a ese propósito.

En los últimos años, dos competidores (Polar y Ripley) se han ido del país. ¿Por qué Falabella se mantiene?


Cuando decidimos abrir tiendas en Colombia lo hicimos apostándole al largo plazo. Aunque si bien circunstancias como los altos aranceles, la devaluación del peso y la desaceleración de la economía han tenido un gran impacto en el negocio, creemos que esta situación es coyuntural. Nuestra visión siempre fue y sigue siendo llegar para quedarnos. Creemos en Colombia y queremos a Colombia.

congom@portafolio.co