Se ‘alinean los astros’ para los floricultores colombianos en San Valentín

Más de 500 millones de tallos colombianos llegarán a floristerías y supermercados, listos para celebrar el Día de los Enamorados.

Floricultores

Javier Agudelo / Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
enero 17 de 2017 - 07:53 p.m.
2017-01-17

Los floricultores colombianos están de plácemes, pues para la festividad de los enamorados de este 2017, al parecer se ‘alinearon todos los astros’.

Esto dejó entrever el empresario de las flores frescas cortadas para exportación, José Antonio Restrepo, de la comercializadora C.I. Ayurá.

(Lea: Cupido se reinventa cada año para "flechar" en San Valentín). 

El empresario, con sede en el norte de la Sabana de Bogotá, indicó que uno de los factores decisivos en su negocio para esta temporada, el clima, ha sido más que benigno frente a lo sucedido un año atrás.

“Hoy, dentro del invernadero hemos temido temperaturas que oscilan entre los 8 y los 35 grados centígrados al amanecer y al mediodía, respectivamente, frente a unos registros de cero y 45 grados en enero del 2016. Por estos cambios bruscos perdí mucha flor el año pasado, pues la atrofia por el fenómeno climático redujo muchísimo la calidad de exportación”, dijo Restrepo en entrevista con Portafolio.

En cuanto al cultivo como tal, el empresario destacó cómo su producción y la de sus colegas alcanzará la mayor productividad en años, tras lograrse las condiciones climáticas óptimas, mientras que podrán honrarse los pedidos con flores de calidad.

Vale la pena anotar que los floricultores colombianos venden entre el 35 y el 40 por ciento de su producción solo para esta temporada de San Valentín, particularmente al mercado estadounidense; precisamente, envían a ese mercado hasta el 80 por ciento de sus ventas anuales totales, calculadas para el 2016 en unos 1.000 millones de dólares.

Otro de los temas que está sincronizado es el cupo en los aviones de carga y no hay competencia por este tema
; también se cuenta que otro de los ‘fantasmas’ de la temporada, la flor ecuatoriana, no hará resentir las ventas.

“Todo apunta a que sea una buena fiesta”, agregó Restrepo.

Ahora, pese a todo lo positivo que registra la floricultura colombiana para la temporada de San Valentín, sí se presentó un punto negro, el relacionado con el tema laboral.

Para el empresario y sus colegas de negocio, cada vez es más complicado tener mano de obra estable y que trabaje con compromiso organizacional. “La gente joven, hoy, es la que nos impone sus condiciones laborales; si no les gusta, se van, así de sencillo”.

Siga bajando para encontrar más contenido