Cuatro colombianas le ‘botan corriente’ a casi toda Centroamérica

Grupo EPM, ISA, Celsia y el GEB tienen presencia en la región en los negocios de generación, transmisión y distribución de electricidad.

Electricidad

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
agosto 12 de 2018 - 08:18 p.m.
2018-08-12

Con paso firme, cuatro empresas colombianas del sector de la energía eléctrica siguen abriendo camino para consolidar su operación y fortalecer los activos que poseen en Centroamérica.

Así, y con excepción de Nicaragua, México y Belice, el Grupo EPM, Interconexión Eléctrica (ISA), Celsia y el Grupo Energía Bogotá (GEB), hacen presencia en la región de forma directa o parcial (subsidiarias o filiales) en los negocios de generación, transmisión y distribución de electricidad.

(Lea: La buena energía que viene reportando el sector eléctrico). 

Panamá y Guatemala son los países en donde se registra el mayor número de empresas colombianas con operación, a la par que llama la atención que la compañía Celsia –filial del Grupo Argos– ya cuenta con operaciones en Panamá, Costa Rica y Honduras (ver mapa).

MANTUVO SUS ACTIVOS POR ESTRATÉGICOS 

Recientemente el Grupo EPM anunció que pondrá a la venta varios de sus activos en el exterior. Sin embargo, luego de varios análisis, los ejecutivos del conglomerado antioqueño decidieron mantener los de Centroamérica, ya que resultaban rentables a la hora de revisar los resultados financieros.

EPM adelanta tareas en transmisión y distribución de energía eléctrica a través de las organizaciones Grupo Deca (Guatemala), DelSur (El Salvador) y Ensa (Panamá.

(Los detalles de cómo usted puede producir y vender electricidad en Colombia). 

En cuanto a la participación en cada uno de los mercados donde ejecutan la operación, este se encuentra así: El Salvador con el 26% en distribución; Panamá con el 40% también en distribución, y Guatemala con el 44% en distribución y el 22% en transmisión. “En transmisión y distribución, el objetivo es rentabilizar las operaciones existentes, expandir la red de transmisión de Guatemala, siempre apuntando a mejorar la calidad del servicios y a una excelencia operativa”, señala un vocero.

Y recalcó que EPM siempre estará atento a oportunidades que se puedan presentar dentro de los “países objetivos y que se encuentren dentro de la estrategia del Grupo”.

DE LA MANO CON LA GENERACIÓN 

Por su parte, la operación de Celsia en Centroamérica está enfocada en el negocio de la generación, a través de las centrales hidroeléctricas, térmicas, y las fuentes eólica y solar.

En la actualidad tienen presencia operativa en Panamá con sendos proyectos en generación hidráulica, térmica y solar, y en Costa Rica con eólica y solar.

En ese país, la firma puso en marcha su primer proyecto fotovoltaico, con la instalación de paneles solares en la Compañía de Galletas Pozuelo, una de las empresas más reconocidas del sector de alimentos.

Los ingresos de Celsia al cierre del segundo trimestre por su operación en esta región le reportaron US$63 millones, con un incremento del 3%. Y en el año acumulado estos fueron cercanos a los $1,7 billones, con un alza del 12%.

(Así blindarán a los hogares contra sobreprecios de energía eléctrica). 

La organización llegó recientemente a Honduras, donde desarrollará una granja solar que ocupará 15 hectáreas y estará conformada por 37.800 paneles solares con una capacidad de generación de 10 megavatios (Mw) y que suministrará el 19% de la demanda total de energía de la cementera Piedras Azules de Argos, ubicada en la región de Comayagua.

“Tenemos equipos comerciales en la región explorando continuamente las oportunidades de negocios y la idea es aplicar los conocimientos que hemos adquirido en Colombia con nuestro portafolio de soluciones para hogares, empresas y ciudades, así como con las granjas solares, que son las primeras del país”, indica una nota de la organización.

SÓLO EN EL NEGOCIO DE TRANSMISIÓN 

En su proceso de expansión internacional emprendido hace más de una década, el GEB decidió incursionar en el mercado centroamericano con proyectos de transmisión de energía eléctrica.

El país al que ingresó en la región fue Guatemala, cuando el gobierno de esa nación le adjudicó a la Transportadora de Energía de Centroamérica (Trecsa) –empresa del GEB– el proyecto de expansión del sistema de transporte de energía. La operación comprende la construcción de 866 kilómetros (km) de líneas de transmisión, la ampliación de 12 subestaciones y la construcción de 11 nuevas.

“Este proyecto es de tal importancia que fue considerado por el gobierno de ese país de interés nacional, porque permitía llevarle energía a cerca de 300 comunidades en 17 departamento y 82 municipios”, explicó uno de sus voceros.

El Grupo Energía Bogotá, con su empresa Eebis, desarrolla, además, el Anillo Pacífico Sur, que comprende una línea de transmisión de 92 km, que está a punto de culminar.

Hoy, el GEB es una de las principales compañías de transmisión de Guatemala, con una participación de mercado del 20%, y sigue atento a buscar oportunidades de crecimiento en la región. En los dos proyectos que tiene actualmente ha invertido, hasta el momento, alrededor de US$500 millones.

CONECTANDO A CENTROAMÉRICA 

ISA posee una participación del 11,11% de la Empresa Propietaria de Red (EPR), que opera el Sistema de Interconexión Eléctrica de los países de América Central (Siepac), por medio de una línea de transmisión de 1.800 km, que viabiliza el funcionamiento del Mercado Eléctrico Regional.

Adicionalmente, la compañía ha promovido de manera activa el proyecto de Interconexión Eléctrica Colombia-Panamá, que es fundamental para la consolidación de la integración eléctrica regional, ya que representaría la interconexión de la Comunidad Andina con Centroamérica.

Sobre sus perspectivas en el negocio de trasmisión de energía en la región, recientemente presentó una propuesta para la precalificación del proyecto Cuarta Línea de Transmisión estimada en 500 Kw (Chiriquí Grande - Panamá II), en Panamá, que comprende el diseño, construcción, suministro e instalación, puesta en marcha, operación y mantenimiento.

El presupuesto estimado para el proyecto es de US$520 millones.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido