Hotel Bogotá Plaza da un giro y se lanza como franquicia

La cadena, que tiene 4 locales bajo su apellido, dio el paso para convertirse en un operador de otros establecimientos.

Jorge Venegas

Jorge Venegas, gerente General de HBP.

Cortesía de Hotel Bogotá Plaza

POR:
Portafolio
agosto 21 de 2017 - 08:15 p.m.
2017-08-21

Hotel Bogotá Plaza dio un paso adelante en la expansión y decidió lanzar una franquicia y fungirse como operador de otros establecimientos.

La motivación de la compañía, que tomaría el nombre de HBP, es querer crecer como cadena hotelera y brindarles apoyo, asesoría y experiencia a los hoteles nuevos que tal vez no conocen mucho del sector.

Para saber un poco más del nuevo modelo de negocio, Portafolio habló con Jorge Venegas, el gerente General de HBP y quien estará a la cabeza de todo ese proceso de desarrollo.

¿Cuáles son las perspectivas con el lanzamiento de la franquicia?

Esto es como el nacimiento de una nueva cadena. Hotel Bogotá Plaza es nuestro establecimiento bandera, que el año entrante cumple 40 años. Fuimos el primer hotel del norte de Bogotá, cuando todo estaba concentrado en el centro. Pasamos de 25 habitaciones a 192 y hoy ya estamos también con el Hotel Torre de Cali, Plaza Suites, y el Grand Plaza en Corferias. En ese recorrido vimos que había una sobreoferta de habitaciones y de establecimientos que abrieron sin conocimiento del sector. Nosotros queremos ofrecer esa experiencia y nuestro mercado. Nos estamos convirtiendo en un operador hotelero.

¿Si trabajaran como una operadora, sería bajo su marca?

Hay diferentes alternativas. En este momento todos nuestros hoteles tienen el apellido Plaza. Si existiera un negocio, que por motivos de publicidad o mercadeo, quisiera conservar su nombre, lo mantendría y se le añade ‘by HBP’, que sería nuestro sello.

¿Cómo entraría ahí el modelo de franquicia?

La franquicia nuestra incluye la marca, que es Hotel Plaza, asesoría operativa, de mercadeo y publicidad y en general, el acompañamiento que requiere el hotel. Básicamente hacemos el papel de hermano mayor. Me atrevo a decir que somos la única empresa hotelera colombiana que está ofreciendo el modelo de franquicia.

No solo venderían su nombre...

Es una franquicia más extendida porque si comparamos con las americanas, por ejemplo, estas no te prestan asesoría operativa ni de recursos humanos, y además te cobran el 10% de tus ingresos o más. Nosotros no. Más bien hacemos un acompañamiento, con manual operativo, y con posicionamiento de marca, etcétera.

¿Después del Grand Plaza, que es una de sus franquicias, están negociando con otros?

En este momento los hay. Lo que pasa es que cerrar un contrato de franquicia, o una operación hotelera es algo que toma su tiempo. Pero ya tenemos unos dos prospectos. El modelo es interesante sobre todo porque no cobramos las mismas comisiones que piden las internacionales.

Con ese modelo, ¿cuántas franquicias esperan abrir?

Aspiro que en el 2020, completemos, entre franquicias y operaciones propias, alrededor de 10 hoteles. No nos interesa ser inmensos, respetamos la ubicación de los establecimientos y delimitamos las áreas de influencia para los hoteles.

¿A qué ciudades se quieren expandir?

Estamos en conversaciones en este momento con Barranquilla, Cartagena y algunos en la Sabana de Bogotá. Somos una alternativa económica para muchos hoteles que no tienen experiencia hotelera.

Las últimas tasas de ocupación no han crecido lo esperado, ¿cómo les ha ido a ustedes?

Particularmente, para la compañía ha sido el mejor de los últimos seis años. En Hotel Bogotá Plaza hemos registrado una tasa de entre el 68% y el 70%, en Plaza Suites está en un promedio de 80%, Torre de Cali en 65% y Grand Plaza, con apenas un par de meses de apertura, supera el 60%. En ese sentido, no lo hemos visto de cerca.

De hecho, nuestros hoteles han tenido un crecimiento en los últimos dos años de dos dígitos y la meta de ventas para finales de 2017 es superar los US$8 millones anuales. Igualmente queremos comenzar con la construcción de un salón para más de 1.000 personas.

Con el ‘boom’ turístico que ha tenido el país, plataformas como Airbnb han tomado fuerza. ¿Qué opina de eso?

Es una amenaza. Yo he sido muy crítico de Airbnb por diferentes motivos. Si no estoy mal, tiene más de 4.000 unidades habitacionales solo en Bogotá, comparado con las formales que suman cerca de 10.000 habitaciones. Por otro lado, no pagan impuestos. Segundo, no tienen Registro Nacional de Turismo. Tercero, no cumplen ninguna ley de la protección de menores.

Hay unos incentivos para construir hoteles en pequeños municipios, ¿han explorado oportunidades en estas zonas?

Construir destinos es de lo más difícil que hay. Tenemos zonas espectaculares como Capurganá y allá no hay desarrollo hotelero. Lo que sí veo es que la paz sí ha sido un incentivo para que más personas vengan y muevan el turismo en el país.

Siga bajando para encontrar más contenido