El país podría tener ingreso per cápita de US$30.000 en 20 años

Para el BID, es posible consolidar la clase media y acabar la pobreza extrema, en una generación.

Entre 2002 y 2014, la pobreza en Colombia se redujo del 50% al 29% de la población, y entre 2003 y 2012 la clase media creció de 37% al 55% de la población.

Entre 2002 y 2014, la pobreza en Colombia se redujo del 50% al 29% de la población, y entre 2003 y 2012 la clase media creció de 37% al 55% de la población.

Archivo Portafolio

POR:
Portafolio
marzo 27 de 2017 - 09:47 p.m.
2017-03-27

En los últimos años, Colombia ha tenido un crecimiento económico sostenible, en dólares constantes el PIB per cápita creció de US$6.000 a US$12.000 entre mediados de los 90 y el 2014. Como resultado de este aumento, los indicadores sociales mostraron avances positivos: entre 2002 y 2014, la pobreza se redujo del 50% al 29% de la población, y entre 2003 y 2012 la clase media creció de 37% al 55% de la población.

En los próximos años Colombia enfrenta entre sus retos más importantes incrementar significativamente la productividad y la innovación. Para ello es necesario: (1) duplicar la inversión pública en infraestructura, servicios y logística; (2) asegurar los recursos fiscales para hacer frente a este incremento masivo de la inversión; (3) impulsar la productividad y la competitividad aumentando la calificación de los recursos humanos y acelerando la innovación; (4) incrementar la efectividad y asegurar la transparencia de las instituciones; y (5) fortalecer la clase media y eliminar la pobreza extrema.

De esta forma es posible alcanzar tasas de crecimiento anuales del 6% al 7% del PIB, ingresos per cápita de US$30.000 anuales, con una clase media robusta en el 70% de la población.

En comparación con países de ingresos medios y altos, existen brechas de la productividad en Colombia. Entre 1990 y 2011, la variación anual promedio del PIB por trabajador se mantuvo cerca de cero; mientras que países similares en términos de ingresos experimentaron un crecimiento de la productividad entre el 1% y el 3%.

En comparación, Perú alcanzó un incremento de la productividad mayor al 4% y China superó el 6%. La limitada productividad de la economía colombiana se explica, entre otros factores por las bajas tasas de innovación comparadas internacionalmente.

El sistema educativo y la formación laboral muestran problemas de calidad y pertinencia en materia de generación de habilidades avanzadas. Mejorar la competitividad de Colombia y reducir su costo país, requiere superar sus vulnerabilidades económicas, institucionales y sociales. Para corregir esta situación, Colombia necesita prioritariamente: (i) fomentar la innovación y el desarrollo empresarial; (ii) impulsar la educación de calidad y la formación laboral, (iii) mejorar la calidad y financiamiento de la infraestructura y del desarrollo urbano.

Además, una fuerza laboral mejor capacitada requiere una clara inversión en innovación, la cual además, contribuye de manera relevante a elevar la productividad, aumentar los salarios de los trabajadores calificados y diversificar la economía.

De acuerdo con estándares internacionales, cuando se mide innovación, Colombia se ubica en el lugar 128 entre 144 países Colombia en innovación invierte 0,23% del PIB, cabe destacar que en los países desarrollados es el 2,3% del PIB. El país cuenta con 346 investigadores por cada millón de habitantes, en comparación con los 4,712 de España, 1,514 de Argentina, y 872 de Brasil.

La participación del sector privado en el financiamiento de I+D alcanza cerca de un 30%, lo que resulta insuficiente si se compara con países más avanzados y en la frontera del conocimiento, en donde la participación de las empresas supera el 60% (ej. Finlandia, Corea, Israel). Es clave promover la formación de científicos, profesionales de alto nivel y técnicos de elevados conocimientos y capacidad.

Es necesario desarrollar el capital humano de manera masiva. En el futuro, para impulsar el crecimiento, además de estimular la inversión en infraestructura y bienes de capital, será necesario elevar el nivel de calificaciones de la mano de obra. Si bien las coberturas en educación primaria en Colombia son elevadas, existen aún brechas importantes en lo que tiene que ver con la calidad y cobertura en los niveles medios y terciarios.

Los resultados de las últimas pruebas PISA indican un considerable retraso en materia de adquisición de conocimientos. En las pruebas estandarizadas nacionales (SABER) el 52% y el 58% de los niños de tercer y quinto grado respectivamente no adquieren las competencias mínimas en lenguaje.

Un porcentaje de las empresas no ocupa sus vacantes debido a la falta de habilidades de la fuerza laboral. Actualmente solo el 35% de los trabajadores son asalariados formales, un 18% son asalariados informales, y cerca del 47% trabajan por cuenta propia - categoría que incluye un componente alto de informalidad. Por su parte, el sistema de formación para el trabajo presenta tanto debilidades como problemas de oferta; además, sus resultados no se evalúan con base en la pertinencia, ni el desempeño que los egresados tienen en el mundo laboral.

REZAGO EN INFRAESTRUCTURA FRENA LA COMPETITIVIDAD

La prestación de los servicios de transporte de carga presenta ineficiencias importantes. El costo interno promedio para un contenedor es de US$1.800 comparado con US$700 en América Latina. A su vez, el costo de exportación es de más de US$2.300, comparado nuevamente con US$1.300 para América Latina y US$1.080 para la Oecd.

En 2011, el recorrido medio por año de camiones en Estados Unidos estaba en unos 106.000 kilómetros; en contraste con 56.000 kilómetros promedio en Colombia. Es necesario implementar reformas regulatorias del sector del transporte automotor de carga, incluyendo límites de vida útil del parque vehicular, formalización de empresas, capacitación de pequeños transportadores, aseguramiento de mercancía y liberación de precios. En los últimos años el Estado colombiano ha invertido un promedio de 3,6% del PIB en infraestructura. Se estima que un objetivo de crecimiento de la economía del 6% requeriría duplicar este esfuerzo de inversión, con tasas de alrededor del 7% por año, incluyendo la pavimentación de la red primaria y secundaria, las concesiones 4G, la expansión de la red vial primaria y la mejora de la red terciaria, transporte urbano, ferroviario, aeroportuario y fluvial.

Siga bajando para encontrar más contenido