Inicia tarea para saber riqueza de hidrocarburos en Kronos

El buque Bolette Dolphin de la operadora Anadarko iniciará la perforación de un pozo delimitador, el Purple Angel-1.

Negocios
POR:
Portafolio
octubre 27 de 2016 - 06:33 p.m.
2016-10-27

En las próximas semanas arribará al pozo Kronos-1, en las aguas de la Costa Caribe, el buque perforador Bolette Dolphin de la multinacional petrolera Anadarko para realizar nuevos trabajos de exploración.

La operación, que comenzará entre la última semana de noviembre y la primera de diciembre, hace parte de una campaña de delimitación y perforación de un pozo exploratorio cercano a Kronos-1 para poder confirmar los volúmenes de crudo y gas encontrados y si estos pueden ser comercializados.

Así, en el tiempo de plazo que se necesite, Anadarko planea perforar el pozo delimitador de Kronos-1, al que ya bautizó con el nombre de Purple Angel-1.

“El barco Bolette Dolphin que va a realizar la perforación del nuevo pozo partirá desde el Golfo de Guinea en África hacia Colombia (se estima que iniciará su viaje a comienzos de noviembre y llegará en 20 días) para realizar el trabajo de perforar el pozo Purple Angel-1”, señaló un vocero de Ecopetrol a Portafolio.

Cabe recordar que el pozo Kronos-1 está ubicado a 53 kilómetros costa fuera (offshore) en el bloque de exploración y producción Fuerte Sur, del que son socios Anadarko, empresa operadora, y Ecopetrol, cada una con un 50% de participación.

Así mismo, que el consorcio Ecopetrol-Anadarko emprendió en el 2012 las tareas de exploración en el citado bloque del que hace parte también los bloques Fuerte Sur, COL5, URA4 y Purple Angel, y que en julio de 2015 anunció la presencia de hidrocarburos en aguas ultra profundas (3.720 metros).

“Este hallazgo comprueba el modelo geológico propuesto para un área inexplorada con un alto potencial de hidrocarburos”, señaló un comunicado de prensa de ambas empresas al momento de confirmarse la presencia de crudo y gas en el pozo Kronos-1.
Por su parte, Juan Carlos Echeverry, presidente de Ecopetrol, señaló en su momento que “estos resultados son de gran relevancia y confirman la riqueza del sistema petrolífero del Caribe colombiano en una amplia extensión y están alineados con la nueva estrategia de la empresa en la que uno de los focos es la exploración en cuencas marinas con alto potencial”.

cálculos estimados

Según analistas, Kronos-1 solo entraría a producir hidrocarburos en el 2025 ya que en promedio, el tiempo que tarda la perforación de un pozo de desarrollo (incluyendo la operación y los trámites legales y documentales), es tres veces mayor para los pozos offshore que para los onshore, tardando hasta 10 años.

Para el presidente de la Cámara de Servicios Petroleros (Campetrol), Ruben Darío Lizarralde, si el pozo Kronos-1 es declarado comercial la oferta podría aumentar, según cifras preliminares hasta 500 millones de pies cúbicos día.

Explicó además que en el caso de Kronos-1, a pesar de que se verificó la presencia de gas y quizás crudo, estos se encontrarían a 3.720 metros de profundidad, lo que significará un reto para las empresas, ya que la operación en aguas ultraprofundas es costosa y muchas veces no es comercializable, además que un pozo offshore puede costar entre US$ 80 y US$100 millones.

Nueva misión

No es la primera vez que el buque Bolette Dolphin realiza trabajos de perforación en el citado bloque en aguas de la costa Caribe Colombiana.

En el pasado, además de la operación en el pozo Kronos-1, el Bolette Dolphin también realizó la perforación del pozo Calasú-1, localizado 145 kilómetros al noroeste de Kronos.
En esta ocasión, la operación de perforación del pozo Purple Angel-1 que realizará esta embarcación es prácticamente la misma que se desarrolló en Kronos y Calasú.

Según la tarea de la operadora (Anadarko), después de sumergir el taladro en el mar Caribe, prácticamente al lado de donde fue el de Kronos, se atraviesa una lámina de agua de 1.584 metros, para llegar al lecho marino.

Allí, comienza la perforación para alcanzar los 3.720 metros de profundidad bajo el nivel medio del mar, donde existe un intervalo de arena neta gasífera de entre 40 a 70 metros (130 a 230 pies) para extraer el hidrocarburo y realizar las primeras pruebas.

Un reciente reporte de operaciones de Anadarko al que tuvo acceso Portafolio señala que el trabajo para perforar el pozo delimitador Purple Angel-1 es una de las operaciones programadas por la petrolera para ejecutarse en el segundo semestre del 2016, y que contará con ayuda externa para su desarrollo.

“Se realizaran monitoreos de apoyo a través de Esmerada3D en 13.000 kilómetros cuadrados”, señala el citado reporte.

PORTAFOLIO.CO