‘Hay un caso de negocio para las energías renovables’

Para el 2020, la Corporación Financiera Internacional del BM destinará el 28% del total de inversiones a proyectos relacionados con cambio climático.

Christian Grossmann, director de Cambio Climático para el Grupo del Banco Mundial

Christian Grossmann, director de Cambio Climático para el Grupo del Banco Mundial.

Archivo Portafolio

Inversión
POR:
Portafolio
febrero 17 de 2016 - 07:48 p.m.
2016-02-17

Pensar en el desarrollo de una economía y al mismo tiempo cuidar el medioambiente se hace cada vez más difícil en tiempos de grandes retos económicos para los países emergentes. Portafolio habló en exclusiva con Christian Grossmann, director de Cambio Climático para el Grupo del Banco Mundial, sobre el rol de los diferentes actores de la sociedad para lograr los objetivos trazados durante la última cumbre del cambio climático en París y las posibilidades que tienen los inversionistas para desarrollar productos sostenibles.

Grossmann también está a cargo del desarrollo de productos e inversión en cambio climático en la Corporación Financiera Internacional IFC y en el 2014 logró una cifra récord de inversiones ambientalmente inteligentes por 3,1 billones de dólares, la cual
espera que siga creciendo.

¿Cuál debería ser el rol de los gobiernos en la implementación del acuerdo climático firmado en París?

El acuerdo no es el mismo para todos los países. Aquellos industrializados han aceptado que tienen responsabilidad en la situación climática y esto lleva a que la implementación del acuerdo sea diferente para cada uno.

El programa no será el mismo para Alemania que para cualquier país africano. Además, vale la pena resaltar que el COP quiere decir el Comité de las Partes. Y la razón por la que son partes y no países es porque en el acuerdo están involucrados el sector privado y las ONG. Se ha reconocido que este reto no puede ser solo atendido por gobiernos, se necesita del sector privado y de otras organizaciones como esta para abarcar los retos del cambio climático y del desarrollo.

En este sentido, la responsabilidad de la implementación no es solo de los gobiernos aunque sean estos los que firman. El rol de las instituciones financieras, por ejemplo, se ha vuelto muy importante.

¿Qué tan grande es la importancia del sector privado en el cambio climático?

Para el 2020, el IFC, destinará el 28 % del total de sus compromisos financieros a proyectos relacionados con aliviar el cambio climático. Actualmente invertimos cerca del 20%, lo que es un gran incremento a una cifra que suma cerca de 29 billones de dólares.

Citibank y Goldman comprometerán 150 billones de dólares para el cambio climático en el 2025 y Credit Agricole anunció que destinará 63 billones de euros para la misma fecha.
Pero volviendo a la pregunta, los gobiernos podrían empezar a pedir, como ya lo está haciendo Europa, un comprobante de la generación de gases de efecto invernadero.

También se podría crear un impuesto a las emisiones de carbono, como lo anunció Lagarde en Lima.

¿Cómo pensar en desarrollo y al mismo tiempo cuidar el medioambiente?

En París se reconoció que hay una gran responsabilidad de los países desarrollados en el cambio climático, por eso hay un compromiso por parte de estos de proveer 100 billones de dólares anuales para que las economías emergentes abarquen los retos climáticos.

En este sentido, hay diferentes caminos y todos los países deberían tener el derecho a desarrollarse. Los que dependen mucho de industrias extractivas fósiles deben encontrar nuevas fuentes de energía, porque los recursos estarán para siempre y la tecnología está mostrando nuevas formas de producción de energía, como la solar y la eólica, y en muchos casos estas fuentes se vuelven muy competitivas. Hay una oportunidad de negocio en las energías renovables.

Teniendo las diferencias entre estos, ¿qué tan difícil seguirá siendo el proceso de integración comercial entre países?

La Unión Europea es un caso complejo y en estos días muestra las dificultades que usted sugiere. Hay países tan diferentes como Alemania, a la que le va muy bien económicamente; a diferencia por ejemplo de Letonia y Grecia. Pero creo que a pesar de los retos, la unión ha sido buena, si bien crea mucha burocracia y es lenta en muchos casos.

¿Usted cree que una sola regulación funciona para todos los países?

Sí, absolutamente. La UE tiene una política ambiental para todos los estados miembros, y está funcionando. Pero el libre comercio entre Europa y Estados Unidos también ha beneficiado a todos. Esta zona de libre comercia a sido un gana-gana para todos, lo cual se ha demostrado con estudios económicos.

Algunos se preguntan por qué esperar hasta que el cambio climático afecte el bolsillo del sector privado para empezar a hacer algo al respecto…

Sin embargo, ya se estaba pensando desde antes en las consecuencias. De hecho nuestra línea de inversión enfocada a proyectos de cambio climático y lo que está haciendo el Banco Interamericano de Desarrollo es un ejemplo de ello.

El IFC financia muchos proyectos que son económicamente sostenibles sin necesidad de tener que ser muy rentables, y esto permite mostrarle al sector privado que se puede invertir en ciertos sectores renovables.

Para una compañía en Colombia que está interesada en invertir en energía renovable, ¿en qué sector le recomendaría hacerlo?

Para el sector de la construcción acá en Colombia, en el que veo que el Gobierno está muy activo, yo recomendaría invertir en materiales renovables y en edificios con energía eficiente. Está comprobado que por incremento mínimo en el costo de los edificios eficientes, el retorno en la inversión es de corto plazo.

Cristóbal Vásquez