Publirreportaje

La fortaleza colombiana de los productos en acero

Un modelo de desarrollo sostenible ha permitido entregar un producto de calidad.

acesco5

fevef

POR:
Artículo patrocinado
diciembre 20 de 2017 - 12:00 a.m.
2017-12-20

En el Municipio de Malambo, zona metropolitana de Barranquilla, se erige la moderna planta de producción de Acerías de Colombia – ACESCO S.A.S., con 47 años de tradición y una gran variedad de productos para la construcción, nacidos de la constante innovación.
Acesco es una compañía metalmecánica que transforma el acero laminado en caliente de la más alta calidad, proveniente de las siderúrgicas japonesas, en láminas de acero frío, galvanizado y pre-pintado, para abastecer a la industria metalmecánica y de la construcción, con productos como cubiertas, perfiles y entrepisos.

“Nuestra compañía es el principal referente de productos metálicos y de acero para la industria de la construcción, gracias a un extenso e innovador portafolio que incluye perfiles o correas de apoyo, losa colaborante, Metaldeck, utilizado en entrepisos y tubería estructural para la construcción de grandes obras de infraestructura, que confirman los beneficios que trae construir con acero”, asegura José Fernando Hoyos Aristizábal, Vicepresidente Comercial de Acesco.

Factores Diferenciadores

Gran variedad en formas y colores que ofrecen sus cubiertas pre-pintadas (Master 1000, Arquitectónica, Canaleta y Teja sin traslapo), además, un mayor recubrimiento de zinc y pintura, que se traduce en mayor vida útil; son éstos los diferenciales que los separan de cualquier competidor y la novedad en superficies como los techos, que son considerados la quinta fachada de las obras. Los perfiles con anticorrosivos y el desarrollo de un sistema constructivo que incluye la unión entre el Metaldeck y la vigueta, como producto complementario, no solo generan ahorro, sino que optimizan los tiempos de obra.

ACESCO

 

 

Impactando al país

“Los modelos de desarrollo sostenible son un deber de todas las organizaciones, y en Acesco, este tema se asume con la mayor responsabilidad y entusiasmo, porque es el camino correcto para el crecimiento de sus colaboradores, accionistas, clientes, comunidad y grupos de interés a los que nos debemos en nuestro actuar diario”, afirma Hoyos Aristizábal.
En cuanto a la Responsabilidad Social Empresarial, la Fundación Acesco impacta positivamente no solo la región Caribe, sino la zona de El Tesoro, donde se ubica el colegio de primaria Huellas de la Esperanza, con unos 200 niños y niñas a los que no solo se les da educación gratuita de calidad sino desayuno y almuerzo.
También benefician 950 jóvenes en sus talleres de Educación y Arte para la Vida, que enseñan música, artes plásticas y danza, y se enorgullecen de su propia Banda Sinfónica, con más de 190 jóvenes intérpretes, algunos de los cuales ya han emprendido estudios profesionales de Música y Bellas Artes en la Universidad del Atlántico.
Su programa Becarios Acesco, desde 2007, ya cuenta con 21 estudiantes profesionales y 19 en proceso de estudio en la Universidad del Norte, quienes reciben manutención completa por parte de la empresa y un 25 por ciento del valor de la matrícula; de éstos, hay casos exitosos que adelantan estudios profesionales en Alemania. En cuanto al capital humano, Acesco cuenta con 685 colaboradores a los que protege como una gran familia y de los que se siente orgulloso por su identidad corporativa, que enmarcada en el lema “Ser Acesco”, se ha dedicado a fortalecer el ser humano antes que el trabajador.
En el tema de impacto ambiental, la empresa ha definido su vocación con medidas como la recuperación y reutilización de 85.000 metros cúbicos de aguas utilizadas en el proceso productivo durante el año, gracias a un sistema de Fitorremediación (humedales artificiales) que les permite reciclarla y recuperarla para otros procesos.

El problema del acero chino

No obstante, para el Vicepresidente Comercial de Acesco, la agresividad de la industria del acero chino que entra con productos subsidiados por su Gobierno o a través de la figura del contrabando técnico, con bajísimos niveles de recubrimiento de zinc y de pintura, que afectan su desempeño y prestaciones en el corto plazo, es el principal inconveniente para el sector.
“Son productos de corta vida útil, que a pesar de los esfuerzos emprendidos por el Gobierno y la Dian para capacitar a los empleados aduaneros y evitar que ingresen al país, están vendiéndose en Colombia, comprometiendo la situación de nuestro sector”, dice, agregando que el acero de Acesco es producido acatando la Norma SR10 de sismo resistencia.
La compañía fortalece su promesa de valor a través de la Red Integrada de Aliados, conformada por sus clientes del sector comercio, que son el 70 por ciento de sus ventas, para promover su bienestar y optimizar su rentabilidad. El restante 30 por ciento lo integran la industria y la construcción, que también les retribuye ese acompañamiento con crecimiento rentable y sostenible en todas las soluciones en acero que ofrecen en Colombia.

Acero certificado

 Acesco ofrece 21 referencias con Autodeclaración Ambiental de Producto, que permite conocer no solo la procedencia y calidad de sus materias primas, sino sus virtudes y propiedades, involucrando en ello el ciclo de vida del acero. Son la única compañía en Colombia para aceros planos con estas Autodeclaraciones y adicionalmente, los materiales pre-pintados cuentan con el Índice de Reflactancia Solar (SRI), que contribuye a la obtención de crédito para la certificación LEED en los proyectos de construcción.
También están certificados en calidad con ISO9001, y en el tema ambiental, con ISO14001:2015, además de cumplir toda la normatividad nacional exigida por el Icontec para producto mientras trabajan para obtener el Sello Ambiental Colombiano.