La receta con la que Toyota se rejuvenece

El CEO de la firma para Latinoamérica y el Caribe explicó los cambios de la compañía en el mundo y la necesidad de mejorar el portafolio en Colombia.

Toyota

Reuters

Negocios
POR:
Portafolio
julio 20 de 2016 - 11:00 p.m.
2016-07-20

Seguramente nadie duda de las calidades de un Toyota: potencia, motor y durabilidad, pero mantenerse hoy día en un mercado tan competido requiere tener innovación tecnológica, nuevas máquinas, más desarrollos y sorprender al mercado, así lo entendió Toyota Motor Corporation y empezó a aplicarlo en casa.

De visita esta semana en Colombia, el CEO para Latinoamérica y el Caribe de la marca, Steve St. Angelo, habló sobre las novedades y la reorganización de la compañía.

¿Qué cambios hizo la empresa?

En abril pasado se reestructuró la compañía,pues el presidente, el señor, Akio Toyoda, sentía que la organización estaba lenta.

Así que tomó dos ejes de trabajo: dividir el mundo en regiones y tener CEO para cada una, y reorganizar la ingeniería.

Con lo cual ahora Toyota creó como industrias al interior de la firma: una de autos pequeños, otra de vehículos comerciales, otra de carros medianos, otra de conectividad y una más para Lexus.

De hecho, el número de divisiones de negocio pasó a nueve desde las cuatro que existían, con el objetivo de crear una empresa construida en torno al producto en lugar de organizaciones basadas en funciones.

Ahora yo, como responsable de Latinoamérica y el Caribe, llevó mis necesidades al producto que requiero y pido los cambios para la región con una respuesta rápida por parte de las plantas de producción.

Es más, ya lo aplicamos en el Etios, la región esperaba más cosas del modelo, así que hicimos dos cambios inmediatos y 14 más en un nueva máquina que llega al mercado. Esto es parte de esa reestructuración.

¿El mercado puede esperar una marca con nuevos modelos de forma más frecuente?

Queremos la satisfacción de nuestros clientes, y estamos cambiando para ello, hemos invertido muchos recursos en tener la mejor tecnología y los carros más seguros y potentes.

¿Qué requisitos debe cumplir un país que quiera tener una fábrica de Toyota?


Lo primero que hay que decir es que en este momento no necesitamos más plantas.

Pero cuando vamos a construir una fábrica, lo primero que miramos es la infraestructura del país y la fortaleza de esta. Luego revisamos la fuerza laboral, que tenga la mano de obra suficiente y con la calificación y cualificación que se requiere, después entramos a mirar los temas logísticos del país y de la zona donde estaríamos, miramos que exista una buena fuente de proveedores y por último revisamos los costos de operar, y allí se contemplan las tarifas tributarias.

Hoy, el área que yo representó la conforman 40 países, así que para mí cualquiera puede llegar a ofrecer las condiciones necesarias.

El otro asunto importante es que ante los ojos de Toyota nosotros ya somos una región y como tal, pedimos los carros que necesitamos y con las características que requerimos. Porque el cliente latinoamericano es sofisticado y exigente. Esto hace que seamos tenidos en cuenta a la hora de las decisiones.

En Colombia ustedes son fuertes en SUV y todoterreno pero, ¿y su oferta de automóviles?

Esa es una de mis preocupaciones y ya estamos trabajando en ello, y buscando alternativas.

Aquí el tema de los impuestos es muy complejo para vehículos pequeños.

Pero ya estamos sopesando opciones para que estén en las vitrinas del país, los Corola, el Etus, y pedí un estudio de cómo aprovechamos los acuerdos comerciales y las plantas que tenemos para que lleguen en mejores condiciones los vehículos.

Pensaría que el próximo año pueden verse los resultados.

NÚMERO UNO EN VENTAS EN EL MUNDO

En el primer semestre del año Toyota colocó en la región de Latinoamérica y el Caribe 184.000 unidades y en varios países de la región logró récord histórico de ventas.

Sin embargo, en el gran total las ventas son interesantes pero no son para festejar, según explican los directivos.

El grupo automovilístico japonés cerró el año 2015 como primer fabricante mundial de vehículos, por delante del consorcio alemán Volkswagen, que ocupó la segunda plaza, y de General Motors, en la tercera posición.

La firma nipona consiguió matricular 10,15 millones de unidades que le garantizaron al liderato.

Cesgir@portafolio.co