La televisión llegó al mundo de los puntos cuánticos

Samsung, con la línea QLED, presenta un fuerte competidor en la línea ‘premium’, con atributos del internet de las cosas y el control remoto.

Televisión sin puntos cuánticos

En las nuevas líneas, ya se habla de plataformas, debido a que no se trata solo de la pantalla.

Cortesía Samsung

Negocios
POR:
Portafolio
junio 28 de 2017 - 10:19 p.m.
2017-06-28

Con un tamaño de mercado global estimado en más de US$102.000 millones para el 2017 –según cifras de Statista–, el segmento de los televisores sigue desarrollando cada día nuevas tecnologías que prometen revolucionar la forma en que se consume video. En esta tendencia, Samsung presentó en el país su nueva plataforma tecnológica llamada QLED.

(Lea: Según la Antv, el negocio de la televisión en Colombia sí es rentable

En las nuevas líneas ya se habla de plataforma, pues no se trata solo de la pantalla, sino de una máquina que responde a mandos de voz y acepta que se le controle desde el celular, pero también puede acceder a los demás electrodomésticos de una vivienda desde la simplicidad de un control remoto que todo lo resuelve con la tecla de la casita (home).

(Lea: El éxito de la televisión moderna

Para este producto, la marca coreana edificó sobre tres pilares: QPicture, QSmart y QStyle.


QPicture es la estrella del show, porque va dirigida a la calidad de la imagen, que se construye sobre una tecnología de puntos cuánticos que entregan un estándar muy superior a los sistemas convencionales.

Los puntos cuánticos, a diferencia de los sistemas LED clásicos, no usan una pantalla de fósforo para generar tonos blancos, una luz que tradicionalmente se combina con microcomponentes en la pantalla para generar los colores rojo, verde y azul. En cambio, utilizan una fuente de luz azul y por medio de nanocristales varían la longitud de onda de la señal para generar los tonos rojos y verdes (se les conoce como RGB).

La tecnología del televisor usa HDR (High Dynamic Range), que tiene como objetivo alcanzar colores más precisos. Tanto que mientras los aparatos convencionales dan aproximadamente 10 tonos por color, los HDR llegan a 1.000 niveles por cada uno de ellos. Como resultado, las imágenes desplegadas en la pantalla son las mismas que fueron producidas, pues atrapa la mayor cantidad de detalles.

QSmart hace parte de otra tendencia y es la ‘inteligencia’ en los dispositivos del hogar.
De otra parte, QStyle se deriva de una propuesta de diseño llamada 360, que tiene como propósito que el televisor pueda ser visto como un objeto decorativo desde cualquier ángulo.

Por ello, los ingenieros de Samsung sacaron de la pantalla varios componentes tradicionales y los ubicaron en una caja externa llamada One connect que puede ser ubicada hasta a cinco metros del televisor.

Otra tendencia es el uso de la pantalla curva, que es más inmersiva y permite ubicarse más cerca sin generar malestar. Además y por el uso de los QDots, los colores desplegados en la pantalla –que generalmente se degradan dependiendo del ángulo de visión– se vuelven más intensos, permitiendo ver la imagen desde ángulos más amplios.

César Giraldo