Las cirugías estéticas en el país requieren una reconstrucción

Al año se realizan cerca de 350.000 procedimientos, lo que convierte al país en el quinto destino más frecuentado del mundo para estos procedimientos.

Cirugías plásticas

Los médicos cirujanos proponen que exista un registro único nacional donde haya un portal en el que la gente tenga acceso a la información de los cirujanos calificados.

Archivo particular

Negocios
POR:
Portafolio
agosto 08 de 2016 - 06:07 p.m.
2016-08-08

Hace por lo menos una década, Colombia se viene perfilando como referente mundial y destino en materia de cirugías estéticas.

Las cifras corroboran esa percepción. Anualmente, en el país se realizan cerca de 350.000 procedimientos de este tipo, que generan ingresos cercanos al billón de pesos. Después de Brasil, en Latinoamérica, Colombia es el país donde más cirugías plásticas realizan, y es el quinto a nivel mundial, según la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética.

En el sector de la medicina, la cirugía estética es la industria con las mayores tasas de crecimiento en el país, y su alta demanda convierte este tipo de procedimientos en un gran atractivo para los médicos cirujanos.

No obstante, estas buenas cifras parecen provocar en esta industria su mayor problema.

Según el senador Jorge Iván Ospina, el buen dinamismo y el hecho de que el sector no obtenga recursos del sistema de salud lo hace más atractivo, pero al mismo tiempo más riesgoso.

“Como no son servicios cubiertos por las EPS (Entidades Promotoras de Salud), ni por el Estado y están por fuera de ese maremágnum de trámites y autorizaciones, los médicos las prefieren. La plata entra directamente del bolsillo del paciente a las clínicas. No obstante, eso ha generado que muchos irresponsables, que no están calificados para realizar estas prácticas, entren en este negocio”, le dijo a Portafolio.co el senador Ospina, quien además de político fue alcalde de Cali y es médico cirujano.

Según Ospina, para contrarrestar esta situación haría falta entonces que quienes realicen las cirugías estéticas estén debidamente calificados y que haya un estricto control sobre quiénes realizan estos procedimientos.

Sin embargo, en el país no existe ese registro exacto y en muchos casos, varios médicos siguen practicando estas cirugías sin el conocimiento adecuado, exponiendo la vida de sus pacientes.

Como parte de las soluciones, los médicos cirujanos proponen que exista un registro único nacional donde haya un portal, manejado por el Ministerio de Salud, en el que la gente tenga acceso a la información de los cirujanos calificados.

Además, piden que haya trazabilidad de insumos, es decir que se conozca la procedencia de estos, ya que hoy día no se tiene control sobre las materias primas usadas por esta industria.

En un proyecto de Ley que será presentado en los próximos días, el senador Ospina pide que existan sanciones "ejemplarizantes" a hospitales y clínicas, hasta por 5.000 salarios mínimos, por habilitar a cirujanos no capacitados.

Alrededor de esta iniciativa, hay una mesa técnica, encabezada por el senador Ospina y los ministros de Salud, Alejandro Gaviria, y de Educación, Gina Parody.

El proyecto también contempla que se les den herramientas a las secretarías municipales y departamentales para que puedan sancionar a centros de estética, gimnasios y peluquerías que realizan procedimientos con técnicas invasivas, ya que muchas de las víctimas han muerto en estos sitios de ‘garaje’. Entre 2010 y 2016, sólo en Bogotá, 16 personas murieron por procedimientos estéticos mal realizados.

SUS TRES COMPONENTES

La industria de las cirugías estéticas tiene tres componentes: el de insumos, que son de alta demanda, la especialidad y el precio.

“Con esto hacemos referencia a prótesis y todos los otros materiales que se usan en cirugía estética”, señala el Senador.

El segundo componente es el talento humano (médicos, enfermeros, anestesiólogos, terapeutas, etc.) y el tercero tiene que ver con servicios de rehabilitación y tecnología de apoyo.

SEGUROS Y PÓLIZAS

Actualmente, quien se realiza una cirugía estética tiene que pagar una póliza para sufragar los gastos ante eventuales complicaciones.

La idea es que el pago de estas pólizas y seguros se sigan cumpliendo. También se exigirá que los pacientes firmen un consentimiento informado sobre las cirugías a las que se someterán.

De hecho, también se tiene lista la implementación de un control sobre la publicidad de médicos e instituciones que ofrecen estos servicios.

Javier Acosta
javaco@eltiempo.com
Portafolio.co