Llega al mercado Kyoto Motors, como vitrina Mazda

En concesionario esperan colocar 600 unidades de la marca en el segundo semestre del año.

Rubén Baena,

Rubén Baena, gerente General de Kyoto Motors.

Cortesía: Kyoto Motors

POR:
Portafolio
junio 21 de 2017 - 09:29 p.m.
2017-06-21

Los accionistas y propietarios de Continautos presentan la nueva marca de concesionarios Kyoto Motors, exclusiva para la comercialización y distribución de vehículos Mazda en Bogotá.

(Lea: ‘Mazda seguirá creciendo a dos dígitos a nivel local’

Hoy, abre el concesionario ubicado en la avenida 68 con calle 22, un sitio estratégico para el sector automotriz, donde Mazda anteriormente no tenía presencia. La vitrina consta de un área total de 1.600 metros cuadrados, de los cuales se compone de un área de 700 metros para el taller, una sala de ventas con una capacidad de exhibición de hasta 10 vehículos, un espacio para la parte administrativa y salas de espera para los clientes.

(Lea: Europcar compra española Goldcar, valorada en 550 millones de euros

Kyoto Motors cuenta con un equipo exclusivo para su funcionamiento y genera cerca de 50 empleos directos y 40 indirectos, distribuidos en los servicios de venta y posventa, así como personal especializado para orientar a los usuarios en la adecuada conducción y disfrute de su nuevo vehículo.

La gerencia General está a cargo Rubén Baena, quien posee una amplia experiencia en el sector y asegura que: “Esta alianza nos permitirá dinamizar el mercado, fortalecer las operaciones y convertirnos en un fuerte competidor en esta categoría”.

Mazda que actualmente vende aproximadamente 1.500 carros al mes, con esta apertura, aspira ampliar su participación en la ciudad para estar cada vez más cerca de sus clientes.

“Esperamos que en el segundo semestre podamos colocar 600 unidades de la marca y para el próximo año buscamos llegar en todo el año a 1.000 unidades”, afirma Rubén Baena.

El distintivo más llamativo de Kyoto Motors, es la experiencia sensorial, que se vive en el lugar, gracias una fragancia que se impregna en cada espacio; se trata del aroma de la Flor de Sakura, una planta insignia japonesa, que florece dos veces al año. El significado se asocia a la temporalidad, al carácter pasajero de la belleza y la vida, pero también con el ciclo de trasformación y el renacer.

“Realmente una de nuestras metas, con esta nueva marca es, justamente, entrar en el terreno en el que a la gente le guste ir a su vitrina, por la experiencia que ofrece”, subraya Baena.

El directivo agrega además, que el actual es un buen momento para entrar al mercado y refuerza la posición de los accionistas de la marca de que Colombia es el lugar indicado para invertir.

Siga bajando para encontrar más contenido