Lluvias no generan alerta, pero cafeteros toman precauciones

Federación Nacional de Cafeteros dice que aguaceros están dentro de lo esperado. El 23% de los cafetales en el país es susceptible de roya.

Café

Archivo

Negocios
POR:
Portafolio
marzo 21 de 2017 - 08:15 p.m.
2017-03-21

El informe del Ideam publicado este martes, indica que al menos 12 millones de personas están en riesgo por amenaza de inundaciones. Bogotá, Cali y Barranquilla son los municipios con más alta población ubicada en zonas donde se podrían producir este incremento de ríos y quebradas.

(Lea: ¿Por qué Brasil, primer productor mundial, importará café robusta?)

Este incremento de lluvias afectaría la productividad de cultivos como el café, el cual requiere de unas características de humedad preciosas para evitar la aparición del hongo de la roya, el cual se propaga entre los cafetales durante las temporadas lluviosas.

(Además: La producción cafetera vietnamita caerá un 20 %)

El país cuenta con aproximadamente 932 mil hectáreas sembradas de café, de las cuales cerca del 26% es susceptible de presentar roya, mientras que un 76% es resistente a la misma.

(Lea: Pensión cafetera, la apuesta de la Federación para formalizar el sector)

Esta temporada de lluvias llega tras el aumento del 18% en la producción cafetera, registrada en febrero pasado
. Esta cosecha alcanzó los 1,29 millones de sacos de 60 kilos, en comparación con los 1,09 millones de sacos en el mismo mes del año pasado.
En 2016 el país registró una producción de 14,23 millones de sacos, la más alta en los últimos 23 años.

LLUVIAS IRÍAN HASTA MAYO

Hernando Duque, gerente técnico de la Federación Nacional de Cafeteros, explica que las lluvias registradas se acoplan al modelo climático contemplado para este año y que si bien las lluvias se han incrementado, no representan un riesgo para los caficultores.

“Durante los meses de marzo, abril y mayo pasa por el país una aglomeración de nubes que vienen del sur. Estos movimientos hacen que, para la zona andina colombiana, se produzcan picos de lluvia. No obstante, son picos ligeramente más altos y tienen aguaceros de alta intensidad en algunas zonas”, afirma Duque.

Por ahora, indica Duque, no existen alertas sobre el aumento de la roya en los cultivos de café, aunque los reportes del hongo fueron altos desde junio y noviembre del año pasado, así como enero y febrero de este año.

(Lea: EE. UU. entra como nuevo competidor del café colombiano)

“Las precipitaciones están dentro de lo esperado por la Federación para esta época del año y se producirían desde marzo hasta mayo. Por eso, los aguaceros que estamos viviendo se ajustan a lo esperado y ya los cafeteros están tomando medidas”, explica.
Este exceso de agua en torno a los campos cafeteros erosiona el suelo, lo que a largo plazo afecta la productividad del cultivo.

Por lo tanto, la Federación de Cafeteros aconseja a las fincas sembrar las plantas de café contra el sentido de los surcos del suelo, de esa forma se evita que se genere erosión en el suelo. Por otro lado, seleccionar las malezas que estarán en los cafetales permite que se cuide el suelo.

Estas malezas acelerarán la absorción de los remanentes de agua en el suelo e impiden que se compacte. Así mismo, la Federación aconseja poner tablas a manera de contención en cañadas. De esa forma se impedirá que la fuerza del agua afecte los cultivos.

Portafolio.co