Estudioso y protagonista de la economía del país

Miguel Urrutia ha ocupado importantes cargos en el país y en organismos multilaterales. Los alumnos certifican su calidad.

Premios Portafolio

El mejor docente universitario fue Miguel Urrutia Montoya.

Gerardo Chavés

Negocios
POR:
Portafolio
noviembre 24 de 2016 - 09:52 p.m.
2016-11-24

Las evaluaciones de fin de semestre que les hacen los estudiantes a sus profesores en la Universidad de los Andes, invariablemente le dejan las notas más altas a Miguel Urrutia Montoya, quien se desempeña allí como docente titular desde el año 2004.

Urrutia ha dedicado la mayor parte de sus 76 años a esparcir sus enseñanzas tanto en las aulas, desde los cargos que ha ocupado en el sector público del país y organismos multilaterales, como a través de los estudios que ha liderado.

“Es un excelente profesor y relatista de la historia. Las anécdotas de su experiencia hacen de las clases un espacio fascinante para aprender y entender la historia”, comenta uno de sus alumnos.

Y es que en el recorrido profesional de Urrutia hay muchas páginas escritas: en 1957 se graduó como bachiller Cum Laude del Portsmouth Priority School, en Estados Unidos. Es economista egresado de Harvard (1961) y PhD en economía de la Universidad de California (1967).

Ya para 1962 se había vinculado a la actividad educativa en el CEDE de los Andes y fungió en esta y en la Universidad Nacional durante los periodos intermitentes que le daba su desempeño en cargos como Secretario General del Ministerio de Hacienda (1967), asesor de la Junta Monetaria (1969), Director de Planeación Nacional (1974), Ministro de Minas y Energía (1977) y Director de Fedesarrollo (1978 y 1989).

También, fue quien diseñó el programa económico del presidente Alfonso López Michelsen (1974).

La rúbrica de Urrutia apareció en los billetes que circularon por el país –algunos todavía lo hacen–, ya que por más de una década (1993 al 2004) gerenció el Banco de la República, del cual ya había sido miembro de junta y subgerente técnico.

En el ámbito internacional, se desempeñó como vicerrector de la Universidad de las Naciones Unidas, en Tokyo (1982) y gerenció el Departamento Económico y social del BID (1985).

Y fuera de todo, ha participado en múltiples juntas directivas de empresas. Pero además ha escrito más de dos decenas de libros y múltiples artículos en revistas internacionales indexadas.

En los últimos tiempos se ha concentrado en sus clases, el análisis de temas monetarios y macroeconomicos, así como en el estudio de la historia económica, esta última área en la cual ha hecho sus más importantes contribuciones al conocimiento de las realidades colombianas.