Publirreportaje

Los ‘millennials’ son el presente

Este grupo gastará en el 2017 más dinero que otras generaciones. Claves para atender este mercado.

Asocontac - Negocios2
Negocios
POR:

abril 13 de 2016 - 09:38 p.m.
2016-04-13

“Si en cinco años una compañía no ha logrado comprometerse con los millennials y establecer una comunicación con ellos, esta empresa podría estar en serios problemas o desaparecer”, afirma Paul Moya, un especialista en el análisis de esta generación, que resalta cómo en el 2025 el 75 por ciento de la fuerza laboral del planeta corresponderá a este grupo.

Solo en Estados Unidos existen 80 millones de ellos, lo que conforma la generación más grande de la historia de dicho país, tema que ha disparado innumerables ensayos, libros y estudios para entender la dinámica, los motivos y deseos de este grupo. América Latina no es la excepción y un 30 por ciento de la población pertenece a este mismo segmento, un tema que Moya abordará en el próximo Congreso Andino de Contact Centers y CRM a realizarse en Bogotá, del 19 al 21 de abril.

Los millennials al igual que las generaciones que los precedieron cuentan con varias particularidades, como clientes y como empleados, que los diferencian. Una muestra de esto es su inagotable optimismo. Según el Global Millennials Survey, un estudio llevado a cabo por Telefónica entre más de 6.700 jóvenes de todo el mundo, el 72 por ciento de los millennials latinos creen que cuentan con las herramientas suficientes para ser emprendedores exitosos y lanzar ideas innovadoras al mercado.

El optimismo y seguridad de los millennials aunque a primera vista son aspectos positivos, también pueden chocar contra la realidad de las empresas donde laboran, y es lo que Moya describe como “un vacío entre las expectativas laborales y la realidad de los puestos de trabajo”. Para hacer frente a este problema el experto aconseja no “sobrevender las ofertas laborales y darles a conocer a los interesados las cosas buenas y malas que pueden encontrar en la cotidianidad”.

Además, los millennials trabajan por varias cosas aparte del dinero. Algunas empresas como Zappos, propiedad de Amazon, se han tomado tan en serio este modelo, de enfrentar a los interesados laborales con sus pretensiones, que incluso ofrecen 3.000 dólares a los aspirantes por renunciar. Según Zappos, el 97 por ciento de ellos no lo toman.

Moya destaca además dos aspectos, que profundizará en su conferencia en Bogotá, y son la urgencia de involucrar planes para que las empresas establezcan relaciones con este grupo y la necesidad de darles un espacio en la mesa de gerencia para la toma de decisiones. Después de todo, concluye Moya, “los millennials no son el futuro, ya están aquí, ahora”.

Por último, las empresas que quieran satisfacer las demandas de los millennials como consumidores deberán apoyar las causas que ellos crean importantes; permitirles sentir que participan; ofrecerles un alto nivel de personalización; facilitar la interacción entre ellos y generar experiencias más allá de la venta de productos.

Algunos de sus intereses

Los millennials comparten además un interés y es ser parte de algo más grande que ellos mismos, indica el experto Paul Moya, son en general un grupo con principios altruistas y con conciencia ambiental, aunque como todo grupo presentan algunas diferencias según su entorno. Por ejemplo, según el Global Millennials Survey el 53 por ciento de los millennials latinos creen que la tecnología está ayudando a disminuir la brecha entre pobres y ricos, una creencia que apenas el 38 por ciento de sus semejantes globales comparten.

Otra tendencia común es el uso de la tecnología y sus manifestaciones: conectividad, movilidad y comercio electrónico. Para ser más exactos, en Latinoamérica este grupo realiza más compras por Internet que el resto de la población (un 66 por ciento) de la región, según datos de PayPal. En Estados Unidos, según cifras de Social Lens Research, un millennial gasta aproximadamente 2.000 dólares anuales en esta actividad.
Por otra parte, el espíritu aventurero no es un obstáculo para buscar la seguridad, pues un 43 por ciento de ellos, en Latinoamérica, cita al trabajo estable y bien remunerado como su principal prioridad en los próximos diez años.