No ha sido un año fácil para los restaurantes del país

La presidenta de Acodrés dice que el popular ‘corrientazo’ aumentó hasta 35% y que las inversiones están detenidas a la espera de la tributaria.

Restaurantes

Archivo Portafolio.co

Negocios
POR:
Portafolio
octubre 04 de 2016 - 10:21 p.m.
2016-10-04

Claudia Barreto, presidenta ejecutiva de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica (Acodrés), explica que el sector no cumplirá este año las expectativas de negocios. Una muestra de ello es que el paro camionero llevó a incrementos hasta del 35 por ciento en el tradicional ‘corrientazo’.

Expresa preocupaciones por la reforma tributaria. Las preocupaciones del sector serán debatidas en el Congreso que se realizará desde mañana en Bucaramanga.

¿Este año cómo ha sido para el sector?

Este año se tenían unas expectativas mayores de crecimiento. No ha sido fácil, ya se presentó en agosto un número poco usual de cierres de establecimientos gastronómicos porque fenómenos fuera de la operación como el de ‘El Niño’ y los paros agrarios y camionero afectaron.

He recibido llamadas de empresas del sur del país como Popayán y Cauca advirtiendo que no resistirían un paro camionero más. Y sobre todo, en este trimestre que aumenta un poco el consumo por el fin de año y mueve la industria.

¿Tienen información de un nuevo paro?

Hemos escuchado declaraciones y todo eso genera esas preocupaciones. Con estas situaciones puede que haya productos, pero lo que puede pasar es que se vuelven impagables.

¿Los resultados de este año darían para hablar de un decrecimiento?

Tendríamos que analizar por segmentos. Creemos que sí ha habido un crecimiento en algunos segmentos como las grandes cadenas que han hecho sus reorganizaciones y lo han logrado, no en los porcentajes planeados. Sí ha habido decrecimiento, sobre todo en aquellos restaurantes que empezaron a manejar un componente de estándares considerados de categoría alta.

¿Y a los pequeños restaurantes?

Muchos deciden sumarse al modelo de los que no pagan impuestos. La interpretación que hacen, que es la realidad aunque que no la compartimos, es que la informalidad paga.

¿Y el ‘corrientazo’ subió?

El ‘corrientazo’ y el ejecutivo subieron, pese que podían recurrir a la oferta de estación. Algunos aumentaron hasta del 35 por ciento en la época del paro camionero. La otra forma que utilizaron fue la reducción en el gramaje de las porciones. El aumento se mantuvo porque hasta finales de agosto se normalizó la situación, por ejemplo, en el abastecimiento de alimentos. Eso no se supera inmediatamente.

¿Cuáles son las preocupa- ciones sobre la tributaria?

La posición que tenemos desde Acodrés es basada en las recomendaciones de la comisión de expertos designada por el Gobierno Nacional. Nos reunimos con la ministra de Comercio María Claudia Lacouture, así como con el director de la Dian, Santiago Rojas. La primera preocupación es que no se mantenga el régimen existente actual tributario para los restaurantes. Hoy, los que operan bajo el modelo de franquicia, concesión o autorización pueden manejar el tema de IVA con una deducción por las materias primas que utilizan y que representan un componente alto del impuesto.

Esto es fundamental para las marcas que manejan franquicias. Igualmente, hay un número muy importante de restaurantes que le conviene el impuesto al consumo porque los insumos que utilizan en su operación no están cargados con tantos IVA. Esta es una tarifa que se le carga al consumidor del 8 por ciento y no de un 16 por ciento que es lo que se cobra por IVA.

¿Qué proponen?

Para nosotros el escenario ideal para que se siga el ritmo de crecimiento que tiene, o mejorar porque este año no se ha aumentado en los negocios con las expectativas que se tenían, es mantener esa dualidad tributaria.

Entre otras cosas, porque las cifras de la misma Dian muestran que no se está recaudando lo que se debería, pero por lo menos sí se mejoró significativamente el recaudo desde que se fijo el Impuesto al Consumo, además que es un tributo que es directo.

¿Qué más solicitan?

Estamos pidiendo que si se incrementa o se fija IVA a insumos como los lácteos, los huevos y los cárnicos, no tendría un equilibrio económico y financiero ningún restaurante que por un lado esté pagando impuesto al consumo y por otro todos sus principales insumos estén cargados con IVA, más si se eleva. No habría forma de que el negocio sea rentable.

¿Además del IVA que otras preocupaciones tienen?

La tarifa que manifiesta la comisión es que debería ser del 19 por ciento. Más del 75 por ciento de los restaurantes están en locales comerciales sometidos a arrendamiento. Indiscutiblemente el impacto sería alto.

¿En algo están de acuerdo?

En la unificación para los restaurantes que hacen parte de los hoteles. En estos momentos los restaurantes que hacen parte del servicio hotelero sí tiene una dualidad.
El huésped paga IVA por el alojamiento pero por el alimento paga impuesto al consumo. Es un tema que los turistas extranjeros no entienden.

Este semestre muchos han suspendido los planes de inversión. Los que ya se habían iniciado los han continuado porque paralizar un proyecto en ejecución es mucho más costoso, pero muchos que tenían la expectativa de nuevos proyectos de expansión y crecimiento para el segundo semestre está detenidos hasta que no se tenga claro el panorama de la reforma tributaria. Lo que más ha afectado son las especulaciones que hay. Eso está minando la confianza.

congom@portafolio.co