Más pescado extranjero y caro, la oferta para la Semana Santa

La demanda supera la producción nacional, por lo que se hace necesario importar el alimento de diferentes procedencias.

El pescado también se debe consumir a diario por su aporte nutricional.

Archivo Portafolio.co

Archivo Portafolio.co

Negocios
POR:
Portafolio
febrero 25 de 2017 - 10:08 a.m.
2017-02-25

Basa procedente de Vietnam y bocachico de Argentina, entre otras especies, serán el menú de pescado para los colombianos durante la próxima Semana Santa.

Por su parte, los pescadores locales complementarán la oferta con especies como bagre rayado, bocachico, pirarucú, mero y sierra.

Según la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap), en Colombia no menos de 200.000 familias dependen de las actividades pesqueras y acuícolas, mientras que para la temporada de Semana Santa el comercio se multiplica por dos frente a lo habitual.

Para el caso de Bogotá, de un promedio de 70 toneladas diarias que entran a la Central de Abastos de Bogotá (Corabastos), para la temporada el volumen se incrementa hasta 150 toneladas del alimento.

Se calcula que la oferta la componen 35 por ciento de especies de río, una cifra similar a marinas; y el restante 30 por ciento corresponde a la producción acuícola. Por ahora, esta oferta la conforman pescados de río como bagre rayado, que se captura en los departamentos de Casanare, Meta y Amazonas; y lebranche y picuda, del área de Caquetá y del Amazonas.

De la actividad acuícola, la oferta más destacada es la mojarra y tilapia, que se cultivan en los departamentos de Huila y Meta, especialmente.

Como especies de mar se tienen tiburón, capaceta y mojarra de mar.La oferta se complementa con el pescado seco que se produce en las zonas del Meta y Casanare.

En general, los productores secan todas las especies, saladas al igual que el café, al sol.
Según Corabastos, los precios marcan hoy una tendencia a la normalidad; por libra, se consigue mojarra en $4.500 por libra; bagre, $7.500; y picuda, $4.200 por libra.
En cuanto al consumo local, el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, indicó que este casi que se ha duplicado.

Hace 30 años, cada colombiano se comía 3,7 kilos al año, cifra que se ha incrementado a 6,5 kilos anuales; sin embargo, queda mucho trabajo por delante. Es penoso saber que teniendo la oferta anotada el país esté importando 18 millones de dólares mensualmente en pescado”, indicó Iragorri.

Acerca de las compras externas de pescados y crustáceos, el Dane informó que entre enero y diciembre del 2016 se trajeron 95.792 toneladas, 1,8 por ciento más frente a las 94.089 toneladas importadas en el 2015.

El valor total de esas importaciones fue de 217,3 millones de dólares, un 2,3 por ciento más que los 212,4 millones de dólares importados en el 2015.

Entre los productos importados se destacan el basa, de Vietnam, camarón de Perú, bocachico de Argentina y enlatados (atunes y sardinas) de Ecuador.

Para Alejandro Londoño, director de Apropesca, una asociación de comerciantes pesqueros, como productos importados se consumen más camarón de cultivo (traído principalmente de Ecuador) y tilapia procedente de China.

Por su parte, la de producción colombiana (tilapia roja) se exporta en más del 70 por ciento a los Estados Unidos como filetes en fresco, mientras que el restante 70 por ciento (entera) queda para el mercado nacional.

“No hay suficiente producción nacional, por lo que cada año están aumentando las importaciones para satisfacer una demanda de unos 6,5 kilos de pescado por persona al año”, dijo el dirigente gremial.

Por último, recalcó que no se espera un incremento de precios porque hay suficiente oferta local e importada; “hay variedad para todos los tipos de compradores”, concluyó Londoño.

El Gobierno busca que se consuma más pescado

El Ministerio de Agricultura,a través de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap) direccionaron sus acciones en busca de incrementar el consumo, la protección del recurso, capacitar en buenas prácticas a los productores y fortalecer el comercio.
Según el ministro, Aurelio Iragorri, las acciones adelantadas durante el año en el marco de ‘Colombia Siembra’, permitieron preservar la calidad y la productividad del subsector pesquero.

Así, el Ministerio y la Aunap adelantaron la campaña de consumo ‘Yo le digo sí al pescado, el pescado me cae bien’, que consistió en una alianza con la cadena de almacenes Éxito para comercializar el producto de pescadores artesanales en los espacios.

Con esta iniciática, se generaron ventas por más de 3.000 millones de pesos en dos meses de activación.

Vale la pena recordar que hasta el 15 de marzo estará vigente la veda a la pesca del camarón en el Océano Pacífico.