Polar emprende producción local en línea de cereales listos

En esta categoría, la firma de origen venezolano busca un 10% del mercado. En el periodo pasado facturó $320.000 millones.

...

Carlos Fernando Romero, gerente de Negocio de Alimentos Polar Colombia.

Claudia Rubio / CEET

Negocios
POR:
Portafolio
septiembre 13 de 2016 - 11:08 p.m.
2016-09-13

Hasta ahora, en el país, Alimentos Polar ha atendido el nicho de cereales listos –los que vienen empaquetados y basta solo abrirlos para consumirlos– con productos de la marca Quaker traídos de Estados Unidos. Pero la empresa acaba de anunciar que comenzará a sustituir estas importaciones con una línea elaborada en el país.

Carlos Fernando Romero Sánchez, gerente de Negocio de la compañía en Colombia, explica que buscan ganar competitividad dentro de la coyuntura del dólar caro, pero su plan va más allá de esa vicisitud.

El arranque lo harán con los Aritos Quaker, una golosina con sabor a caramelo que tiene como base la avena de la misma marca, combinada con maíz, vitaminas E,B1 y B2. Además, está libre de grasas trans y sodio y es baja en azúcar, según sus fabricantes.

Ser producidos localmente garantiza poder sacarlos a un precio menor en un 25% o 30% al promedio del mercado, dependiendo de la referencia. Eso, en palabras de Romero, será muy favorable para la penetración en estratos bajos, a través de las tiendas de barrio.

Estos comenzaron a ser puestos en degustaciones y pronto estarán en las estanterías.
“Lo interesante que tienen es que fueron diseñados con investigación y desarrollo local, y serán producidos en Colombia con personal nuestro”, añadió Romero. Sin embargo, aceptó que no sucede lo mismo con las materias primas, ya que algunas no se dan aún dentro del país.

Los cereales listos mueven en Colombia alrededor de 295.000 millones de pesos, con más de 14.000 toneladas, según el último informe de Nielsen citado por Polar. El 50% los consume el público infantil, y el resto está repartido entre adultos (15%) y familiar (35%). Actualmente Polar solo participa con el 2% de ese mercado, pero la intención es llegar pronto al 10% arañando una buena porción de esa última categoría.

CEREAL, EN MÁS MOMENTOS
Parte de la estrategia con los Aritos radicará en promover la ingesta en distintos momentos del día, bien a la hora de las onces o como cena ligera, pues en la actualidad los cereales listos se consumen especialmente al desayuno.

“Tenemos básicamente las referencias Squares, Life Cinamon y Life Original, todos dentro de la marca Quaker. Adicionalmente, en otro segmento que también hace parte del gran mundo de los cereales, está la granola Quaker. No es que les vamos a competir a estos, sino que los Aritos serán un complemento del portafolio”, aclaró el directivo, quien anunció que en el lapso de un año habrá entre 3 y 4 lanzamientos más en la línea, y otro tanto en categorías distintas, incluidas algunas que aún no están en el territorio nacional.

Por lo pronto, los Aritos serán maquilados por un tercero, pero no descartan que en el futuro se hagan directamente en el complejo que poseen en Facatativá, con cuatro plantas (Lea también: Del dicho al hecho...).

Estos están destinados al mercado doméstico, pero luego podrían ser distribuidos en otros países de América Latina.

INNOVACIÓN, CLAVE
De acuerdo con Romero, la empresa está en 25 categorías y en Colombia solo hace presencia con 7, lo cual muestra demasiadas posibilidades de desarrollo por esa vía, además de otras líneas nuevas, pues la innovación es parte de su ADN. De hecho, fue incluida por Colciencias y el Ministerio de Industria y Comercio entre las 80 firmas más innovadoras.

Romero hace énfasis en que buscan aprovechar la fortaleza de su marca Quaker, que ya ajusta más de un siglo.

Alimentos Polar Colombia logró en el 2015 ventas por 320.000 millones de pesos y en el 2016 espera cerrar (el periodo fiscal termina el 30 de este mes) con un incremento superior al 10%. La perspectiva es mantener el mismo ritmo de crecimiento en el periodo 2016-2017.

SUSTITUCIÓN EN OTROS SEGMENTOS
La empresa de origen Venezolano también está haciendo sustitución de productos importados en líneas diferentes a los cereales listos. Por ejemplo, en la de mascotas ha alcanzado ese objetivo en un porcentaje que redunda entre el 10 y el 30%. Además, en niveles variables, está utilizando más el arroz y el maíz nacionales.

Antes incluso de la coyuntura de la devaluación del peso frente al dólar, ya venía desarrollando, en alianza con el Ministerio de Agricultura, el Plan Maíz Colombia, para ayudar a los agricultores locales a alcanzar mayor productividad, con una alta calidad, dado que Colombia es deficitario en el cultivo de este insumo alimenticio.