Doce años ayudándole a la gente más pobre a edificar su futuro

Con un grupo de voluntarios y 20 empleados, la Fundación Catalina Muñoz ha liderado la construcción de 3.000 casas en sectores marginados.

Premios Portafolio

Gohard Giraldo, creador de la Fundación Catalina Muñoz ganador de la categoría Aporte a la Comunidad de Premios Portafolio.

Gerardo Chavés

Negocios
POR:
Portafolio
noviembre 24 de 2016 - 08:52 p.m.
2016-11-24

En sus doce años de existencia, la Fundación Catalina Muñoz ha construido casi 3.000 casas para personas pobres en el país.

La página web de esta organización sin ánimo de lucro exhibe un mapa de Colombia tapizado de manitas color carmesí sobre los 22 departamentos en los que ha desplegado su acción.

Esas manos hacen alusión al lema institucional: “Con tus manos construimos sueños”, que a su vez tiene que ver con la labor del voluntariado, el cual forma parte de la esencia misma de la entidad.

“Buscamos personas que quieran donar su tiempo, talento y conocimiento en beneficio de las familias que atendemos”, explica uno de sus fundadores y director ejecutivo, Gohard Giraldo.

El Premio Portafolio en la categoría ‘Aporte a la comunidad’, se lo otorgaron, según los jurados, por “su contribución para reducir el déficit habitacional en comunidades con pobreza extrema”.

Normalmente cada familia aporta el lote para levantar su casa, pero la Fundación ha desarrollado además tres urbanizaciones en Soacha (Cundinamarca), Catagena del Chairá (Caquetá) y Dibuyá (La Guajira), cada una con 100 unidades habitacionales.

Fuera de buscar proporcionar la mayor cantidad de techos posibles, la institución realiza intervención social, con servicios como educación, salud y alimentación. Para ello acude a la colaboración de empresas, colegios, universidades y comunidades.

Veinte empleados refuerza la labor de 60 voluntarios frecuentes y de los ocasionales, para darle continuidad a la obra social.

En total, van más de 15.000 beneficiarios.

“Para nosotros es muy importante este galardón, porque consolida nuestra credibilidad, que es el activo más grande que pueda tener cualquiera. El reconocimiento nos permite mostrarle al país que lo que ha hecho la Fundación lo realiza con transparencia y eficacia”, concluyó Gohard Giraldo.

La Fundación Catalina Muñoz nació en el año 2004, como un homenaje a la vida. Doce años atrás, Luz Dary Gómez y Óscar Muñoz tuvieron a su cuarta hija, Catalina, a quien los médicos le daban pocas posibilidades de sobrevivir, pero el amor triunfó y ellos decidieron dedicar su vida a servir a los demás, en agradecimiento.

A ese propósito se les unieron Gohard y Yamile Giraldo, y un puñado de jóvenes más que comulgaron con la misma metodología solidaria.