Presencia y consolidación de empresas multilatinas

Tómese en cuenta que muchas multilatinas, centran su foco de desarrollo en actividades de minería, acero, gas, o bien en cemento.

La idea es atraer inversión extranjera directa y apoyar a las multilatinas colombianas en sus planes de expansión.

En la región han surgido también, empresas propias de naturaleza transnacional, que están marcando presencia en los diferentes países.

Archivo particular. 

POR:
Portafolio
septiembre 01 de 2017 - 07:30 p.m.
2017-09-01

Se trató de continuidad, como no podía ser de otra manera. Luego del inicio de aplicación de las políticas económicas basadas en el Consenso de Washington, o “paquetes neoliberales”, en Latinoamérica continuaba siendo moneda de uso corriente, la presencia y poder de grupos corporativos transnacionales.

(Lea: Los grandes desafíos de las compañías multilatinas)

Esa condición se ha acentuado ahora con el actual proceso de globalización en el cual han influido notablemente el desarrollo tecnológico, la mayor liberación financiera y del comercio internacional. Medidas concretas en la región latinoamericana al respecto, han sido la implementación de acuerdos de libre comercio.

(Lea: Una colombiana entre las multilatinas que conquistan al mundo

En la región han surgido también, empresas propias de naturaleza transnacional, que están marcando presencia en los diferentes países, algo relativamente novedoso en naciones que aún dependen en muchos casos de exportación de materias primas; aunque en otros, se evidencia el esfuerzo por diversificación de productos en el exterior y la generación de mayor valor agregado.

Estas empresas translatinas, o multilatinas, se originan mediante capitales de las economías de mayores y más dinámicos mercados, tales los casos de Brasil, México, Argentina y Chile. Últimamente, este cuadro de empresas emergentes con intereses regionales también se está formando desde Colombia. Un ejemplo de esto son las Empresas Públicas de Medellín (EPM) grupo que ha adquirido capacidad productiva en Centro América, en especial en el sector energía.

Aunque con la marca y herencia que está dejando en relación a prácticas ilícitas, sobornos y abiertas actividades ilícitas, Odebrecht desde Brasil, también es un caso ilustrativo. Tómese en cuenta que muchas multilatinas, centran su foco de desarrollo en actividades de minería, acero, gas, o bien en cemento, infraestructura y construcción, además de servicios de ingeniería.

Es de resaltar que rompiendo con el mito de que las empresas públicas son ineficientes, poco productivas y no competitivas, varias multilatinas vienen del sector gubernamental. Se han negado a trasladar sus fortunas mediante privatización a monopolios naturales en manos particulares –caso de Carlos Slim con Telmex- y se han consolidado. Pemex, EPM ya mencionado, y Petrobras son ejemplos. Aunque se puntualiza que una debilidad sigue siendo en muchos casos, la corrupción.

No obstante la diversificación, según cifras del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) un 56 por ciento de las principales 500 multilatinas, se relacionan con recursos naturales y actividades del sector primario de la economía. Un 34 por ciento de esas 500 se vinculan con procesos industriales, de procesamientos agrícolas y manufacturas.

En efecto, son las multilatinas de agroindustria las que han ido generando importantes valores agregados en la producción. De conformidad siempre con las cifras del BID, las ventas de este tipo particular de multilatinas pasaron de un total de 25,000 millones de dólares en 2005, a 155,000 millones de dólares 2012. Tan sólo en este período, el crecimiento de este sector empresarial superó el 500 por ciento.

Giovanni E. Reyes,
Ph.D., University of Pittsburgh/Harvard.
Profesor Titular y Director de la Maestría en Dirección de la Universidad del Rosario

Siga bajando para encontrar más contenido