Productos para cabello afro, un negocio creciente

En el país no había oferta de este tipo hace cuatro años; hoy existen cerca de 1.500 emprendimientos.

Afro

Frutos como el copoazú y el camu-camu son utilizado para estos productos.

Cortesía Bámbara

POR:
Portafolio
agosto 23 de 2018 - 09:45 p.m.
2018-08-23

“Antes había una gran industria para alisar el pelo de las mujeres afro, pero no para cuidarlo. Una de las razones era el arraigo a esta idea eurocéntrica de belleza, en la que no cabía el cabello crespo, porque se decía que era descuidado y poco profesional; y por el otro lado, está la creencia de que los afro no son un público consumidor”, explicó Liliana Valencia, periodista y activista de las comunidades afrodescendientes en el país.

En Colombia, que es la nación de habla hispana con mayor cantidad de personas afrodescendientes en el mundo y por su mestizaje tiene un alto número de mujeres crespas entre su población; hasta hace un par de años no se conseguían productos capilares especializados.

(Así se ha movido el negocio de la moda, la belleza y el entretenimiento con la caída del gasto).  

Sin embargo, de acuerdo con Valencia, se calcula que actualmente existen cerca de 1.500 emprendimientos, en distintas regiones, dedicados a comercializar, importar y producir este tipo de artículos.

“Este es un renglón de la economía que se está moviendo a nivel mundial, pues lo que antes las mujeres invertían en alisarse o en comprar extensiones súper costosas; hoy es un negocio que está ayudando a mover la causa de la identidad”, indicó la comunicadora.

Marcela Villa, propietaria de Ponto Brasilero, una comercializadora de productos de belleza importados que se especializaba solo en alisado desde el 2009, dice que fue a partir del 2016 que decidieron cambiar de paradigma y le ‘apostaron’ al mercado del cabello afro.

Esta transformación, según Villa, superó sus expectativas a nivel personal y financiero, pues lograron que almacenes de cadena como Éxito se interesaran en sus productos. Además, ya cuentan con 13 puntos de venta ‘Ponto’ en el país.

“Ha sido un resultado maravilloso para habernos especializado hace menos de dos años”, comenta.

“Este era un mercado completamente desatendido, en el que quienes estamos involucrados empezamos como hobby, pero nos dimos cuenta de que había un fuerte desconocimiento con respecto al manejo del cabello rizado, que se alimentaba en la escasez de productos”, señala Adriana Almanza, promotora de la firma asesora Puro Crespo.

“Aunque lo que existe aún no es suficiente, es un comienzo. Hay lugares como Brasil, donde existen 45 lineas distintas para crespas. Ellos están en la cúspide y nosotros, apenas empezando”, agregó la empresaria.

LAS PRODUCTORAS 

En febrero del 2017, Malle Beleño Potes y Lina Lucumí Mosquera constituyeron Bámbara, una de las primeras empresas fabricantes de artículos capilares y cosméticos para mujeres afro en Colombia.

Con la ayuda de Manuel Arboleda, ingeniero químico de la Universidad del Valle, hasta la fecha han creado once productos especializados en cabello afro, rizado y ondulado, así como jabones, cremas y labiales.

“Este es el resultado de un trabajo colectivo, en el que no solo estamos cubriendo la necesidad de una población, sino que aportamos a la industria, porque nuestros productos son totalmente naturales. Nos cercioramos de que quienes los procesan no les pongan aditivos”, señaló Beleño.

“Esto es importante porque hay productos foráneos que dicen que son para mujeres afro, pero tienen ingredientes que no nos favorecen. Además, en el proceso nos preocupamos por comprar los insumos a comunidades que lo necesitan, como cooperativas afro y de indígenas; así intentamos que todo sea sostenible” agregó la emprendedora.

Frutos como el sacha inchi, el copoazú y el camu-camu, de origen amazónico y chocoano, son utilizados en sus productos, los cuales, según diferentes estudios que citan las empresarias, tienen propiedades nutritivas e hidratantes superiores al aceite de argán y al de oliva.

Beleño explicó que la pureza en los ingredientes es importante porque los cabellos crespos se resecan con facilidad, dado que las capas de keratina son más delgadas. “Nuestro pelo no se humecta solo, como el de las personas lisas, porque los nutrientes se quedan en las curvas de los crespos; por esa razón, debemos usar sellante”.

Recientemente, Bámbara lanzó una nueva linea (champú y bálsamo), para cabello liso, a base de camu-camu, miel y jalea real. “Queríamos atender a las mujeres que igual que nosotras desean cuidar su cabello de manera natural y amigable con el medioambiente”, dijo. Los productos se pueden adquirir a través de la página web, en tiendas de Cali y Medellín, y con distribuidoras en municipios como Riohacha, Quibdó, Buenaventura y Riosucio.

EL PRIMER CONGRESO DE CRESPAS 

El evento tendrá lugar en el XVII feria Belleza y Salud, del 3 al 5 de octubre, en Corferias. Será el primer espacio en una feria de gran formato dedicado a las mujeres de cabello afro del país, en el que se reunirán diferentes fabricantes y comercializadoras de cosméticos y productos capilares, nacionales e internacionales.

No obstante, este año, en julio ya se había llevado a cabo el evento ‘Vive tu pelo afro’, también en Bogotá, como parte de las actividades de movilización organizadas por colectivos de mujeres afrodescendientes para “abordar temas como el autorreconocimiento y el papel político de la estética negra”.

Con este conjunto de actividades se busca promover el uso del cabello natural, enseñar a las mujeres cómo cuidarlo y concientizar a la sociedad sobre la importancia de esto para su identidad.

adrlea@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido