Promigás entregó dos millones de créditos en los últimos diez años | Negocios | Portafolio

Promigás entregó dos millones de créditos en los últimos diez años

Al cumplir 10 años, el modelo inclusivo de financiación de la gasífera ha otorgado préstamos por $1,9 billones.

El país fortalecerá su red de transporte de gas natural en el próximo quinquenio, según lo revela un informe de Promigas sobre l

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
febrero 03 de 2017 - 03:49 p.m.
2017-02-03

El sistema Brilla, un modelo inclusivo de financiación no bancaria (FNB) creado hace 10 años por Promigás, y reconocido a nivel internacional por el Banco Mundial, el G20 y el Financial Times, les está dando calidad de vida a los colombianos de estratos 1, 2 y 3 en varias zonas del país.

La iniciativa, que alcanzó la cifra de 2 millones de créditos otorgados, ha desembolsado en una década $1,9 billones, recursos a los cuales pudieron acceder colombianos que en su mayoría no contaban con posibilidades de financiación bancaria en departamentos como Atlántico, Bolívar, Cauca, Cesar, Córdoba, Guajira, Quindío, Magdalena, Caldas, Risaralda, Sucre, y Valle del Cauca.

“Determinamos en este segmento de población que había una necesidad y también una disposición para tomar un crédito, cumplir con los pagos y acceder a privilegios que mejoraran la calidad de vida”, señaló Rodolfo Anaya, vicepresidente de Distribución de Promigás, quien precisó que es un negocio totalmente sostenible.

Promigás, que concedió el uso de la marca Brilla a Gases del Caribe, Surtigás, Gases de Occidente, Gases de La Guajira y Efigas, y a partir de enero de 2016 a Energética de Occidente, para ofrecer el sistema de financiación ha contribuido a impactar positivamente en el bienestar de los hogares más vulnerables de la sociedad.

En especial, si se observa que los productos más comercializados son materiales de construcción, electrodomésticos, gasodomésticos, y desde hace dos años, teléfonos celulares.

“Los créditos no se pueden usar para cualquier tipo de inversión. Nosotros identificamos unos productos que ofrecen calidad de vida como puede ser la adecuación física de las viviendas, o acceso a estufas, calentadores, televisores, incluso computadores”, dijo Anaya.

Indicó además, que este modelo no está dirigido a inversiones que pierdan valor en el tiempo, sino al contrario que perduren, “las familias valoran y cuidan mucho ese crédito porque saben que tienen un cupo de endeudamiento que puede ir renovándolo de 2 a 4 años, y que siempre será destinado a suplir alguna necesidad puntual”.

INICIO DEL MODELO

El sistema Brilla comenzó a operar en diciembre de 2006, cuando las distribuidoras del portafolio de Promigás, a instancias de ésta, empezaron a otorgar cupos de crédito aprobados a los usuarios con una buena trayectoria en el pago de las conexiones al servicio de gas natural.

“Al financiar la acometida y el suministro nos percatamos que los usuarios eran cumplidos con sus pagos mensuales, así desarrollamos una serie de investigaciones y establecimos que poseían una disciplina para atender sus obligaciones y seguir mejorando su calidad de vida”, afirmó el vocero de Promigás.

Agregó, que en la actualidad las empresas que prestan dinero lo hacen con estudios previos y a los que no tenían acceso precisamente sus usuarios de los citados estratos.
“Establecimos que se iba a ofrecer este servicio de financiación con créditos por el mismo valor al que se otorgaba cuando se hacía la financiación para la conexión, acometida y el suministro, y con cuotas similares a las que se estaban pagando”, precisó.

Así, cuando las empresas distribuidoras de gas antes mencionadas, y en las que Promigás tiene participación accionaria, comenzaron a ofrecer créditos a los usuarios con un cupo aprobado por $2 millones por su buen comportamiento con la anterior obligación, generó un impacto positivo.

“De esta manera se gestó y descubrió esta oportunidad de negocio. Se creó un vínculo de confianza”,
puntualizó Anaya.

BUENOS RESULTADOS 

El sistema Brilla se ha caracterizado por un bajo índice de cartera vencida, lo cual ratifica la responsabilidad y fidelidad de los usuarios al voto de confianza de la compañía.

“El crédito se maneja hasta dónde la capacidad del cliente tenga para asumir una obligación. Es por esta razón que la cartera es muy baja ya que está por debajo del 3%”, explicó el vicepresidente de Distribución.

Además, Promigás realizó varios estudios de medición de impacto en la vida de las familias que acudieron a estos créditos y estableció que el 30 % pasaron de la informalidad a la formalidad.

Así mismo, se concluyó que los usuarios estaba generando ahorros en sus ingresos mensuales gracias a que se pasaban de un sistema gota a gota a un modelo formal de financiación.

“Les ofrecemos un cupo de crédito y no los utilizan todo”, afirmó Anaya, e indicó que se ha llevado una sorpresa porque estos estratos tienen una capacidad alta de planeación financiera y hasta a veces el promedio de endeudamiento está entre $800.000 y $900.000.

“No hacen un uso desmedido del crédito que se les otorga. Existe una planeación.
Cuidan mucho la capacidad de endeudamiento para asumir la obligación. Esto demuestra que es un modelo donde los clientes lo usan de manera responsable. Lo utilizan para mejorar la calidad de vida”, concluyó.

Siga bajando para encontrar más contenido