Rappi, el negocio colombiano, apoyado por fondos de Silicon Valley, que quiere llegar a Brasil

Andreessen Horowitz, el fondo número uno de Silicon Valley, apostó por primera vez en América Latina a través de la iniciativa colombiana.

Rappi

Ese crecimiento está soportado por inversionistas extranjeros que le han visto el potencial al negocio que hoy tiene 400.000 usuarios.

Archivo particular

Negocios
POR:
Portafolio
julio 27 de 2016 - 10:18 p.m.
2016-07-27

Estrenarse en Brasil y expandir los negocios en México y Colombia son las metas que se ha fijado el servicio de domicilios y mensajería colombiana Rappi, casi un año después de entrar en operación.

Considera que no es solo una aplicación tecnológica, dado que se puede contactar al cliente con la página web o el teléfono.

Ese crecimiento está soportado por inversionistas extranjeros que le han visto el potencial al negocio que hoy tiene 400.000 usuarios.

Rappi es parte de Y Combinator, considerada la aceleradora de startups más importante del mundo y trabaja con los fondos de inversión de tecnología más relevantes de Silicon Valley, entre los cuales está Andreessen Horowitz, uno de los primeros que apostaron e invirtieron en Facebook, Twitter, Foursquare, Groupon, Instacart, Airbnb, Pinterest y Skype, entre otras aplicaciones.

De esta manera, Andreessen Horowitz hace su primera inversión en Latinoamérica con Rappi, destaca Simón Borrero, CEO de la compañía.

Rappi tenía una operación pequeña en México antes de que aparecieran los recursos frescos, pero ahora la perspectiva es de crecimiento.

Tiene una alianza con Wal-Mart en México. Dentro de sus tiendas tenemos personas que compran los productos para los clientes.

Con el nuevo capital, la idea es ir a unas ocho ciudades de México, además de Ciudad de México, e ir a unas 16 ciudades en Colombia y entrar a Brasil, señala el empresario.

En Colombia opera en Bogotá, Barranquilla, Medellín, y en diez días empezará a prestar el servicio en Cali y Pereira. Igualmente, está en el municipio de Chía.

Próximamente, señala Simón Borrero, Rappi estará en capitales como Cartagena, Bucaramanga y Cúcuta.

Entre septiembre y octubre, tiene previsto llegar a la ciudad de Sao Pablo, en Brasil.

Hasta el momento, en Colombia tiene un promedio de 130.000 pedidos mensuales, mientras que en Ciudad de México supera los 70.000.

Simón Borrero, CEO de Rappi

Simón Borrero, CEO de Rappi, explica que tiene clientes que pueden tener acceso hasta a dinero en efectivo con el servicio Rapicash.

Archivo particular


LA ESTRATEGIA

Explica que el origen del emprendimiento surge de la empresa Grability, que diseñó el ‘software’ a cadenas internacionales de supermercados como el Corte Inglés, de España.

“Nos inventamos y patentamos una forma de hacer mercado muy especial que permite recorrer la tienda y los lineales en forma muy visual y práctica”, explica.

Estas herramientas se aplicaban afuera pero ahora están en Colombia con Rappi, añade el empresario.

Para aprovechar la herramienta y para que fuera exitosa debía solucionar otro vacío del mundo de los domicilios: la demora, especialmente a la hora de comprar comida.

En Colombia el promedio de tiempo de un domicilio es de casi tres horas para un mercado. Respondiendo a esa necesidad, la marca empezó a ofrecer ese servicio para entregar en menos de una hora.

Comenzó en un radio de cinco cuadras a la redonda e incluyó todo lo que estuviera cerca al cliente: el supermercado, la farmacia, los restaurantes. Un rapitendero geolocalizado -existen 2.000 inscrito-, atiende la solicitud y la entrega al cliente final.

“Ya el tema del domicilio deja de ser lento y programado y se vuelve instantáneo. Y lo mismo en el caso de la comida preparada de cualquier restaurante, sin importar si tiene el servicio propio de domicilio”, dice Simón Borrero.

Es variable la cantidad de rapitenderos que tiene la compañía porque depende de la demanda, como en el caso de Uber, dice Borrero. La plataforma ha registrado un crecimiento entre el 50 y 60 por ciento mensual.

El empresario señala que, a diferencia de la competencia, su habilidad para atender cualquier necesidad del cliente y no limitarse al mercado es una de sus ventajas frente a la competencia.

Igualmente, considera que otras plataformas de domicilios se han concentrado en clientes de altos estratos.

“Nosotros no lo vemos así. Creemos que en ciudades como Bogotá esto debería ser un servicio masivo y les estamos llegando a personas no solo de estrato alto. Además con los supermercados negociamos una comisión que, a veces Rappi retorna al cliente”, opina Borrero.

Pese a que el rapitendero cobrará por llevar un mercado, por ejemplo, el cliente final puede recibir un ahorro cercano del 10 por ciento frente a comprar en otro supermercado.

LA PROMESA, SER UN CENTRO COMERCIAL


Rappi dice que se consolida como un centro comercial. Su portafolio es así:

1. Mercado: los usuarios pueden, desde la plataforma, comprar su mercado con un precio competitivo.

2. Restaurantes: Rappi lleva todo lo que ordenen de sus restaurantes favoritos, algunos de los cuales no tienen domicilios, como El Corral y Crepes & Waffles.

3. Rapicash, un cajero en tu mano: lleva dinero en efectivo a quien lo necesite.

4. Farmacia y bienestar: medicamentos, perfumes e implementos de aseo personal.

5. Favores, antojos y deseos: desde las llaves de la casa si alguien las olvida, pasando por sacar al perro, hasta pagar recibos y comprar antojos específicos en almacenes.

congom@portafolio.co