‘Salud necesita variar sus fuentes de financiación’

En el foro ‘Así Vamos en Salud’, propusieron que el aporte del sector público pese menos y que se incentive el buen desempeño de EPS e IPS.

Hay varios hospitales en crisis, como el Universitario del Valle (en la foto).

Hay varios hospitales en crisis, como el Universitario del Valle (en la foto).

Archivo/Juan Pablo Rueda

POR:
Portafolio
septiembre 14 de 2017 - 08:21 p.m.
2017-09-14

“Es necesario garantizar la sostenibilidad del sistema, por ejemplo, por una sustitución de fuentes de financiación”. Este fue uno de los planteamientos presentados ayer en el foro organizado por el observatorio ‘Cómo Vamos en Salud’ y que se realizó en Bogotá.

(Lea: Desciende el puntaje en 3 de 4 aspectos de la salud en el país

En el evento se presentaron también los índices nacional y departamental que dan cuenta del estado de este sector.

(Lea: Sector salud, en mora de adoptar buenas prácticas en logística

Con relación a la financiación de la salud, según se dijo, en la actualidad, el 75% se hace con aportes estatales y el 25% privados. Y, tomando como base la experiencia internacional, lo ideal sería variar esa composición de manera que el aporte público pese menos y el sector privado aporte un poco más “dando paso a su vez al seguro privado y a una revisión de copagos”.

Pero además, los especialistas sugirieron crear incentivos para el autocuidado, los servicios de alta calidad y la excelencia operativa de las EPS, IPS y entes territoriales, entre otras cosas.

En todo, se debe considerar también que se facilite el trabajo de las veedurías ciudadanas.

Por su parte, el presidente de la Asociación Colombiana de Economistas de la Salud, Jairo Humberto Restrepo, afirmó que el primer paso debe ser realizar un análisis sincero de lo que realmente puede cubrir el sistema con los recursos disponibles.

“El mensaje claro para toda la sociedad es que, en general hoy en Colombia da la impresión de que queremos tener un sistema de salud que realmente no podemos sostener”, dijo refiriéndose al plan actual de beneficios en el que las exclusiones de servicios son pocas.

Otro punto importante, según Restrepo, es definir qué hacer con el lastre histórico de la deuda heredada en el presente por la salud, estimada entre 4 y 6 billones de pesos, que impide su buen funcionamiento.

El experto propone elaborar una ley que determine cómo honrar ese compromiso.
Adicionalmente, conviene buscar cómo bajar el gasto y mejorar la eficiencia en la atención. “Hay consenso, especialmente entre los economistas, de que el sistema está lleno de ineficiencias y que tenemos mucho gasto innecesario”, apuntó.

“Uno lo ve en el país: cuántas estancias en hospitales se alargan de manera innecesaria y cuántos exámenes médicos se mandan sin ser pertinentes, etc, etc, etc”, añadió Restrepo.

También, sugirió fortalecer aún más el Ministerio de Salud y que este trabaje de la mano con el Instituto Nacional de Salud y el Invima para llegar mejor a las regiones

Siga bajando para encontrar más contenido