‘Si no hay alianza con United Airlines, ya tenemos plan B’

En entrevista exclusiva con Portafolio, Hernán Rincón, CEO de Avianca, habló sobre los despidos de los pilotos, la situación financiera de la firma y de sus próximos pasos.

Hernán Rincón

Hernán Rincón, CEO de Avianca Holdings, dijo que el 2018 será un año de recuperación.

Avianca

POR:
Portafolio
marzo 01 de 2018 - 10:15 p.m.
2018-03-01

Mientras los procesos disciplinarios a los pilotos de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac) avanzan, Avianca también está trabajando en definir los puntos finales de su alianza estratégica con United Airlines.

(Lea: En 10 años, Colombia duplicó su conexión aérea con el mundo)

Sin embargo, en entrevista exclusiva con Portafolio, Hernán Rincón, CEO de Avianca Holdings, dijo que la aerolínea ya tiene un plan B si dicho acuerdo no se cierra. “Sigue siendo ideal la alianza con United, pero si eso no surge tenemos otra opción, que es una combinación de unas alianzas para cubrir mejor la geografía y que, inclusive, iría un poco más allá de Norteamérica”, dijo el directivo.

(Lea: Avianca despide al 70% de los pilotos que enfrentan procesos disciplinarios)

Esa opción alterna que estudia la compañía, según Rincón, tiene que ver con su meta de llegar a más destinos de Europa. “En ese continente nos ha ido muy bien. De hecho, ya vamos a abrir una ruta a Múnich (Alemania), y estamos considerando abrir una a Zúrich (Suiza) y otra Roma (Italia). Estamos apenas estudiándolo”, destacó el directivo.

Incluso, el directivo dijo que ese plan de expansión también podría ocurrir si finalmente se firma la alianza con United Airlines. “De todas maneras, ese plan B y C lo vamos a perseguir y vamos a tratar de lograr ese cubrimiento de Europa, que no lo teníamos en el radar hace un año y que ha sido muy positivo”, explicó.

En el caso de la alianza con United Airlines, Rincón aseguró que ya han avanzado fuertemente en las negociaciones. “Hoy (ayer) y mañana (hoy) todo el día hay reuniones con nuestro equipo y tenemos la esperanza de que avancemos muchísimo”, aseguró.

Según Rincón, el motivo por el cual la alianza no ha avanzado tan rápido como se había planeado tiene que ver con la velocidad con la que la otra compañía toma decisiones. “Subestimamos la complejidad para la toma de decisiones para una empresa tan grande como United. Por eso, estimábamos que el acuerdo se solucionaría en cuestión de semanas y no de meses”, afirmó el CEO de Avianca.

Uno de los anuncios que hizo la compañía en su momento, cuando informó el inicio de negociaciones con United, fue su intención de fusionar Avianca Holdings con Oceanair (Avianca Brasil), movimiento que todavía no ha sido efectivo. “Desde el punto de vista de la empresa, la compañía tuvo un año muy sólido y muy bueno. Pero tenemos unas dudas o preocupaciones frente a la estabilidad política y económica del país (Brasil)”, sostuvo el directivo, por lo que todavía se estudia una posible integración.

EXPANSIÓN REGIONAL

Sumado a su estrategia para mejorar su cobertura con Europa e integrar sus operaciones con Brasil, Avianca tiene como objetivo ampliar su presencia en México y en Argentina.

En el caso del país austral, Rincón dijo que la aerolínea ya comenzó a volar allí y que prevé que su presencia crezca. “Este año llegan dos o cuatro aviones ATR y mínimo cuatro Airbus 320 para volar a Argentina. Allí nos ha ido bien. Es un mercado mal servido y, por lo tanto, ha sido relativamente fácil atraer pasajeros”, destacó.

Sumado a ello, Rincón aseguró que están estudiando la posibilidad de hacer alianzas con aerolíneas mexicanas. “Encontramos una posible entrada a México a través de Aeromar, que es una empresa existente regional y que tiene lo más preciado que tiene México: slots para llegar a ciudad de México. En este momento trabajamos en interlínea y con código compartido, y eso lo vamos a sacar pronto. Pero vamos a ver si podemos ir más allá, no sé si comprarlos, aliarnos o fusionarnos. La idea es convertir a esa empresa en Avianca México”, manifestó.

PARO DE PILOTOS Y RECUPERACIÓN

Otro de los retos que enfrenta la compañía es el restablecimiento al 100% de su operación, que se vio afectada por la huelga de más 700 pilotos de Acdac y que duró 51 días.

Según Rincón, alcanzar las mismas rutas y frecuencias con las que antes contaba la compañía puede tardarse hasta el segundo semestre del año. “Hoy estamos en la normalidad poshuelga y nos va tomar hasta agosto y septiembre de este año llegar a la normalidad a la que habríamos estado sin el paro y con nuestros planes de crecimiento”, dijo.

Es decir que hasta el noveno mes, la compañía recuperará las rutas que tuvo que cancelar y las que reemplazó con otros aviones y tripulaciones.

En el caso de los procesos disciplinarios que viene adelantando la compañía a 232 pilotos, que van hasta el próximo martes, el presidente indicó que todos los procedimientos son de acuerdo a la Convención Colectiva y respetando los derechos de los trabajadores.

“Una vez que se profiere la decisión de la compañía, ellos tienen 10 días para apelar, lo que es voluntario. Cuando apelan, hay una instancia superior de la administración que revisa todo. Y ahí dan su fallo final, que será válido 10 días después de que se anuncia la decisión”, explicó. Es decir, que en un plazo de un mes ya se sabrá cuántos pilotos saldrán de Avianca.

Previendo que la operación se pueda ver afectada por la salida o suspensión de un gran número de aviadores, la aerolínea ya viene preparando a otros pilotos para que entren a volar.

“En octubre del año pasado, al principio de la huelga, hicimos una convocatoria y contratamos desde ese momento 120 pilotos, que todavía no están volando. Pues pasan por un proceso de entrenamiento que puede durar entre seis y nueve meses. Esos 120 van a empezar a volar paulatinamente desde abril o mayo hasta el resto de este año”, contó el directivo.

Asimismo, anunció que la compañía abrirá una nueva convocatoria para reclutar entre 50 y 80 pilotos, que entrarían a volar a finales de este año o a comienzos del siguiente. Eso, sumado a los 12 pilotos extranjeros que estarían casi aprobados –falta el aval de la Aeronáutica Civil– para entrar a trabajar con Avianca en un periodo de tres a seis meses.

Según lo demostraron los resultados financieros que publicó la aerolínea esta semana, si no fuera por la huelga de pilotos el 2017 hubiera sido el mejor año de la historia de Avianca, según Rincón. Por eso, el directivo asegura que “el 2018 será de recuperación del impacto de la huelga y en el 2019 empezaremos a ver los mejores resultados de la compañía”, puntualizó.

marola@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido