Superindustria revisará suministros de combustible en estaciones de gasolina | Negocios | Portafolio

Superindustria, a la ‘cacería’ de estaciones de gasolina que incumplan reglas de suministro

La entidad lanzó la campaña "Un galón es un galón", en la que revisará los surtidores para se garantice la entrega adecuada de combustible. 

Así se define el precio del galón de gasolina en Colombia
POR:
Portafolio
febrero 01 de 2017 - 01:14 p.m.
2017-02-01

La Superintendencia de Industria y Comercio realizó este miércoles el lanzamiento oficial de la campaña “Un galón es un galón”, cuyo objetivo principal es que las Estaciones de Servicio en todo el país, garanticen a los consumidores medidas precisas y exactas en el suministro de combustible.

(Lea: Colombia, con la cuarta gasolina más barata de la región). 

Para cumplir con ese objetivo, se adelantarán nuevas visitas de inspección en las más de cinco mil (5.000) estaciones de servicio que hay en el país, por parte de funcionarios de la Superintendencia de Industria y Comercio, ubicados en las 15 casas de consumidores en las principales capitales departamentales y en las cuatro unidades móviles que recorren los lugares más recónditos del país.

También realizará verificaciones el Consorcio de Verificación Metrológica – CVM, Organismo de inspección acreditado que fue designado por la Superintendencia para hacer verificación metrológica de los surtidores de combustible y de básculas que se utilizan en el comercio.

Los verificadores aplicarán el nuevo procedimiento establecido en el Reglamento Técnico de Surtidores de Combustible, el cual garantiza mayor precisión y exactitud en las mediciones, y adicionalmente impondrán precintos que impiden o revelan la manipulación fraudulenta del surtidor.

Al final de la visita, si el instrumento está funcionando adecuadamente, se le impondrá un sello de color amarillo visible para el consumidor, para que este identifique los surtidores que están entregando medidas justas.

Si los surtidores están desajustados, se impondrá un sello rojo que indica que está fuera de servicio hasta que sea reparado por un agente idóneo debidamente inscrito ante la Superintendencia de Industria y Comercio, y el instrumento nuevamente verificado.

Las verificaciones se realizarán de forma regular una vez al año, sin perjuicio de las inspecciones sorpresa que realice la autoridad cuando lo considere necesario.

En caso de que los propietarios de las estaciones de servicio no permitan la verificación, rompan los precintos de seguridad o manipulen fraudulentamente los surtidores, se verán expuestos a sanciones que pueden llegar hasta los dos mil salarios mínimos legales mensuales vigentes que equivalen a $1,5 millones.

La campaña “Un galón es un galón” busca también que los consumidores ayuden a la Superintendencia a identificar y denunciar anomalías que se presenten en las Estaciones de Servicio de todo el país con relación a la cantidad y calidad de la gasolina que comercializan. Para esto se ha dispuesto del correo ungalon@sic.gov.co en donde se recibirán las inquietudes de la ciudadanía y se harán los respectivos controles.

Adicionalmente cada tres meses la Entidad publicará un reporte de las visitas adelantadas, las ciudades en donde se han hecho inspecciones, los resultados de las mismas y las investigaciones y sanciones a las que haya lugar.

Cabe recordar que en el período comprendido entre el año 2012 y el año 2016, la Superintendencia de Industria y Comercio ha visitado más de 3.000 estaciones de servicio vehicular y fluvial en todo el territorio colombiano.

En las visitas realizadas se verificó que las estaciones de servicio suministren la cantidad adecuada a los consumidores; que el combustible que está en los tanques de almacenamiento no se encuentre contaminado por mugre, agua o borras que lo puedan degradar; que el precio indicado en los avisos externos sea el mismo que se está cobrando en los surtidores; y que el suministro de gas natural vehicular comprimido cumpla con las condiciones de seguridad.

A la fecha, se han adelantado 743 procesos administrativos, de los cuales 369 han terminado con la imposición de sanciones por un valor de $ 12 mil millones de pesos.

Siga bajando para encontrar más contenido