Terminó todo para Friogán: Supersociedades ordenó su liquidación

En la audiencia, de más de cinco horas, se escucharon argumentos de todo tipo.

Vacas

Esas falsedades, documentadas, deben ponerse conocimiento de la Fiscalía General de la Nación. 

Archivo particular

Negocios
POR:
Portafolio
julio 11 de 2016 - 07:32 p.m.
2016-07-11

Nicolás Polanía, juez de quiebras, decidió la liquidación judicial de la empresa Frigoríficos Ganaderos de Colombia (Friogán). Así, la Superintendencia de Sociedades dio por terminado el proceso de reorganización empresarial de esta empresa, en la cual se involucraron recursos de los ganaderos de la cuota parafiscal que se paga por la carne y la leche.

Para Pablo Muñoz Gómez, promotor designado por la Súper, todo el proceso está colmado de falsedades de todo tipo; es más, pidió que el auto, redactado por el juez de quiebras, se remita ante la Fiscalía General de La Nación para que se de inicio a un proceso de fraude procesal.

En respuesta, el gerente de Friogán, Armando José Daza, reclamó, con documentos en mano, las afirmaciones del promotor, desvirtuando los calificativos.

Por su parte, el presidente de la junta de la empresa Friogán reclamó también por la decisión tomada y cuestionó las gestiones del promotor, del Ministerio de Agricultura y de la entidad de vigilancia y control.

Cuentas de Friogán

Cuentas de Friogán


En la audiencia, que se llevó a cabo en la sede de la Supersociedades, se escucharon argumentos de todo tipo, incluso, ruegos de que no se tomara la decisión.

Por ejemplo, se quiso presentar a un inversionista, de quien se decía tener disponibles no menos de 20 millones de dólares para invertir en Friogán, pero la Súper no autorizó su intervención.

El auto de la entidad, con más de 30 decisiones, además de la liquidación, ordenó que el actual gerente debe renunciar a su cargo, no sin antes presente un informe detallado de sus actividades al frente de la sociedad.

Igualmente, la liquidación de los contratos de trabajo de los empleados y si estos estén sindicalizados, hacer los arreglos del caso. Para los representantes de la empresa, en liquidación, se paralizarán las actividades de las cuatro plantas de sacrificio, lo mismo que las suspensión de los cargos a los empleados.

Además, reclamaron por la afectación de la actividad económica de los municipios donde Friogán tiene injerencia, mientras que los ganaderos tendrían que buscar otras plantas dónde sacrificar sus ganados.

En las cuentas de Friogán, más de 1.000 personas y sus familias dependen económicamente, de forma directa e indirecta, de esta empresa.