La hoja de ruta para que en pequeñas ciudades despegue el turismo

Desde este año las inversiones hoteleras en municipios de menos de 200.000 habitantes tienen un impuesto de renta del 9%.

Bahía Solano, uno de las zonas que está aumentando su atractivo turístico, también es visitada por el avistamiento de aves.

Bahía Solano, uno de las zonas que está aumentando su atractivo turístico, también es visitada por el avistamiento de aves.

Archivo portafolio.

Negocios
POR:
María Camila González O.
enero 06 de 2017 - 10:31 a.m.
2017-01-06

Varias acciones de los empresarios y del Gobierno confluyen para que el fomento y desarrollo de la industria turística en las pequeñas ciudades del país se conviertan en realidad.

Una medida oficial hizo que a partir de este año los nuevos hoteles que se realicen en ciudades con menos de 200.000 habitantes, tengan un impuesto de renta del 9 por ciento. La cifra es mucho menos de la tercera parte de lo que pagan hoy las empresas en el país (39 por ciento).

Y esto es apenas el comienzo de los factores que le dan relevancia a esos ‘tesoros escondidos’ de Colombia. La Aerocivil aprobó 42 nuevas rutas durante el año anterior, en buena parte para esos destinos como la Macarena, Puerto Asís, Bahía Solano, Apartadó y Corozal.
 
Y solo por nombrar a un empresario, Alfonso Ávila, presidente de EasyFly dijo que una de las características de su negocio es habilitar destinos donde no ha llegado ninguna otra aerolínea y “apostarle a las pequeñas ciudades para crecer”.

Esta situación se complementa con la inversión que se adelanta por parte del Gobierno, en la infraestructura de los terminales aéreos, como el de Quibdó, Providencia, Yopal e Ibagué, entre otros.

Y con la medida proferida por el Gobierno, se espera que la inversión extranjera en sectores como el hotelero, siga creciendo, pues solo entre el 2010 y el 2015 este tuvo un incremento del 767%, al pasar de 221 millones de dólares a 1.918 millones.

Esta norma permite dar un impulso y desarrollo a los municipios que tienen potencial en turismo y que no han contado con ese tipo de inversiones”, dijo la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture.

Adicionalmente, la reforma mantiene la exención del IVA a los servicios turísticos prestados a residentes en el exterior que sean utilizados en el territorio colombiano, originados en paquetes vendidos por agencias operadoras u hoteles inscritos en el Registro Nacional de Turismo.

De esa manera, gran parte de los 1.102 municipios que tiene el país, podrían verse beneficiados con este incentivo, de acuerdo al número de habitantes.

Por su parte, los gremios del sector como la Asociación Hotelera de Colombia (Cotelco), la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo (Anato) y la Asociación de Transporte Aérea (Atac) concuerdan en que la paz sería, de igual manera, uno de los grandes catalizadores para la mejora de la infraestructura de este sector.

Según Mincomercio, por el acuerdo, la ocupación hotelera crecerá un 20% y la industria de viajes y turismo lo hará en un 30%.

Por ejemplo, Paula Cortés, presidenta de Anato cuenta que, de la mano del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, se están fortaleciendo la venta de paquetes turísticos a zonas priorizadas por el conflicto.

Se trata del programa denominado ‘Turismo, Paz y Convivencia’, en el que en cuatro regiones pilotos del país recibirán un apoyo para impulsar el turismo en esas zonas.
Esas regiones son: Urabá-Darién (Antioquia y Chocó), Sierra de la Macarena (Meta), Camino a Teyuna en Ciudad Perdida (Sierra Nevada de Santa Marta) y Mocoa (Putumayo).
Allí, se ofrecerán capacitaciones para guías de turismo y programas de bilingüismo con el objetivo de aumentar la competitividad de los destinos.

Y, por su parte, los hoteleros no se quedan atrás, pues según un informe de Cotelco en los próximos años ya hay planes de construcción de 13 hoteles en Antioquia y Chocó, otros tres en el Magdalena y dos en Tolima.

María Camila González O.
marola@eltiempo.com