Turismo, un negocio que se alista para explotar su potencial

Avistamiento de aves o las actividades de aventura generan un monto en promedio US$3.000 por cada visitante. 

Turismo

Cartagena de Indias, destino turístico más importante de Colombia y uno de los más destacados en todo el mundo

CEET

POR:
Portafolio
enero 11 de 2017 - 11:43 p.m.
2017-01-11

Al hablar de las industrias más importantes en Colombia, suele estar en primer plano el petróleo o la minería. Sin embargo, hay un negocio que el país quiere explotar, tiene el potencial para hacerlo y que, entre enero y septiembre de 2016, generó ingresos por más de US$4.000 millones: el turismo.

Entre otros indicadores, se puede destacar que el turismo es la segunda industria por entrada de divisas, tan solo detrás del petróleo, y por encima del carbón, café, flores y banano. Además, es el primer sector en exportación de servicios, con un 60% del total.
Y, en este sentido, como destacan gremios y las instituciones gubernamentales relacionadas, su principal valor es el gran potencial de crecimiento que ofrece para el conjunto de la industria.

De acuerdo con Paula Cortés, presidente de Anto, “el turismo es una de las industrias que más ha crecido durante los últimos años, gracias a los esfuerzos del sector público y el privado”.

Al ver esto en cifras, entre las previsiones del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, se espera que para 2018 la llegada de visitantes del exterior llegue a 6 millones, la entrada de divisas supere los US$6.000 millones, y que esta industria genere 300.000 nuevos empleos.

Este potencial se explica tanto por las ‘joyas turísticas’ con las que cuenta el país, como por los avances y otros motivos que generan el mejor momento del negocio.
Según la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, “Colombia cuenta con un gran potencial en nuevos productos que tienen un alto impacto de ingresos, como son la naturaleza, el avistamiento de aves, el ecoturismo o la aventura”.

En este sentido, como muestran los cálculos de ProColombia, el gasto promedio de un turista de avistamiento de aves es de US$3.000; los datos de ATTA cuantifican también en US$3.000 los gastos en aventura; Brea, asegura que el tránsito de un crucero deja US$120 por persona, mientras que Icca, cifra en US$450 el ingreso por visitante de congresos en estancias de 3,5 días.

Al observar estos productos por separado, destaca la apuesta de la industria por el avistamiento de aves, el cual es la oferta estratégica para el 2017. Esto se explica porque Colombia cuenta con 1.191 tipos de aves, de las cuales 79% son especies endémicas y que son el 20% de las existentes el mundo.

Por el otro lado, la demanda existe. Conservation Strategy Fund (CSF), afirma que este segmento podría ofrecer 14.978 observadores cada año e ingresos por US$9 millones. Además, estima que hay un promedio de 278.850 turistas interesados en el mercado colombiano. Se espera que en el 2017 se dé una entrada de divisas por este segmento de US$46 millones.

De igual forma, el resto de actividades de naturaleza cuentan con un buen desempeño.

Los hábitos del sector están cambiando. Hoy los visitantes no solo van a Cartagena o Santa Marta solo a la playa, sino que buscan muchas actividades para aprovechar la naturaleza y hacer ecoturismo”.

Las cifras de Anato sobre la importancia de ventas de cada segmento, apoya este comportamiento. Según el último informe, 9,8% del total ya corresponde a ecoturismo, seguido por el 9,3% de deportes y aventura y el 7,3% del agroturismo.

De igual forma, el turismo de congresos y convenciones, que logra atraer el 9,7% del total, es otro de los que cuentan con un impacto mayor en la industria nacional.
Pero no solo el desarrollo de productos turísticos es lo que está jalonando la industria. Por un lado, como señala Lacouture, “el cambio de la imagen del país ha hecho que países como Francia, Alemania o Polonia hayan eliminado las alertas de viajes por inseguridad a sus ciudadanos”.

Esto ha hecho que departamentos que han tenido más dificultades para recibir turismo, como es el caso de Guaviare, Guainia o Caquetá, hoy en día hayan incorporado su oferta a la industria del turismo.

Por último, el otro tema que se espera que impulse el turismo en Colombia es la paz. “El turismo es el motor de desarrollo del posconflicto y, por esto, vamos a ver crecimientos de visitantes de otros países gracias a la paz”.

Impulso nacional para dar más competitividad

Tanto desde el sector público como el privado, en los últimos años se han llevado a cabo importantes medidas con el objetivo de impulsar esta industria. “Estamos inmersos en una estrategia para el mejoramiento de la infraestructura, innovación y la competitividad, así como el fortalecimiento de la promoción internacional”, apuntó la Ministra.

Entre los principales proyectos que se han llevado a cabo, se encuentra el Plan de Desarrollo Productivo, que ha elegido el turismo como una de las apuestas de cada departamento para incrementar su innovación y valor agregado, o la creación de los 12 corredores turísticos, que buscan potenciar los atractivos de varias regiones y en los que se han invertido US$21.150 millones.

De igual forma, la reforma tributaria incluyó una ampliación de 20 años a la exención para las inversiones en municipios de menos de 200.000 habitantes, lo que alcanza a la gran mayoría de estos, ya que tan solo 30 cuentan con una cifra mayor.

Por último, los otros ejes en los que trabaja Colombia para mejorar la industria e incrementar su competitividad internacional pasan por mejorar la llegada de turistas extranjeros, potenciar el bilingüismo de los funcionarios del sector, darle más seguridad y cumplir con los estándares de calidad, mejorar la infraestructura tecnológica o potenciar la inversión hotelera en las regiones para atraer más visitantes.


Rubén López Pérez
rublop@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido