Supertransporte le exige a Uber no prestar más sus servicios y que se ciña a la regulación actual

Su incumplimiento podrá acarrear multas sucesivas de hasta 344 millones de pesos, cada una, informó la entidad este miércoles. 

Uber seguirá operando, pese a que Gobierno lo declaró ilegal

Archivo Portafolio

Archivo Portafolio

Negocios
POR:
Portafolio
agosto 31 de 2016 - 02:27 p.m.
2016-08-31

A partir de las reiteradas quejas de algunos ciudadanos e instituciones, con respecto a la prestación ilegal de servicios de transporte ofrecidos a través de la plataforma Uber, y sobre la base de la sanción impuesta recientemente a Uber Colombia S.A.S. por facilitar la prestación de un servicio ilegal, la Supertransporte le exigió a la empresa a cesar la conducta antijurídica (Lea también: Uber, por ahora, entre la innovación y la ilegalidad).

“Conforme a la orden de la Delegatura de Tránsito y Transporte de la Superintendencia, la Sociedad Uber Colombia S.A.S. deberá suspender la facilitación y promoción –en todo el país– de la prestación de servicios de transporte no autorizados. La promoción a que se refiere incluye la divulgación a través de voceros o terceros, o de medios publicitarios de los servicios no autorizados que al público se ofrecen a través de la plataforma”, señaló la Superintendencia de Transporte este miércoles.

En 2015, la Supertransporte ya le había impuesto a Uber una multa de $451.045.000, decisión confirmada, en marzo del presente año.

"En caso de resistirse a cumplir la orden, Uber Colombia S.A.S. se expone a multas sucesivas de hasta 500 salarios mínimos mensuales legales vigentes", informó la entidad.

Uber respondió a la exigencia de la Supertransporte, asegurando que “el progreso sólo es posible a través del cambio e implica defender lo que es mejor para los ciudadanos. El derecho de los colombianos a tener una alternativa de movilidad diferente, más segura y confiable así como el acceso a una oportunidad flexible de ingreso para las personas que necesitan una ayuda extra en su economía, está protegido por la Constitución colombiana. Estamos acudiendo a las instancias que ofrece el ordenamiento jurídico vigente para que ese derecho sea respetado”.

Y finalmente apeló a un análisis de la Superintendencia de Industria y Comercio sobre innovaciones disruptivas en el transporte y las plataformas tecnológicas que intermedian este servicio.

“Estas plataformas han colaborado para resolver eficazmente problemas de asimetría de información y de coordinación, dado que permiten conocer los datos del conductor, planificar rutas, contratar una tarifa dinámica, desglosar la tarifa, evaluar con consecuencias a la contraparte, conocer en tiempo real la disponibilidad del servicio, construyendo así un nuevo producto en el mercado. Adicionalmente, con su introducción al mercado se ha inyectado una dinámica competitiva ocasionada por la rivalidad entre las diferentes alternativas disponibles para los usuarios.