Una economía verde, el reto de Colombia

La academia debe encabezar este proceso, dice Alison Paul, jefe del Youth Conservation Action en el Field Museum de Chicago.

Allison Paul

“Economía verde, sostenibilidad para la ciudades”, Alison Paul.

Archivo particular

POR:
Portafolio
noviembre 13 de 2017 - 08:13 p.m.
2017-11-13

A pesar de que las grandes ciudades del mundo están cada vez más enfocadas en megaconstrucciones, sí es posible conectar a los habitantes con la naturaleza.

(Lea: Bogotanos podrán pagar la factura del agua por internet)

Así lo concibe Alison Paul, directora del programa Youth Conservation Action en el Field Museum de Chicago, quien explicó la tesis en el III Encuentro de Educación para la Sustentabilidad, liderado por el Gimnasio Moderno, el Gimnasio Femenino y el Colegio Los Nogales de Bogotá.

(Lea: 'Microsoft pasó de ser una compañía que lo sabía todo, a una empresa que quiere aprenderlo todo')

La investigadora indicó que la academia debe ser el primer escenario que conecte a nuevas generaciones con la llamada ciencia urbana.

“Encontramos que en ciudades como Bogotá se pueden aplicar políticas públicas y académicas, enfocadas en que niños y jóvenes participen en temas como monitoreo del aire y de la contaminación del agua de las quebradas”, señaló la experta.

Así mismo, indicó que esto debe hacerse de forma escalada, es decir, deben aplicarse diferentes programas dependiendo la edad, de modo que los jóvenes mayores cuenten con una conciencia plena para cuando comiencen a laborar.

Paul explicó además que: “Tenemos grupos de jóvenes que quieren mejorar la calidad de agua, que limpian y reciclan, y se enfocan en planes guiados para ellos. Pero acá es importante aclarar que no se trata de imponer, sino de trabajar en equipo, lo cual finalmente es bueno para el medio ambiente y para los jóvenes”.

Así, ratificó, se pueden desarrollar programas de esta ciencia, a la par que se ejecutan grandes obras de infraestructura dentro de las ciudades, como las vías de cuarta generación (4G) o los proyectos que alista Bogotá con la primera línea del metro y el Regiotram.

Y es que, agregó la investigadora, se debe desmitificar el hecho de que desarrollo urbano no puede ir de la mano de la sostenibilidad y el buen cuidado del medio ambiente, y que no hacen falta grandes extensiones verdes para implementar iniciativas de fondo, sobre todo en los barrios.

“El país podrá despegar, de a pocos, en el crecimiento de sus índices de economía verde, que en otros países están más avanzados, pero que acá debe iniciar cuanto antes, la ciudad no es una selva de cemento”, concluyó Paul.

Siga bajando para encontrar más contenido