Venta de carros eléctricos impulsa el mercado de las baterías de litio

Esto ha generado un crecimiento de las acciones de las empresas relacionadas con la minería y la fabricación de celdas del metal.

Carros eléctricos se recargarían en 15 minutos

Las ventas de coches eléctricos se dispararon a 2 millones en 2016.

archivo particular.

Negocios
POR:
bloomberg
junio 25 de 2017 - 11:57 a.m.
2017-06-25

La demanda de litio está aumentando, lo que impulsa las acciones de las empresas relacionadas con la minería y la fabricación de celdas del metal ligero utilizado en las baterías de automóviles eléctricos.

(Lea: Panasonic busca implementar paneles solares en automóviles

Global X Lithium & Battery Tech, un fondo cotizado en bolsa de las 27 mayores empresas vinculadas al metal ligero, ha ganado un 65 por ciento en los últimos 18 meses, superando los índices bursátiles de todas las economías más desarrolladas del mundo.

(Lea: Por comentario de Trump, acciones de empresas de energía suben

"La aceleración de la tecnología, como el sector de los vehículos eléctricos, podría impulsar los nuevos metales mucho más alto", dijo Eily Ong, analista de Bloomberg Industries que publicó un modelo en el que analiza la demanda ponderada al riesgo de los metales, entre ellos el litio.

Entre las compañías que tienen más peso en el fondo Globe X figuran empresas como Samsung SDI Co. y Panasonic Corp., que fabrican las celdas de iones de litio utilizadas en las baterías de automóviles eléctricos, y el fabricante de automóviles Tesla Inc.

Las ventas de coches eléctricos se dispararon a 2 millones en 2016 frente a unas ventas prácticamente nulas hace apenas cinco años.

Los principales fabricantes de automóviles como Renault-Nissan Motor Co. o Volkswagen AG están dando impulso a los vehículos libres de emisiones.

La demanda industrial de litio está impulsando los pedidos de empresas mineras como Sociedad Química y Minera de Chile SA y Albemarle Corp., que también figuran entre las 10 mayores posiciones del fondo Global X ETF.

Se están explotando nuevos depósitos en países como Australia o Argentina mientras los inversores se posicionan para capitalizar la transición de los combustibles fósiles hacia una economía baja en emisiones basada en el litio.