Wikimujeres prepara su ‘e-commerce’ y un sitio de experiencia gastronómica

La primera idea está en prueba y sería una forma de monetizar el sitio. La segunda se levanta en la Zona G de Bogotá y abriría en junio.

Geraldine Pomato

Geraldine Pomato dice que no se puede olvidar cómo fue la idea original.

Mauricio León / Portafolio

POR:
Portafolio
febrero 21 de 2018 - 09:45 p.m.
2018-02-21

Wikimujeres nació como un simple sitio en Facebook reservado para apoyar el emprendimiento con perspectiva de género, luego se convirtió en empresa y ahora anuncia la incursión en otros ambientes, con un negocio de comercio electrónico y un sitio dedicado a brindar experiencias gastronómicas en la exclusiva Zona G de Bogotá.

(Lea: Empresas siguen en deuda con la equidad de género)

El e-commerce está en piloto desde el miércoles de la semana pasada e irá durante mes y medio (aproximadamente), bajo el nombre de Zona Wiki, con un grupo inicial de 30 emprendedoras.

(Lea: Colombia, líder de emprendimiento en la región)

Pero a partir de ese momento incorporará a otras mujeres que tienen sus proyectos empresariales, según reveló Geraldine Pomato, la creadora de Wikimujeres, quien ayer fue la invitada especial dentro de Lecciones Empresariales, el espacio promovido por la Asociación de Egresados Uniandinos, con el auspicio de Portafolio, en el que destacados líderes y personas de negocios comparten sus claves de éxito. En esta ocasión, en el auditorio hubo cerca de 300 personas.

“Esta no será una página donde la gente entra a comprar, sino simplemente un apoyo tecnológico para el emprendedor”, indicó la empresaria. Explicó que de acuerdo con una investigación que hizo, las emprendedoras se ahorrarán diez días al mes, más o menos, con este nuevo recurso, que es lo que gastan publicando y respondiendo mensajes, perdiendo así ventas y mucho tiempo. “La ayuda tecnológica significa entonces que tendrán alguien respondiendo por ellas y la gente podrá elegir y comprar con mucha facilidad a través de Zona Wiki, con un hashtag y directamente sobre el messenger de Facebook”, añadió.

La intención es comenzar esta experiencia con las emprendedoras que participan de Wikimujeres e ir ampliando el radio hacia afuera. Ellas ganarían, pero también es una forma de monetizar las posibilidades de Wikimujer, a través de un porcentaje por transacción.

El otro negocio que tiene en mente Pomato es un centro de experiencias gastronómicas llamado La Embajada, en la Zona G de Bogotá, que empezaría a funcionar en junio próximo, según el plan. Se trata de una edificación de cuatro pisos y en cada nivel habrá una experiencia diferente, por ejemplo restaurantes, chocolatería, cafetería y pub.

“Estamos en una etapa de construcción. La idea es buscar esos emprendimientos que quieren estar en esa zona, pero que no pueden poner un restaurante gigante en ese sector de la ciudad”, agregó Pomato.

En la charla de ayer, la cabeza de Wikimujeres, de origen argentino y hoy con 32 años, contó acerca de sus inicios, tras llegar hace 9 años a Colombia atraída por el amor. Inicialmente, se empleó en IBM y luego inició el desarrollo del portal mamasreales.com, movida por su experiencia maternal (tiene dos hijos).

Como inmigrante que buscaba hacer camino en tierras extrañas, probó la soledad de las mujeres para realizar sus ideas a la vez que sortean la maternidad.

En ese tiempo, su hija no la dejaba dormir antes de la una de la madrugada y entre esos desvelos se le ocurrió Wikimujeres, que vio la luz, según recuerda, el 18 de abril del 2015 a las once de la noche. El fin era contarse sus dificultades y ayudarse mutuamente en sus emprendimientos.

“El objetivo era una red donde todo mundo se sintiera tranquilo de lo que comparte, sin temores de que alguien le fuera a hacer daño”, anota. Pero además, la intención era ser un sitio que rompiera con la tendencia de las redes, en las cuales la gente se pone máscaras y no muestran sus debilidades.

Por eso también era esencial tener un manual de convivencia, que ella formuló basándose en otras experiencias de la web y cuya aplicación ha suscitado varias polémicas porque le ha implicado expulsar a varias integrantes.

Las primeras en llegar fueron allegadas de su exmarido y Wikimujeres fue creciendo poco a poco hasta tener 6.000 miembros al final del primer año. Así, no solo se fueron acercando firmas con ganas de anunciar, sino que se suscitó la necesidad de especializar el trabajo y conformarse como empresa.

“Emprender no es algo en lo que tú tienes éxito desde el primer día”, apuntó Pomato.

MÁS DE 65.000 MUJERES

Hoy, esa idea de menos de dos años es una empresa que une a unas 65.000 mujeres en 20 países –incluido Estados Unidos–, con la que muchos quieren aliarse para sonar más.

Sin embargo, su creadora enfatiza que no se trata de una simple venta de publicidad aprovechando la aceptación que han tenido, sino que en cada alianza se evalúa qué tanto fomenta el emprendimiento y genera empleo.

Si bien los trabajadores directos de la firma solo son seis, a través de sus procesos se generan unos 850 empleos al año. Así mismo, alrededor de su plataforma se mueven unas 17.000 emprendedoras solo en el país y ellas impulsan cerca de 14.000 proyectos empresariales.

Según Pomato, no hay un cálculo de cuánto facturan esos negocios, en su mayoría pequeños, pero sí sabe que muchos de ellos han triplicado su operación.

“Esto se da gracias a dos factores: tener un medio donde darse a conocer y el voz a voz, porque en el mismo sitio la gente te recomienda a las propias asociadas”.

La meta para los próximos dos años es llegar a 250.000 mujeres inscritas, si bien podrían ser muchas más, porque, contrario a lo que se acostumbra en la web, a diario rechazan muchas peticiones para entrar. Pomato explica que no renuncia a la idea de “algo que crezca lento” con el fin de no perder su esencia de mantener un contacto directo, en oposición a esa tendencia de las redes sociales a despersonalizar las relaciones humanas.

Siga bajando para encontrar más contenido