Andrés Cavelier
columnista

Inteligencia artificial

Me pregunto, no como un chiste, ¿qué está haciendo el gobierno de Santos para apoyar el desarrollo criollo de la inteligencia artificial? 

Andrés Cavelier
Opinión
POR:
Andrés Cavelier
octubre 20 de 2016
2016-10-20 09:16 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c5eca30364d.png

A principios de mes, Google introdujo su último producto, un altavoz que funciona como asistente personal en la casa. ‘Google Home’ es un cilindro blanco del tamaño de una lata de gaseosa que responde a las preguntas y órdenes de los humanos.

Está bueno, ¿no? Usted puede pedirle a Google Home que toque música de servicios como Pandora o Spotify, que pida un Uber o que encienda las luces de la casa. Es algo así como el computador del Viaje a las Estrellas, pero hecho realidad.

El aparato recién saldrá al mercado en Estados Unidos el 4 de noviembre y desde ya las expectativas son enormes, puesto que sale a competir de frente con Amazon Echo, el asistente personal que Amazon lanzó en junio del 2015 y que ha sido un éxito rotundo de ventas.

Mientras estas empresas compiten por dominar el prometedor espacio de los asistentes personales, los grandes automotores y empresas de tecnología batallan por dominar el mercado de los carros autónomos, los automóviles que se conducen solos. Google, Tesla, General Motors y Toyota, entre otros, son algunos de jugadores clave.

Pero, ¿qué tienen que ver los asistentes personales con los carros autónomos?Mucho.
Ambos son productos construidos con inteligencia artificial, la ciencia asociada con la creación de máquinas inteligentes que pueden interactuar con los humanos.

La inteligencia artificial no es nueva. Se estableció como campo de investigación en 1956 y ahora, 60 años después, está en furor a nivel global, ya que por primera vez los consumidores podemos comprar productos hechos con inteligencia artificial que nos hacen la vida más fácil y divertida.

A raíz de estos adelantos, los líderes tecnológicos –Amazon, Microsoft, Google, IBM, Salesforce, Apple y Baidu–, están compitiendo a muerte por convertirse en las principales plataformas de inteligencia artificial. Solo en lo que va corrido del año, este tipo de empresas ha comprado 18 startups especializadas en inteligencia artificial. Todas, adquisiciones millonarias.

La firma IDC predice que ese mercado va a crecer de 8.000 millones de dólares a 47.000 millones de dólares en el 2020.

La inteligencia artificial es hoy lo que era internet a mediados de los años noventa. Es una revolución anunciada que impactará todos los sectores, desde salud y educación hasta el transporte.

El gobierno de Estados Unidos ha tomado atenta nota. La Casa Blanca publicó la semana pasada el ‘Plan estratégico nacional de investigación y desarrollo de la inteligencia artificial’, un primer intento por establecer el rol que debe jugar el Gobierno Federal en esta historia.

Y en entrevista con la revista Wired, el presidente Obama dijo que la inteligencia artificial “puede generar inmensa prosperidad y oportunidades. Pero también tiene algunas desventajas que tendremos que entender, como evitar la eliminación de empleos”.

Me pregunto, no como un chiste, ¿qué está haciendo el gobierno de Santos para apoyar el desarrollo criollo de la inteligencia artificial? En la lista de los 10 países que publican más artículos académicos sobre deep learning no aparece ningún latinoamericano. Ya vamos rezagados. El gobierno debería aumentar la inversión en investigación de inteligencia artificial, las universidades buscar fondos frescos para apoyar investigaciones como las de Pablo Arbeláez y Andrés Felipe Romero, investigadores de la Universidad de los Andes premiados por Google, y que nuestras empresas apoyen a las startups que están innovando en este sector.

Andrés Cavelier
Consultor en comunicaciones
acavelier@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado