Andrés Cavelier
columnista

La tercera ola de internet

El mensaje para empresarios y dueños de negocios en los principales sectores es que la revolución tecnológica está tocando la puerta de sus compañías.

Andrés Cavelier
Opinión
POR:
Andrés Cavelier
agosto 31 de 2016
2016-08-31 08:54 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c5eca30364d.png

En los últimos 15 años, la internet y la tecnología han transformado múltiples industrias. Google y Facebook cambiaron los modelos de publicidad, Apple le dio la vuelta a la industria de la música y el entretenimiento, y las redes sociales alteraron cómo consumimos noticias e información.

Pero estos cambios, que parecían insólitos en su momento, son solo la punta del iceberg. Por la velocidad como se expande internet y la propagación de la tecnología en todas las facetas de nuestra vida cotidiana, lo que veremos en los próximos años es cómo la nueva internet revolucionará sectores de la economía que muchos consideran inmunes al cambio.

La tesis es de Steve Case, fundador de America Online y reconocido inversionista de startups, quien en su reciente libro, The Third Wave, an Entrepreneur’s Vision of the Future, predice que los sectores que más se verán afectados son los de salud, educación, transporte, energía, servicios financieros, alimentación y servicios gubernamentales.

En transporte, servicios de auto compartido como Uber o Lyft, ya han comenzado a hacer estragos; y ahora vienen los carros autónomos. La educación, cuyo modelo prácticamente no ha cambiado en los últimos 500 años, ha comenzado a sentir el remezón con plataformas como Khan Academy, edX o Coursera.

Esta es la que Case llama la ‘tercera ola’, una fase más profunda de la revolución tecnológica en la que la que internet se expande y se integra de manera generalizada en nuestra vida cotidiana. La primera ola, entre 1985 y 2000, se caracterizó por la construcción de la infraestructura de internet y la conectividad. Y la segunda ola por los buscadores como Google, redes sociales como Facebook, y teléfonos inteligentes como el iPhone, o por sitios web y apps que usan internet para dar mayor acceso a servicios e información.

En su libro, Case comparte tres consejos de cómo los emprendedores deben encarar la tercera ola, recomendaciones que aplican a inversionistas, empresarios y formuladores de políticas.

El primero es que para nuevos emprendimientos, las alianzas con otros jugadores del sector van a ser clave. Una startup ya no podrán ser exitosa sin aliarse con varias empresas u organizaciones establecidas en su sector. El segundo habla de la importancia de la perseverancia para poder lograr cambios estructurales de largo plazo en sectores regulados como el transporte o la salud. Y el tercero, que será imposible irrumpir, como lo hacían hasta ahora algunas apps, sin entender las políticas y las regulaciones gubernamentales, o trabajar de cerca los gobiernos.

Un buen ejemplo de una empresa innovadora que está entre la segunda y la tercera ola es Uber. Cuando arrancó, sus fundadores pensaron que su mayor reto sería tecnológico. Pero rápidamente se dieron cuenta que su mayor amenaza eran las políticas regulatorias en cada uno de los mercados donde opera. Uber se ha adaptado, y es por eso que hoy cuenta con oficinas de lobby en capitales políticas como Washington.

El mensaje para los empresarios y dueños de negocios en los principales sectores de la economía, que nunca antes se sintieron aludidos por la capacidad disruptiva de internet, es que la revolución tecnológica está tocando la puerta de sus empresas y sectores. Deben aliarse con los mejores emprendedores y montarse al bus. O morir en el intento, como le pasó a Kodak, Blockbuster o a Borders.

Andrés Cavelier
Consultor en comunicaciones
acavelier@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado