Andrés Cavelier
columnista

Las fuentes de la innovación

Si usted quiere que su empresa sea competitiva, no le queda otra opción que invertir tiempo y recursos en innovar sus productos o servicios.

Andrés Cavelier
Opinión
POR:
Andrés Cavelier
enero 18 de 2017
2017-01-18 09:40 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c5eca30364d.png

La consultora Boston Consulting Group (BCG) acaba de publicar la lista de las 50 empresas más innovadoras en el mundo en el 2016. En las primeras posiciones vuelven a aparecer las grandes compañías de tecnología, como Apple, Google y Microsoft, pero la novedad este año es que la innovación tecnológica ya no es única entre las compañías tech, sino que se ha extendido a muchos otros sectores.

En el automotriz, la más innovadora es Tesla, que figura por primera vez en la lista, seguida de marcas conocidas como Toyota, BMW y Daimler. Y en transporte y viajes figuran empresas relativamente nuevas, como Uber y Airbnb, además de otras más tradicionales como Southwest Airlines, Jetblue y Hilton.

El informe concluye que en el mercado actual todas las compañías, absolutamente todas, grandes o chicas, nuevas o viejas, tienen que estar en la búsqueda permanente de ideas y tecnologías promisorias, e incorporarlas en sus operaciones para poder innovar y mantenerse competitivas.

El hecho lamentable de que ninguna empresa colombiana o latinoamericana aparezca en el listado, obliga a preguntarse: ¿qué es lo que las compañías estadounidenses, europeas y asiáticas están haciendo bien para innovar que las nuestras no?

El informe parte de la base de que la innovación no tiene porqué salir exclusivamente del interior de las empresas, error que muchos ejecutivos cometen, y ofrece una serie de recomendaciones de en dónde encontrar innovación externa y cómo incorporarla a las operaciones.

Entre las mejores prácticas están: comprar y absorber otras empresas innovadoras, algo que Cisco hace de manera sistemática (adquirió 175 firmas desde 1993); realizar alianzas estratégicas, como lo está haciendo Chrysler con Google, y Volvo con Uber; abrir incubadoras, aceleradoras y centros de innovación, como lo han hecho Walmart y GE en California; adquirir licencias para acceder a ideas nuevas y propiedad intelectual, y apostarle a nuevas empresas invirtiendo con capital de riesgo corporativo.

Un caso de estudio fascinante de cómo innovar con rapidez y éxito es el de Under Armour. Para quienes no conozcan su historia, Under Armour arrancó apenas hace 20 años en Washington como una tienda de ropa deportiva. Fundada por exjugador de fútbol americano Kevin Plank, su éxito inicial fue la creación de camisetas transpirables que mantienen seco el cuerpo al hacer ejercicio.

Las camisetas y su ropa fueron un hit y en el 2005 Under Armour salió a la bolsa. Pero Plank no se quedó ahí. A partir del 2013 decidió invertir en varias empresas de tecnología, entre ellas las apps de ejercicio MapMyFitness, MyFitnessPal y Endomondo, lo que le ha permitido transformar a Under Armour en una empresa que ayuda a sus clientes a mejorar su estado físico a través de un ecosistema de ropa y dispositivos digitales.

En el 2016, Under Armour ingresó por primera vez a la lista de las 50 empresas más innovadoras de BCG y es además considerada una de las compañías que más valor crea a sus accionistas, con un retorno promedio del 42,5 por ciento entre el 2011 y el 2015.

El mensaje es claro: si usted quiere que su empresa sea competitiva y exitosa en este acelerado y cambiante mundo empresarial, no le queda otra opción que invertir tiempo y recursos en innovar sus productos o servicios. De lo contrario, puede venir un pez chico y tragárselo.

Andrés Cavelier
Consultor en comunicaciones
Twitter: @acavelier

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado