Andrés Espinosa Fenwarth

Choques agropecuarios

Andrés Espinosa Fenwarth
Opinión
POR:
Andrés Espinosa Fenwarth
abril 10 de 2013
2013-04-10 03:41 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c785bc27f1c.png

El Consejo Superior de Comercio Exterior, organismo asesor del Gobierno Nacional en todos los aspectos relacionados con el comercio internacional y la competitividad, se reunió la semana pasada de forma extraordinaria, para evaluar la agenda comercial de negociaciones de nuestro país, con la presencia de la cúpula del equipo económico, liderada por el presidente Juan Manuel Santos.

La información disponible permite confirmar que uno de los aspectos contenciosos ventilados en el seno del Consejo Superior fue la polémica registrada entre el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, y la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), respecto de la propuesta de eliminación de todos los instrumentos de protección del agro nacional en el marco de la Alianza del Pacífico.

El meollo de esta encendida discordia tiene que ver con el cambio de posición del equipo negociador del Viceministerio de Comercio, con el cual se acordó, en septiembre del 2012, que se excluirían los productos sensibles de la agricultura colombiana de la desgravación arancelaria de la Alianza del Pacífico.

Esta definición –compartida por el Ministerio de Agricultura– se fundamenta en la ausencia de beneficios tangibles, cuya apertura favorecería exclusivamente a otros miembros de la Alianza del Pacífico, particularmente a México y Chile.

El inesperado giro del Ministerio de Comercio produjo un duro cruce de cartas con la SAC, que fue examinado en la citada sesión del Consejo Superior.

De acuerdo con la información publicada por los diarios El Tiempo y Portafolio, el presidente Santos habría evitado tomar una decisión sobre este asunto; para no echarle más sal a la herida, le encargó al Departamento Nacional de Planeación (DNP) una “evaluación de los efectos que tendría en las actividades agropecuarias nacionales la eliminación de los aranceles de 223 subpartidas consideradas sensibles y la virtual desaparición de la franja andina de precios”.

Al examinar detenidamente esta cuestión, sorprende comprobar que la Alianza del Pacífico no hace parte de la agenda nacional de negociaciones comerciales aprobada por el Consejo Superior el 4 de abril del 2011.

De análoga manera, inquietan las contradicciones subyacentes al interior de la insólita postura del Ministerio de Comercio, mientras el alto Gobierno anuncia acertadamente un ‘plan de choque’ para reanimar las actividades productivas de la agricultura y la industria, ese Ministerio propone aplicarle choques eléctricos al agro, representados por la eliminación de sus instrumentos de protección en frontera. Es más, no se entiende cómo el Ministerio, de marras, aumenta los aranceles para favorecer la industria y pretende, al mismo tiempo, eliminarlos para la agricultura.

Esperamos, entonces, que el DNP resguarde el interés nacional y entierre definitivamente la equívoca propuesta de liberalización de la agricultura colombiana en la Alianza del Pacífico.

Andrés Espinosa Fenwarth

CEO de Inverdies

andresespinosa@inver10.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado