Andrés Espinosa Fenwarth

Drummond versus Colombia

Andrés Espinosa Fenwarth
POR:
Andrés Espinosa Fenwarth
enero 15 de 2014
2014-01-15 03:00 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c785bc27f1c.png

La ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenido, Luz Helena Sarmiento, le confirmó a Yamid Amat en reciente entrevista publicada por el diario El Tiempo, que la multinacional Drummond mantiene una actitud desafiante frente al Estado colombiano. Efectivamente, la ministra Sarmiento le confirmó a Yamid que esta compañía carbonera adelantó cinco acciones legales para quitarle la competencia ambiental; añadió, además, que la Drummond “fue desafiante con el accidente del año pasado, cuando dijeron mentiras”, haciendo referencia al deterioro ambiental generado hace un año por el hundimiento de una barcaza cargada con carbón en las inmediaciones de su puerto carbonífero, ubicado en el municipio de Ciénaga.

La Resolución No. 1309 del 18 de diciembre del 2013 castigó ejemplarmente a las empresas que componen el Grupo Drummond por las infracciones ambientales generadas por el naufragio de la barcaza de carbón. Esta providencia impuso una multa de casi siete mil millones de pesos y la obligación de adelantar trabajo comunitario, sanción contra la cual proceden recursos legales antes de quedar en firme.

Desde el momento mismo en que la autoridad ambiental le exigió a Drummond –mediante la Resolución No. 1286 del 17 de julio del 2007– la implementación del cargue directo, inicialmente prevista para el primero de julio del 2010, la multinacional carbonera interpuso, infructuosamente, recursos legales en su contra, argumentando, entre otras cosas, que “el cargue directo al buque no era factible”.

Diversos hechos impidieron exigir a todos los puertos el cargue directo en la fecha proyectada. El Artículo 113 de la Ley 1450 del 2011 resolvió esta dificultad al determinar que la implementación del cargue directo no podría superar el primero de enero del 2014, fecha en la cual Puerto Drummond –según lo disponen las Resoluciones No. 91 de 2011 y No. 046 del 2012–, debería haber finalizado el cargue de carbón en barcazas.

A pesar de estas exigencias legales y numerosas advertencias, Puerto Drummond continuó usando frágiles barcazas y abominables grúas flotantes para el cargue marítimo de carbón a comienzos del 2014. La respuesta oficial fue diligente. El presidente Juan Manuel Santos aseveró que la Drummond estaba incumpliendo la ley y contaminando la bahía de Santa Marta. La ministra Sarmiento sostuvo que las empresas del Grupo Drummond “fueron desafiantes al seguir cargando carbón ilegalmente”.

En consecuencia, la autoridad ambiental expidió el 8 de enero la Resolución No. 0001, por medio de la cual le ordenó a Drummond suspender inmediatamente el uso de barcazas para cargar carbón.

Para refrendar que nadie en Colombia está por encima de la ley y evitar así una reincidencia, la autoridad ambiental debe revocar la licencia ambiental de Puerto Drummond hasta que implemente el cargue directo de carbón.

Andrés Espinosa Fenwarth

CEO de Inverdies

andresespinosa@inver10.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado