Andrés Jola Sánchez

China y los nuevos socios comerciales

Andrés Jola Sánchez
Opinión
POR:
Andrés Jola Sánchez
septiembre 09 de 2014
2014-09-09 04:53 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c5efc8c4108.png

Hace unos 20 años las importaciones colombianas provenían esencialmente de tres países: EE. UU., Venezuela y Japón. Estas naciones, en 1994 proveían cerca del 51 por ciento de todos los productos y servicios que importaba el país en ese entonces.

No obstante, el panorama político, el crecimiento de la economía China, así como la profundización de las relaciones comerciales con otras economías llevaron a que hoy, dos décadas después, se transformara la realidad comercial del país.

En el 2013, de acuerdo con cifras oficiales del Dane, cerca del 54 por ciento de las importaciones colombianas tuvieron origen en tres países: EE. UU., con una participación del 27,5 por ciento, China, con 17,5 por ciento, y México, con 9,3 por ciento. Es claro que EE. UU. ha aumentado de forma considerable su participación con ocasión del TLC firmado entre ese país y Colombia en el 2008. En el caso de México, ocurre una situación similar y su participación aumenta de manera importante a partir del 2004.

Sin embargo, con China sucede una situación especial. Aunque en 1994 ese país contribuía con un diminuto 0,8 por ciento del total de las importaciones colombianas, a partir de ese año se registraron crecimientos formidables cercanos al 28,3 por ciento anual.

Para el 2013, el valor anual de las importaciones con origen chino ascendió a u 10,3 billones de dólares, siendo con ello, el segundo origen más importante de las importaciones colombianas después de EE. UU.

No obstante, el panorama de las exportaciones al gigante asiático se sitúa muy por debajo de las expectativas. En el 2012, las exportaciones a ese país sumaron unos 3,3 billones de dólares, una tercera parte de las importaciones con origen chino. En el 2013 esta cifra ascendió a 5,1 billones y representó algo menos que la mitad del valor de las importaciones totales de ese país a Colombia.

La economía china representa un mercado de más de 1.350 millones de habitantes. ¿Cómo es posible que, ante evidentes barreras culturales y logísticas, China haya podido aumentar sus exportaciones a nuestro país de manera tan significativa en los últimos 20 años? ¿Y cómo Colombia, con cientos de oportunidades en productos de consumo básico y un mercado enorme por delante, no pueda mantener una balanza comercial positiva?

Diferentes programas de Gobierno como el de Transformación Productiva han resultado tener un impacto muy discreto en la actividad exportadora, los principales productos que vende hoy en día Colombia siguen siendo sus recursos naturales. El país está lejos de posicionar sus marcas en la cadena de abastecimiento global.

Por ello, es hora de darle un nuevo aire a la política comercial. En el nuevo periodo del presidente Santos, la nueva Ministra de esa cartera tendrá la responsabilidad de proponer un nuevo marco institucional y estratégico para consolidar, si existen, las oportunidades comerciales propuestas por los recientes tratados comerciales firmados, y, quizás más importante, enfilar esfuerzos por consolidar los mercados naturales y las ventajas y oportunidades globales que existen para los productos y servicios colombianos.

Andrés F. Jola Sánchez
Instructor Asociado, Kelley School of Business, Indiana University, EE. UU.
andres.jola@gmail.com

 


Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado