Beethoven Herrera Valencia

Moratoria de moda

Beethoven Herrera Valencia
Opinión
POR:
Beethoven Herrera Valencia
marzo 13 de 2016
2016-03-13 08:56 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

Las moratorias de las acreencias externas tienden a mostrar periodos de mayor ocurrencia, según lo expresa Carmen Reinhart, profesora de la Universidad de Harvard y autora, con Kenneth Rogoff, de la obra sobre el tema, titulada Esta vez es diferente.

En reciente artículo, Reinhart sostiene que estamos en una de esas etapas en las que se dan las condiciones para que diversos países incurran en reestructuración de sus deudas, o extensión de los plazos, reducción del monto de la deuda total, o cese de pagos parcial o total. (Project Syndicate, 2016).

Tras la caída del régimen zarista, el gobierno bolchevique aceptó pagar una porción de la deuda heredada para evitar las presiones externas que habrían dificultado la consolidación del régimen soviético. Y el gobierno sandinista – que derrocó a la dictadura de Anastasio Somoza– aceptó reconocer y pagar la deuda heredada, a pesar de que en su discurso ante la Asamblea de la ONU, el presidente Daniel Ortega había anunciado que la repudiaría. Pero el consejo de Fidel Castro lo indujo a cambiar de posición para evitar un embargo.

El Tratado de París declaró ilegítima y negó el pago de la deuda contraída por el régimen colonial español, y que España pretendía fuera asumida por el nuevo gobierno independiente, apoyado por Estados Unidos. Por su parte, en el 2008 el gobierno del presidente Correa, de Ecuador, negó el pago de la porción de deuda que la Comisión de Auditoría consideró ilegitima, porque eran deudas vencidas que fueron reactivadas, o deudas privadas que el gobierno había asumido.

Al recordar la historia de las moratorias, Reinhart muestra que a partir de 1850 hubo un periodo de moratorias, en 1840 cayeron en moratoria 9 estados de la Unión Americana, y otros 11 países vivieron igual situación en 1870. Puerto Rico soporta una deuda de 73.000 billones de dólares, que está en absoluta incapacidad de servir y no ha logrado reestructurar hasta hoy. Por tratarse de un ‘estado libre’, asociado a Estados Unidos, una moratoria suya sentaría un grave precedente hacia el futuro.

La autora muestra las dificultades que vive Ucrania para poder servir su deuda y considera que aunque Grecia ha obtenido créditos frescos para servir su deuda antigua, el total de su déficit es insostenible y ha hecho moratoria de la deuda con el FMI.

Aunque el gobierno argentino depositó en el banco intermediario los recursos para servir la deuda de los tenedores de bonos que habían aceptado la reducción de su valor, el juez Thomas Griesa, de Nueva York, bloqueó dichos pagos hasta que se saldara el total de la acreencia de los bonos de quienes se negaron a aceptar las reducciones del 2005 y 2010, y están en poder de los fondos ‘buitres’. Ello colocó a Argentina en moratoria ‘técnica’.

Beethoven Herrera Valencia
Profesor U. Nacional y Externado
beethovenhv@yahoo.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado